Otras Versiones en Español (Estudio Paralelo). Comparar cómo se traduce una palabra en versiones diferentes de la Biblia es un gran primer paso en el estudio de las palabras. Esto te ayudará a ver si hay más de una forma en la que una palabra griega se traduce al español. También puede ayudarte a construir una imagen más completa de la palabra que estás estudiando.

Una buena regla de comprobación es consultar por lo menos tres versiones de la Biblia, y que cada una represente una parte diferente de la gama de traducciones. Primero, consulta una traducción más literal, como la versión Reina Valera. Segundo, consulta una traducción frase por frase, menos literal, como la Nueva Versión Internacional, o la versión Dios Habla Hoy. Y, en tercer lugar, échale un vistazo a alguna de las paráfrasis modernas, como la Biblia al Día. Si no tienes muchas versiones a tu alcance, revisa algún sitio web como biblegateway.com, que te permite comparar muchas versiones muy conocidas al mismo tiempo.

Cuando diriges un grupo de estudio con jóvenes que han traído sus propias Biblias, puedes revisar rápidamente una palabra, preguntando a los jóvenes cómo aparecen en sus diferentes versiones. Aquí está lo que encontrarás en Juan 14:21:

  • Los que aceptan mis mandamientos y los obedecen son los que me aman. Y, porque me aman a mí, mi Padre los amará a ellos. Y yo los amaré y me daré a conocer a cada uno de ellos. (NTV)
  • ¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él. (NVI)
  • El que hace suyos mis mandamientos y los obedece, ese es el que me ama. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me mostraré a él. (NBD)

Comparando estas tres versiones en español, ya has obtenido una imagen más detallada de las promesas de Jesús en cuanto a mostrarse. Sin embargo, esto también da lugar a algunas preguntas: ¿Cuál de estas versiones se acerca más a comunicar lo que realmente dijo Jesús?, ¿Cuál comunica con más exactitud las palabras que Juan, el escritor, fue inspirado a usar cuando registró la promesa de Jesús para nosotros?

La Concordancia. El segundo paso en nuestro estudio de palabras es buscar en la concordancia de la Biblia. Una concordancia bíblica exhaustiva es un índice de todas las palabras griegas o hebreas contenidas en la Biblia. En 1894 James Strong produjo la Concordancia Exhaustiva de la Biblia… La concordancia Strong presenta la invaluable innovación de codificar cada palabra griega o hebrea con un número, haciendo de esta la herramienta de referencia para generaciones de estudiantes de la Biblia. (Esto explica por qué no es necesario saber hebreo o griego para utilizar esta herramienta increíble; solo tienes que ser capaz de contar).

Usar la Concordancia Exhaustiva de Strong es fácil: Regresa al ejemplo de Juan 14:21. Digamos que quiero saber cuál fue la palabra griega que Juan usó para el término «mostrar», en la promesa de Jesús. Uso mi concordancia Strong, busco la palabra «manifestar» (Strong está codificado con la versión Reina Valera o con la NVI). El número Strong para la palabra es 1718. Mientras estoy allí, veo que hay muchos otros versículos de la Biblia que contienen la palabra “manifestar”. Y noto que esos versículos ofrecen números diferentes para la palabra «manifestar». Eso me indica que hay más de una palabra griega que puede ser traducida por «manifestar o mostrar».

¿Por qué es importante esto? Porque si me tomo el tiempo para analizar esas palabras y sus significados, aprenderé sobre muchas palabras griegas que Juan podría haber usado para mostrar, pero no lo hizo. Esas palabras griegas pueden agregar luz a mi comprensión de Juan 14:21 diciéndome un poco más de lo que no es mi palabra. Armado con mi número confiable de Strong, 1718, me dirijo a la parte de atrás de la concordancia para localizar mi palabra en el diccionario griego. Aquí encuentro la traducción de mi palabra: «emphanizo». También encuentro la definición: «exhibir» (en persona) o «descubrir» (a través de palabras), «aparecer», «declarar» (de forma clara), «informar», (voluntad) «manifestar, mostrar, indicar».

Listo. No soy una autoridad, pero ahora conozco la palabra griega que se traduce por “manifestar” y sé un poco de lo que significa. Antes de avanzar al siguiente paso, me gustaría grabar esa información en mi computadora, y apuntar unas cuantas notas, ya sea en papel o en mi Biblia.

Biblia Interlineal. En una Biblia interlineal, el texto hebreo o griego se lee paralelamente a la traducción en español. Interlineal es el término técnico para «entre líneas». El texto hebreo o griego frecuentemente va en letras pequeñas entre las líneas de la traducción en español. A pesar de las letras chiquitas, la Biblia interlineal provee muchas cosas extras, que aquellos a los que les gusta bucear en la Biblia aman. Al mismo tiempo que tienen el número de Strong en cada palabra, muchas Biblias interlineales dicen qué función gramatical cumple esa palabra (si es sustantivo, verbo, preposición, adjetivo). También provee tiempos verbales, modos y voces…

Veamos lo que sucede cuando consulto una Biblia interlineal, en este caso El Estudio Completo del Nuevo Testamento con Paralelo en Griego, acerca de mi palabra «emphanizo». Volviendo a Juan 14:21, veo la palabra “manifestar” con el siguiente código gramatical impreso sobre él: ft1718. El número 1718 es, por supuesto, el número de la referencia de Strong para «emphanizo». Las letras ft me dicen el tiempo verbal. La hoja de pistas del libro me hace saber que ft indica el tiempo futuro activo. La hoja con claves también me informa sobre la sección del libro a la que puedo recurrir para aprender sobre el tiempo futuro activo. Ahí descubro que, en el antiguo griego, el tiempo futuro por lo general se refería a una acción puntual, en lugar de una acción lineal, lo que no significa absolutamente nada para la mayoría de nosotros.

Afortunadamente, el libro lo explica: Puntual indica algo que sucede en un punto específico en el tiempo, mientras lineal describe algo que continúa sucediendo en un modo secuencial. También recuerdo que el escritor de Juan 14:21 usó la voz activa, lo que indica que es el sujeto el que llevaba a cabo la acción en ese versículo.

Para resumir: De acuerdo con el uso que Juan le da a «emphanizo», Jesús realizará la acción cuando yo haya obedecido sus mandamientos. Él (el sujeto en este versículo) se mostrará a mí en un tiempo definido. Podríamos detenernos ahí, conociendo una buena parte de lo que Jesús prometió en Juan 14:21. Pero, ¿por qué parar cuando ya estamos en la marcha?

Léxicos/Diccionarios de Estudio de Palabras. Nos indican de qué modo eran utilizadas las palabras bíblicas en los diálogos cotidianos de los pueblos antiguos y en la literatura extra bíblica. También nos muestran en qué otro lugar de las Escrituras fueron utilizadas esas palabras y nos proveen más definiciones completas. Estos diccionarios, por lo general, vienen abreviados, y contienen palabras clave del Antiguo y Nuevo Testamento, pero no todas las palabras. Solo necesitas el número de Strong para encontrar la palabra que estás buscando, y de nuevo, no hay necesidad de saber el alfabeto griego o hebreo. Algunas incluso están ordenadas alfabéticamente en nuestro idioma.

Buscando en el Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento de Vine, veo que «manifestar» (emphanizo) en Juan 14:21 se define como «manifestar, hacer manifiesto». Eso no agrega mucha perspectiva. Pero luego, Vine me manda a otra forma de la palabra, «emphaino», que significa «mostrar, exhibir», o «hacer brillar».

En el Diccionario Completo de Estudio de Palabras de Zodhiates (Nuevo Testamento), busco el número de Strong 1718 y encuentro la definición de «emphanizo»: «hacer claro, hacer que se vea, mostrar». También veo una referencia de Juan 14:21 con una definición más específica: «de una persona, manifestarse uno mismo, permitir ser conocido y entendido íntimamente». Ahora el uso que Juan hace del término manifestar en Juan 14:21 está enfocado. Me intriga saber si estas definiciones se alinean para comunicar una manifestación de Jesús que solo se puede describir de manera obvia… una clara y presente realidad… algo que no se puede perder.

Una parada más antes de concluir mi estudio de la palabra «emphanizo», por lo menos por ahora. Cuando realices el estudio de una palabra, los comentarios que más te ayudarán son aquellos que se apoyan en el griego o hebreo original, en lugar de aquellos que, por naturaleza, son más devocionales. Desafortunadamente, las series de comentarios son algo caras. Tu mejor apuesta es buscarlos en la biblioteca de tu pastor o de la iglesia, en la biblioteca local, en la universidad cristiana más cercana, o en la biblioteca de un seminario.

Verás que he reservado los comentarios para nuestro último paso. Es intencional. ¿Por qué? Porque es fácil lanzarse a la búsqueda de un comentario y perder la recompensa del descubrimiento personal. La dependencia de los comentarios también nos enseña (y algunas veces nos tienta) a depender más de la opinión de alguien que de nuestra propia experiencia de primera mano con la Palabra de Dios. Te recomiendo hacer primero tu propio estudio de las palabras, y luego usar comentarios para comparar las conclusiones y tal vez ponerle algún adorno al pastel.

En el Nuevo Comentario Internacional sobre el Nuevo Testamento, publicado por Eerdmans, en el volumen de Juan, aprendí que la palabra «emphanizo» en Juan 14:21 tiene el sentido de una muy clara y llamativa aparición. Entonces, ¿qué significa todo esto? El uso específico que hace Juan de «emphanizo» indica que la aparición de Jesús será notable, y no una señal misteriosa. El tiempo verbal nos indica que eso sucederá en un tiempo definido. Y el uso de la palabra en la literatura clásica griega nos indica que está será una aparición llamativa, que no nos la podemos perder.

Eso no suena, ni por lejos, como algo que vaya a suceder «en teoría», ni tampoco como algo para el fin de los tiempos. Suena a que cuando aceptamos y obedecemos los mandamientos de Jesús, experimentaremos la notable y palpable presencia de Jesús. El hará una aparición. Él brillará. Tendremos un entendimiento más íntimo de él.

Ahora comprendemos mejor la palabra «manifestar», la promesa de Jesús es mucho más vívida, real, y menos difusa en las Escrituras. Eso nos da una nueva meta para apuntar en nuestra interacción con las palabras de Jesús. Imagina a tus jóvenes teniendo esta clase de experiencias con Jesús. Considera cuántas soluciones espirituales y fortaleza para tu fe puedes ganar al experimentar la tangible presencia de Jesús de forma regular.

Extracto del libro Cómo Enseñar la Biblia Con Creatividad

Por Barry Shafer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here