Esta idea trata acerca del materialismo, y más específicamente sobre el campesino insensato (o el rico insensato) que aparece en Lucas 12:13-21. Dividamos al grupo en familias de entre 6 y 8 personas y entreguémosles una copia de las instrucciones de El campesino insensato:

“Ustedes son una familia y deben tomar una decisión familiar. Todos los integrantes de la familia tienen que llegar a un acuerdo; cualquier persona puede anular la decisión del grupo. Acaban de recibir $100.000 de una fuente inesperada. Ahora tienen que decidir en familia cómo usarán ese dinero. El único requisito que hay es que deben dar una explicación detallada de qué harán con el dinero y tienen que decidirlo en los próximos 10 minutos”.

Esto resultará en una acalorada discusión entre cada familia. Será interesante ver como la parábola es interpretada y adaptada para satisfacer las necesidades del grupo. Algunos querrán tomar la parábola literal y radicalmente; otros la verán como una hipérbole no aplicable hoy en día. Después de que todas las familias hayan tenido tiempo suficiente, pidámosles que se vuelvan a unir y cuenten los resultados de la charla, junto con el razonamiento que acompañó sus decisiones.

Para agregar un interesante giro a este ejercicio, solo a la mitad de los grupos démosles un pasaje de la Escritura: Lucas 13:13-21 antes de empezar la discusión. Esto hará que exista una diferencia notable entre los grupos que utilizaron el pasaje de la Biblia como una base para su discusión y los que no. Podemos aprovechar esta disimilitud para generar un debate acerca de la importancia de las Escrituras en el proceso diario de toma de decisiones. (Richard L. Starcher).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here