Las personas en la Biblia y los eventos en sus vidas no están en las Escrituras por accidente. Cada punto de interacción que vemos entre Dios y el hombre en la Biblia nos enseña acerca de la interacción que existe entre Dios y nosotros. Pablo dijo incluso, hablando acerca de los padres de la fe, que lo que se ha registrado de ellos en las Escrituras «quedó escrito para advertencia nuestra» (1 Corintios 10:11).

En otra carta él señaló que todo lo escrito en el pasado «se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza» (Romanos 15:4). Santiago nos dice que Elías fue un hombre como nosotros (Santiago 5:17). ¡Como nosotros! No un gigante espiritual o una maravilla de otro planeta, sino un tipo ordinario con los mismos problemas y fracasos que nosotros.

Aún más, la descripción que Santiago hace de Elías se aplica a todos los demás personajes de la Biblia, incluyendo a Santiago. En sus vidas vemos decepciones, victorias, fe fallida, fe poderosa, errores, momentos pecaminosos, y una restauración completa. Encontramos personas como nosotros usadas por Dios. Yo le llamo a eso esperanza.

GENTE A LA QUE LE GUSTA LA GENTE

Menciona a una persona a la que no le guste la idea de echar un pequeño vistazo a la vida privada de alguien que admire. A la mayoría de nosotros nos gustaría dar un vistazo detrás de escena, detrás de la puerta de la vida de los ricos y famosos… ¿Así que por qué no usar esa fascinación que sentimos por las personas, sus pasiones e intereses y debilidades y rarezas, como una vía de entrada para el estudio bíblico? Escarbar en la vida de alguien en la historia bíblica se llama hacer un estudio de personaje. Y créeme, hay muchos personajes.

Sin embargo, el propósito principal de realizar un estudio de personajes no es obtener información de los personajes como tales, sino aprender acerca del carácter de Dios. Dios es el personaje principal en la Biblia; los otros son actores de reparto que tienen un destello de protagonismo. Para ponerlo de forma más enfática, si todo lo que has obtenido con un estudio de María, la madre de Jesús (o de Daniel, Pablo, José, o David), son principios acerca de la persona, entonces has perdido el objetivo del estudio de los personajes. El punto es observar el carácter de Dios, sus trazos y formas de actuar, que se ven con mayor claridad en medio de la interacción de Dios con la gente.

CONECTAR LOS PUNTOS

Hace unos años desarrollé una teoría que quise poner a prueba. Estaba muy seguro de que mis jóvenes sabían bastante acerca de la gente que aparecía en la Biblia. Pero supuse que sabían muy poco acerca de Dios a través de las historias de estas personas. Así que preparé una pequeña encuesta en la que incluí una lista con los nombres de siete personajes bíblicos, y tres columnas vacías a la derecha. En la primera columna vacía, les pedí a los jóvenes que colocaran a los siete personajes en orden cronológico. En la segunda columna, les solicité que escribieran lo que sabían acerca de ese personaje. Y en la tercera columna, les indiqué que anotaran lo que sabían con seguridad acerca de Dios a través de las historias de estos personajes de la Biblia.

Menos del 10% de los jóvenes fue capaz de colocar a los personajes de la Biblia en orden. En la segunda columna los jóvenes escribieron una buena cantidad de características de los personajes. Pero la tercera columna, donde tenían que incluir información acerca de Dios, quedó casi siempre en blanco. Mis jóvenes podían ser muy elocuentes acerca de las personas y las historias de la Biblia, pero fueron casi incapaces de decir algo acerca de Dios, el personaje principal que yo quería que conocieran a través de las Escrituras. Y su incapacidad para poner a los personajes en algo que se asemejara a un orden cronológico solo reveló lo confusa que resultaba la revelación de Dios para ellos.

Cada historia de los personajes revela un rasgo o un aspecto del carácter de Dios que quizás no se presenta en ningún otro lugar de las Escrituras. Cuando vamos reuniendo las vidas de las personas como si fuera un juego de unir los puntos, un cuadro gigante de Dios emerge. Cada personaje y cada historia contribuyen al cuadro general. Aun en un libro como Ester, en el que Dios no se menciona por su nombre, vemos la mano providencial del Señor y su carácter trabajando.

CÓMO HACER UN ESTUDIO DE LOS PERSONAJES

Al observar a las personas de primera mano en las Escrituras, sin edición ni alteración, los jóvenes pueden ver lo reales que eran en verdad estos personajes. Y allí es donde ellos se convierten en la clase de personas de las que tus jóvenes pueden aprender y con las que pueden relacionarse.

Cuatro Pasos

1. Decide a Quién Quieres Estudiar. Comienza tu estudio del personaje buscando dónde se menciona en las Escrituras a la persona a través de una concordancia exhaustiva, un programa bíblico para computadora o una herramienta de búsqueda online. Asegúrate de llevar un registro de los pasajes principales que hablan acerca de la persona.

2. Reúne la Información Básica. Lee esos pasajes en tu Biblia y anota lo que sea posible descubrir, o copia los versículos en un procesador de palabras.

3. Profundiza la Información. Muévete a través de los pasos básicos de observación e interpretación, pidiendo: Dios, muéstrame y Dios, enséñame. Plantéate también los siguientes interrogantes:

  • ¿Hay alguna escena en la que Dios llame a este personaje a realizar alguna tarea especial? De ser así, ¿qué descubres acerca de cómo Dios llama a las personas a hacer su obra?
  • ¿Por qué se ha incluido la historia de esa persona en la Biblia? ¿Qué verdades que trascienden el tiempo se comunican?
  • ¿Cuál fue el trasfondo histórico de la vida de esa persona? ¿Dónde encaja dentro de la gran historia de Dios?
  • ¿Qué nos enseña la interacción entre Dios y esta persona acerca de cómo seguir a Dios?
  • ¿Qué te muestra el pasado o el presente de este personaje acerca de la clase de persona que Dios decide escoger y usar?
  • Si estás estudiando un personaje del Antiguo Testamento, ¿se hace mención de él en el Nuevo Testamento? ¿Qué visión de esta persona nos ofrece el Nuevo Testamento? ¿Cómo interpretó Jesús o el escritor del Nuevo Testamento la historia de esta persona?
  • ¿Escribió algo este personaje que esté incluido en la Biblia? ¿Qué perspectiva te dan estos escritos acerca de su historia o de su comprensión de Dios?

4. Aplica la Verdad. Después de que le hayas pedido a Dios que te muestre lo que él quiere que veas y te enseñe lo que él quiere que aprendas, haz la simple petición: Dios, cámbiame. Y agrega las siguientes preguntas para ayudarte a aplicar lo que has aprendido:

  • ¿Qué tengo que hacer para imitar las características de esta persona en cuanto a honrar a Dios?
  • ¿Qué situaciones de mi vida se parecen a las circunstancias de este personaje?
  • ¿Qué puedo imitar en mi relación con Dios?
  • ¿Qué aprendo acerca de Dios al verlo interactuar con este personaje? ¿Cómo puede ayudarme este conocimiento en mis circunstancias particulares?

Cuando sigas estos cuatro pasos en tu estudio personal, comenzarás a notar verdades importantes que también querrás que tus jóvenes descubran. Puesto que ya te has preparado, tendrás una muy buena idea de cuál es la mejor forma de presentarles este personaje a los jóvenes para que encuentren y marquen palabras que desplieguen esas verdades ante ellos, como se abrieron para ti. Los personajes más prominentes en la Biblia quizás requieran varias sesiones de estudio para poder abarcarlos cabalmente; otros personajes se pueden abordar en una sola sesión.

Ideas Para el Estudio en Grupo

A. Revista People: Crea un libro al estilo de la revista People que les muestre a los jóvenes cómo reunir información acerca de los personajes bíblicos en cada sesión. Usa tu creatividad aquí.

B. Expedientes personales: Crea un álbum de «expedientes personales» de los personajes bíblicos que tu grupo estudiará. En cada página incluye un cuadro en blanco para una interpretación artística y una lista de datos y preguntas. Los jóvenes pueden dibujar un gesto del rostro de este personaje, basado en un momento importante de su vida. Se puede incluir información general:

  • Nombre:
  • Edad:
  • Tribu (de Israel):
  • Padres (si se mencionan):
  • Trasfondo espiritual:
  • ¿A qué fue llamada esta persona?
  • ¿Qué cualidades especiales (si se mencionan) mostraba esta persona que la hacía adecuada para la tarea?
  • ¿Resultó exitosa en su tarea?
  • ¿Cómo o por qué fue exitosa?
  • ¿Cuál fue el momento más importante en la carrera de este personaje?
  • ¿Cuál fue el impacto más duradero de la carrera de este personaje? ¿Qué nos enseña este personaje acerca de Dios?
  • ¿En qué formas te gustaría imitar a esta persona?
  • ¿Cómo puedes aprender de los errores de esta persona?

HAZ UNA PRUEBA CON EL ESTUDIO DE UN PERSONAJE

Las ideas para el estudio de personajes de las Escrituras son prácticamente ilimitadas. Los siguientes dos ejemplos de estudios te darán una prueba de cómo examinar la vida de Elías y la de Felipe.

Elías

1. Atmósfera espiritual: 1 Reyes 16:29-33

  • ¿Cuál era la condición espiritual del pueblo de Dios?

2. Primera aparición: 1 Reyes 17:1

  • ¿Qué detalles de Elías aprendes a partir de este versículo?

3. El reto: 1 Reyes 18

  • Haz una lista de lo que está en contra de Elías.
  • Observa los detalles relacionados con la reparación que Elías hace del altar (un gran indicador de la condición espiritual de Israel). Nota que Elías en su oración se refiere a él mismo, a Dios, y al pueblo.

4. Evaluación del personaje en el Nuevo Testamento: Romanos 11:16-6 y Santiago 5:17

  • ¿Qué sobresale en el Nuevo Testamento acerca de Elías?

5. Aplicación.

  • ¿Cuántos de tus jóvenes sienten que son los únicos (en la escuela, en su hogar, o en un equipo deportivo) que intentan seguir a Cristo? ¿Qué pueden aprender de Elías?
  • Tomando como clave la historia de Elías, ¿cómo pueden contar con Dios cuando sienten que son los únicos que viven para él?

Felipe

1. Trasfondo espiritual: Hechos 6:1-7

  • ¿Qué nos enseñan estos versículos acerca de estar en un estado de disponibilidad para ser escogidos por Dios para una tarea?

2. Su impacto: Hechos 8

  • ¿Cómo respondió Felipe a la enorme persecución espiritual?
  • ¿Qué impacto tuvo en Samaria?
  • ¿Qué pasos condujeron a la salvación del etíope?

3. Aplicación

  • ¿Qué tienes que cambiar para que tú y tus jóvenes sean descritos como fue descrito Felipe en Hechos 6?
  • ¿Cómo te anima a ti ya tus jóvenes el impacto de Felipe en Samaria?
  • ¿Qué puedes aprender de la experiencia de Felipe con el etíope? ¿Cómo te ayudaría a ti y a tus jóvenes compartir la fe?
  • ¿Qué nos enseña la historia de Felipe acerca de cómo Dios usa a su pueblo?

Extracto del libro Cómo Enseñar la Biblia Con Creatividad

Por Barry Shafer

Lee la continuación de este tema AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here