Aquí hay una idea para darle vida al pasaje de Gálatas 4:7. Antes de la reunión, escribamos las palabras del versículo en tiras de cartulina de colores, que tengan 5 por 12 cm. Coloquemos una palabra por tira hasta completar el versículo. Preparemos tantos conjuntos como equipos tengamos (un color diferente para cada uno).

En la reunión, démosle las instrucciones a cada equipo. Primero deberán escoger de entre ellos uno que hará de esclavo; y segundo tendrán que armar una cadena enlazando las tiras de cartulina en el orden correcto del versículo. Entonces será el momento de atar un extremo de la cadena a una de las muñecas del esclavo y el otro a la pata de una silla. El equipo que termine primero liberará a su esclavo; los otros tendrán que permanecer encadenados durante toda la discusión acerca de Gálatas 3:26 al 4:7.

Ejemplos de preguntas que pueden servirnos de muestra para que el grupo considere:

  • ¿Qué significa ser un hijo de Dios?
  • ¿De qué forma piensas en Dios como tu Padre?
  • ¿En qué manera eres esclavo del mundo?
  • ¿Cómo te ha liberado Dios de la esclavitud?

Rompamos las cadenas de los esclavos después de la discusión, pero hazlos servir bocadillos al resto del grupo. (Mary Legner).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here