¿CÓMO MEDIR EL ÉXITO EN EL MINISTERIO JUVENIL?

Es posible fallar de muchas maneras […] mientras que triunfar solo es posible de una (Aristóteles)

¿Qué crees que esperan las siguientes personas de ti y tu ministerio con los jóvenes?

  • Ancianos y pastores
  • Padres de familia
  • Los jóvenes del grupo
  • El equipo de líderes juveniles

¿Cómo te sientes frente a estas expectativas?

La lista de personas podría continuar si agregamos a los amigos no creyentes de los jóvenes (a los que invitamos a venir al grupo), las madres solteras de algunos jóvenes (las cuales necesitan modelos varoniles para ellos), los niños de la iglesia (que algún día serán jóvenes), los jóvenes del grupo que andan buscando novia (y quieren que siempre oremos tomados de las manos) y muchos otros, desde los líderes juveniles de otra denominación (que sienten que vas a robarte a sus ovejas) hasta los vecinos de la iglesia (que son egoístas y desean que bajes el volumen del equipo de sonido a las dos de la mañana). Todos tienen expectativas; o mejor dicho, todos tenemos expectativas.

  • ¿Qué es lo que tú mismo(a) esperas de tu liderazgo enfocado en los jóvenes?

¡DE UNA MISIÓN TERRENAL HACIA RESULTADOS POR TODA LA ETERNIDAD!

Todas estas expectativas pueden representar muchas direcciones a izquierda y derecha hacia las cuales encaminarnos. Todas parecen demandar nuestra atención y exigir dedicación. ¿A cuál vas a complacer? Si tienes que escoger, escoge siempre la que venga de arriba. ¡Elevemos nuestra mirada!

  • ¿Cuál crees que es la expectativa de Dios con relación a tu liderazgo y tu ministerio juvenil?

¿POR QUÉ DEBES APOYARTE SIEMPRE EN LA EXPECTATIVA DE DIOS PARA TU MINISTERIO JUVENIL?

  • Porque si a alguien no le gusta, puedes decirle que se queje con el autor: Dios.
  • Porque es el común denominador de la iglesia (Efesios 4:3-6).
  • Porque si Dios te ha llamado, ciertamente te fortalecerá (1 Timoteo 1:12).
  • Porque sus expectativas en efecto se cumplirán (compara, por ejemplo, Mateo 28:19,20 y Apocalipsis 5:9; 7:9).
  • Porque es más fácil alinear a alguien con la expectativa de Dios que a Dios con la expectativa de otro.
  • ¡Porque siempre representa una aventura de fe emocionante!
  • Porque se trata de sus ovejas y tú eres siervo(a) de Dios.
  • Porque conlleva una recompensa (1 Pedro 5:4).
  • Porque es una forma de glorificarlo (1 Corintios 10:31).
  • Porque es lo que nos distingue de ser solo una organización, empresa o asociación.
  • Porque de lo contrario, es más fácil renunciar.

COMENZANDO CON EL FIN EN MENTE

Las expectativas de los demás y las nuestras son útiles siempre y cuando estén alineadas con las de Dios. En otras palabras: ¡Sería terrible alcanzar los resultados que nosotros deseamos o los demás quieren y no obtener los que Dios espera! Por ello, conocer las expectativas de Dios es sumamente importante, ya que solo así podremos someter nuestros objetivos a su voluntad.

Algunos han tratado de resumir lo que Dios quiere para su iglesia o ministerio en una declaración de misión (cierta frase que indica qué espera Dios y qué esperamos nosotros de la iglesia o el grupo de jóvenes).

  • Si tu iglesia o ministerio juvenil posee una declaración de misión, escríbela de memoria a continuación:
  • Si no la tiene, ¿por qué crees que no se ha definido una? ¿De quién consideras que es esta responsabilidad?

Una buena declaración de misión es vital siempre y cuando sea:

  • Bíblica
  • Fácil de entender y recordar
  • Aquello que determine qué es lo importante
  • Un instrumento de evaluación de resultados

Por supuesto, existen otras características de una buena declaración de misión y hay libros que podrán ayudarte a escribir la tuya si todavía no la tienes. Sin embargo, más allá de tener una frase escrita, lo valioso de una declaración son los resultados que está produciendo.

  • ¿Cuánto crees que se avanzó en el cumplimiento de la misión durante la última semana?
  • ¿Cuánto crees que se avanzó en el último año?
  • ¿Cuán valioso crees que es tu aporte a este gran o pequeño avance?

Extracto del libro “Estratégicos y Audaces”

Por Howard Andruejol

Lee la continuación de este artículo AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here