He usado el buceo bíblico una y otra vez para familiarizar a los chicos de mi grupo de jóvenes con los conceptos bíblicos básicos y con algunos de los pasajes más inusuales.

Los únicos materiales que se necesitan son Biblias para cada uno y comentarios bíblicos, que podemos obtener en la biblioteca de la iglesia. Organicemos a los chicos en pequeños grupos de tres a seis personas. Expliquémosles que tendrán 10 minutos para encontrar un pasaje de la Escritura que califique dentro de alguna de las siguientes categorías:

1. Dentro del texto hay una pregunta importante en relación al significado del pasaje.

2. El pasaje es inusual de alguna manera.

3. El pasaje es desafiante o inquietante en alguna manera.

4. Hay un mensaje significativo en el pasaje que se relaciona con las experiencias o sentimientos actuales de los participantes.

5. El pasaje es sencillamente extraño.

Después de 10 minutos pidamos a los grupos que se detengan. Por turnos los chicos deberán decir qué pasajes encontraron. El resto del grupo puede buscarlos. Si hubiera alguna pregunta con relación a los textos que nadie pudo contestar, invitemos a los expertos: los comentaristas bíblicos. Tal vez resulte necesario dar algunas instrucciones básicas acerca de cómo utilizar esos libros. Solicitemos que alguien lea en voz alta lo que el erudito de la Biblia tiene para decir acerca del pasaje y así todos aprenderán algunos antecedentes y significados en un contexto de investigación. Es como traer profesores del seminario para comentar pasajes extraños de la Escritura para nuestros chicos.

Tomemos bastante tiempo para que el grupo haga la puesta en común. Muchas veces en mi grupo de jóvenes llegamos al final de la noche sin que la mitad de los chicos haya logrado contar acerca de sus descubrimientos, a raíz de la participación tan activa en la discusión que se daba.

Las conversaciones se vuelven interesantes cuando los chicos descubren partes de la Biblia que nunca habían leído antes, especialmente las leyes extrañas encontradas en Levítico y el poema de amor de Cantar de los Cantares, de Salomón. (Michael Bell).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here