9. CANALIZAMOS EL SENTIDO DE AVENTURA, RIESGO Y ENERGÍA DE LOS JÓVENES HACIA EL MINISTERIO.

Aventura, riesgo y energía son tres palabras claves para caracterizar a la juventud. Según la personalidad de cada uno, estas cualidades pueden acentuarse un poco más en algunos jóvenes. No obstante, todos desean vivir experiencias significativas.

Con toda franqueza, encuentro que la vida cristiana también debería caracterizarse por la aventura, el riesgo y la energía. ¡No encuentro ningún indicio de aburrimiento o pasividad en la relación con Dios! Más bien, cada día resulta una experiencia emocionante con él.

De modo lamentable, la realidad de nuestros grupos juveniles no refleja esta verdad. Si le pedimos a un joven que mencione cinco cosas alegres y emocionantes, o que describa algunas aventuras y desafíos que un adolescente puede vivir, difícilmente encontraremos al «grupo de jóvenes» en la lista. Sin embargo, sobrarán los ejemplos de juegos, deportes extremos, música, fiestas, viajes o espectáculos. Aceptémoslo, nuestras reuniones juveniles tienden a ser monótonas y no se comparan con lo que el mundo puede ofrecer.

Con mucha razón algunos señalarán con rapidez: «Tal vez no son tan emocionantes, pero su contenido es muy bueno», refiriéndose a la instrucción bíblica que allí se proporciona. Claro, para un joven es como decirle: «Esta canción tiene muy buena letra, pero una pésima música y un ritmo horrible, y la interpretan personas con voces espantosas» o «La película te va a enseñar mucho, pero es aburridísima». Para nosotros los adultos, el contenido es más importante que la forma. Para los jóvenes, si la forma no es buena, el contenido no importa. Sin embargo, no tenemos que dejar las cosas así. Creo que contamos con todos los elementos creativos para llevar a nuestro grupo de jóvenes a vivencias que en efecto sean aventuras emocionantes. ¡Esta debería ser una cualidad esencial de cada ministerio juvenil!

Los proyectos de servicio, ministerio o misiones fuera de las cuatro paredes de la iglesia pueden proveer esta frescura que los jóvenes necesitan.

  • ¿Qué ideas vienen a tu mente que incorporen, además del crecimiento espiritual, los conceptos de aventura, riesgo y energía?
  • ¿Con qué jóvenes o adultos podrías conversar para obtener algunas sugerencias de este tipo? ¿Crees que contarías con su apoyo para llevarlas a cabo?

10. ENCONTRAMOS LA OPORTUNIDAD DE PROVEER AFIRMACIÓN.

Efesios 4:29 nos recuerda que cada joven necesita escuchar palabras que edifiquen su carácter. Ellos necesitan oír constantemente palabras de aliento, estímulo y felicitación. (Dicho sea de paso, los jóvenes escuchan a diario una gran cantidad de mensajes que derrumban su autoestima, y no necesitamos que el grupo de jóvenes sea un lugar más de desánimo).

Cuando estamos involucrados juntos en una aventura del ministerio, podemos desarrollar de forma efectiva el sentido de la vista a fin de descubrir a los jóvenes haciendo las cosas bien. Deberíamos convertirnos en agentes secretos del éxito, en espías de las buenas obras. Entonces tendríamos de inmediato la ocasión de agradecerles por una buena actitud, felicitarlos por un trabajo bien hecho e estimularlos por el esfuerzo demostrado.

Durante cada proyecto aprendí a ver grandes cualidades en mis jóvenes. Pude observar directamente los actos heroicos que realizaban. Y lo mejor de todo es que los demás aprendieron a hacer lo mismo. Siempre resultaba muy emocionante en los momentos de evaluación no olvidar nunca tener un tiempo de afirmación. La metodología podía variar mucho. A veces simplemente colocábamos a un miembro del equipo en el medio y todos comenzábamos a decirle las cosas buenas que vimos durante el día: rasgos del carácter, actitudes y logros. Otras veces, buscábamos la oportunidad de que cualquiera pudiera afirmar a otro miembro del grupo. En ocasiones proveíamos tarjetas diseñadas para animar a alguien por escrito. Sé que muchos jóvenes conservan después de varios años esas pequeñas notas que significaron mucho (yo mismo aún conservo las mías y las leo de vez en cuando). Si no hubiera sido por el tiempo que pasamos juntos en un proyecto, no habría podido conocer las grandes aptitudes de mis jóvenes y nunca hubiera podido fortalecer esas cualidades de su carácter.

Con las ventajas que ya he expuesto, creo que resulta muy claro que los jóvenes estarán mejor preparados para liderar si han sido formados en una escuela de proyectos ministeriales. Ese fue también el caso de los discípulos de Jesús. Podemos esperar más de aquellos jóvenes que han escuchado y visto en acción el ministerio que hemos desarrollado juntos. En el próximo capítulo hablaremos un poco más acerca de esto.

¡EN MARCHA!

Debido a que el tiempo, el dinero y las fuerzas son limitadas, no podrás llevar a cabo todos los proyectos que tienes en mente ahora. No obstante, sí puedes trazar un plan para incorporar las sugerencias de forma progresiva y priorizar los proyectos que darán mejor resultado en este momento (sin lugar a dudas, los mismos prepararán el camino para futuras aventuras).

Te sugiero pensar inicialmente en un período de un año. ¿Qué crees que sea mejor, realizar seis, diez o doce proyectos en los próximos 12 meses? ¿Por qué? Asumiendo que hayas pensado en seis proyectos, comienza a completar la siguiente tabla para cada proyecto respondiendo las siguientes preguntas claves:

  • ¿Qué?
  • ¿Dónde?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cuánto?
  • ¿Quiénes?

Teniendo este punto de partida, debes hacer ahora una lista de los pasos necesarios para reclutar a las personas involucradas, capacitarlas, reunir los recursos necesarios y definir los detalles de operación (cosas como el transporte, los materiales, la promoción, etc.). Quizás puedas aprovechar el don de administración de alguno de los jóvenes u otro adulto de la iglesia.

  • ¿Cómo te imaginas que será tu grupo de jóvenes después de esta serie de proyectos?
  • ¿De qué maneras crees que estas ideas comenzarán a afectar tu liderazgo convirtiéndolo en uno más estratégico y audaz?

Extracto del libro “Estratégicos y Audaces”

Por Howard Andruejol

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here