¿QUIÉN SOY?

Dividamos al grupo en dos equipos. No importa la cantidad de personas que tengamos. Los equipos pueden tener o no la misma cantidad de personas. En una caja pongamos veinte papeles, cada uno con el nombre de un personaje bíblico. Por turnos cada equipo saca un personaje de la caja y durante un minuto conversa acerca de todo lo que saben sobre este personaje (no compliquemos el juego con personajes muy desconocidos). Después de este tiempo, cada equipo intentará adivinar quién es el personaje haciendo preguntas que se respondan con SÍ o NO a uno de los miembros del otro equipo. Podemos permitirle a cada equipo hacer cinco preguntas, y luego decir quién es el personaje. Las repuestas deben ser contestadas con Sí o No, pero en caso de que el participante no sepa o se equivoque en lo que dice, se le dará una pregunta extra. (El líder deberá oficiar de juez en esto.) El líder define la cantidad de tiempo o puntuación que se asignará. Recordemos siempre tener un premio para el ganador y un premio de consuelo para el segundo lugar. (Laurie Christian). Aquí hay algunas ideas del tipo de preguntas que se pueden utilizar:

  • ¿Este personaje es del Nuevo Testamento?
  • ¿Este personaje es mujer?
  • ¿Este personaje es humano (a diferencia de Dios o ángeles, demonios o animales)?
  • ¿Este personaje es un líder político?

LA ISLA MISTERIOSA

El propósito de la siguiente actividad es que nos divirtamos y hablemos de temas como la comunicación, el trabajo en equipo, la cooperación, etc. También puede usarse como devocional para conversar acerca de la importancia de cada miembro del cuerpo de Cristo.

Para iniciar el juego expliquemos que un científico loco ha creado una bacteria mortal que ya se ha propagado en todo el mundo. Se necesitan equipos especiales capaces de contrarrestar esta bacteria. Dividamos al grupo en equipos de 5 personas. Cada equipo estará compuesto por un bioquímico, un farmacéutico y tres hombres o mujeres biónicos. Cada persona tiene una tarea especial dentro del equipo. Los bioquímicos se han reunido en la isla misteriosa, el antiguo laboratorio del científico loco, donde ya han creado el antídoto. Ahora solo se necesita llevar la estructura molecular del antídoto a los farmacéuticos que lo reproducirán y lo sacarán al mercado. La tarea de los bioquímicos es relatar (de manera oral) la composición de la molécula del antídoto a los hombres y mujeres biónicos para que los lleven a sus respectivos países. Los farmacéuticos tendrán que reconstruir el antídoto utilizando la información que les dieron los biónicos. La información que pasarán será la descripción de la estructura molecular del antídoto (hecha con palillos de dientes de colores y caramelos de goma). La tarea debe ser completada dentro de un tiempo determinado. Los habitantes de cada país morirán si la reconstrucción de la molécula del antídoto no es exactamente igual a la original o si no logran completar la labor en el tiempo indicado. El tiempo asignado puede ser suficiente para que todos terminen o para que ninguno lo haga, según como el líder lo desee.

Otras reglas:

A. Los hombres y mujeres biónicos son los responsables de transmitir la información verbal porque la isla misteriosa está rodeada de muchos peligros (podemos utilizar escaleras, cuerdas, cualquier cosa que te ayude a crear un ambiente adecuado), por lo que solo ellos pueden llegar desde la isla hasta sus países de origen.

B. Solo los bioquímicos pueden ver la estructura de la molécula del antídoto. Así que deberá haber algún tipo de pantalla o pizarra que oculte el dibujo de la estructura del antídoto.

C. Los farmacéuticos estarán provistos de muchos palitos de dientes de colores y de caramelos de goma de diferentes colores.

D. Los biónicos no pueden tocar las moléculas, solo los farmacéuticos.

Sugerencias:

A. Los bioquímicos deberán dar la información poco a poco, para evitar la confusión.

B. Tomemos tres minutos para que cada equipo le ponga nombre a su país (un nombre inventado es más divertido) y elaboren una bandera simple.

C. La distancia que los biónicos deban recorrer entre la isla y el país de origen dependerá del espacio disponible que tengamos o de la cantidad de ejercicio que queramos hacerles hacer, pero es recomendable que los farmacéuticos no vean a los bioquímicos. Es un gran juego para campamentos.

D. La dificultad del juego está determinada por la complejidad de la molécula del antídoto. Mientras más compleja, más tiempo les tomará transmitirla. (Milton Hom).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here