Aquí hay una versión divertida de la historia de Noé que tal vez queramos utilizar la próxima vez que estudiemos esa porción del Antiguo Testamento. Lo creamos o no, tanto el debate como la risa tendrán lugar. Se pueden encontrar muchos temas importantes aquí, así que utilicemos esta historia como mejor nos parezca. (Derek McAleen).

Y el Señor le preguntó a Noé: «¿Dónde está el arca que te he mandado a construir?»

Y Noé le contestó al Señor: «En verdad, he tenido tres carpinteros enfermos. El proveedor de madera me ha defraudado, a pesar de que la madera había sido pedida con doce meses de anticipación. ¿Qué puedo hacer yo, Oh Señor?»

Y el Señor le dijo a Noé: «Quiero el arca terminada exactamente después de siete días y siete noches»

Y Noé aseguró: «Así será».

Pero, así no fue. Y el Señor inquirió a Noé: «¿Cuál es el problema por el que no has cumplido con este plazo?»

Y Noé respondió: «Mi subcontratista se ha declarado en bancarrota. La brea que me has mandado colocar por dentro y por fuera del arca no ha llegado. El plomero está de huelga. Además, mi hijo que me ayuda con el negocio del arca, ha formado un grupo de pop con sus hermanos Cam y Jafet. Señor, no he logrado terminar».

El Señor se llenó de ira y le cuestionó: «¿Y qué ha pasado con los animales, el macho y la hembra de cada especie que te ordené recolectar para mantener su simiente viva sobre la faz de la tierra?»

Ante lo que Noé respondió: «Han sido entregados a la dirección equivocada, pero deben llegar el viernes»

Y el Señor agregó: «¿Qué pasó con los unicornios y las aves del cielo de siete en siete?»

Noé se retorció las manos y lloró, diciendo: «Señor, los unicornios son una especie en extinción; no se pueden conseguir ni por amor ni dinero.

Y las aves del cielo solo se venden en medias docenas. ¡Señor, Señor, ¿no sabes cómo están las cosas en este mundo!?»

Y el Señor en su sabiduría le dijo: «Noé, hijo mío, lo sé. ¿Por qué otra razón piensas que haría caer un diluvio sobre la tierra?».

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here