Aquí hay una manera para hacer que las historias y parábolas de la Biblia cobren un nuevo y refrescante significado, y que permite que todos los miembros del grupo participen. Formemos un círculo y suministrémosle a cada persona papel, cuerda y una lapicera. Cada chico tendrá que dejar caer su cuerda sobre el papel y dibujar su contorno. Ahora pidamos que cada individuo dibuje a partir de su diseño un ser vivo, ya sea una persona o un animal o cualquier cosa viviente.

Separemos a los jóvenes en grupos pequeños de tres o cuatro y démosle la tarea de utilizar todos los dibujos de su grupo para representar una historia o parábola de la Biblia. Una variante podría ser que inventen cualquier historia, pero que concluya con una moraleja bíblica. (Gary Liddle).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here