Volvamos a nuestro estudio acerca del “equipamiento” al estilo katartizo. Basándonos en lo que hemos observado en las Escrituras, la pregunta final que debemos hacernos es: «¿qué tengo que hacer ahora?» Piensa en tu agenda del ministerio juvenil. (De verdad, hazlo. Yo te espero). Al echarle un vistazo a tus esfuerzos por discipular, ¿cómo se compara esto con los diferentes usos de katartizo mencionados anteriormente? (Por cierto, te sugiero firmemente que lleves un registro escrito de tus respuestas sobre aplicación, tales como estas. A mí me funciona, y estoy dispuesto a apostar que también te funcionaría a ti). Al considerar tu agenda, ¿puedes ver en ella una oportunidad para que Dios haga el equipamiento?

Al evaluar los diferentes tiempos que tienes para enseñar, ¿confías en la Palabra de Dios para que sea la que enseñe? Piensa en alguna de las técnicas o ilustraciones que normalmente usarías para hacer llegar el mensaje. ¿En qué rango pondrías a la Palabra de Dios en comparación con esas herramientas?

Piensa en tus líderes y sus dones espirituales, las personas que encabezan estos esfuerzos. ¿Están ellos entusiasmados con la Palabra de Dios, y tienen la pasión para asegurarse de que los jóvenes la comprendan? ¿Son ellos los líderes dotados espiritualmente a los que Dios les ha encomendado el ministerio?

Un Modelo Para el Discipulado

Pongámonos hiperprácticos por un momento. Imagínate pasar una hora con tus jóvenes estudiando un pasaje bíblico como un líder dotado espiritualmente que ha dedicado tiempo a estudiar el pasaje, le ha preguntado a Dios que es lo que él quiere que vea y le ha pedido que le enseñe lo que él quiere enseñarle. Te has comprometido a cambiar, ya has hecho diferentes ajustes después de entender lo que Dios te ha enseñado. Hasta has tenido varios momentos de ¡oh!y¡ah! en el camino.

Ahora es tiempo de guiar a tus jóvenes. Pero en lugar de decirles lo que Dios te ha enseñado, permites que lo descubran por ellos mismos. Les permites que experimenten los beneficios que trae el hecho de que sea Dios mismo el que les muestre. Puesto que ya te has preparado, tienes una idea clara acerca de cómo guiarlos y animarlos a encontrar palabras claves que les ayuden a entender mejor el pasaje, así como tú mismo lo descubriste.

Observaciones de “Katartizo”en las Escrituras.

Juntos hemos visto tres instancias de “katartizo”en las Escrituras. ¿Quieres un panorama más completo? “Katartizo” es traducido en algunas versiones como “equipar”en Hebreos 13:21, 2 Timoteo 3:17 y Efesios 4:12. En los siguientes pasajes bíblicos, los traductores han interpretado “katartizo”de diferentes formas. Cuando leas estos versículos en tu Biblia, busca quién es el que equipa, quién está siendo equipado y cuáles son los resultados. Registra especialmente quién es el agente especial que participa en el proceso.

  • 1º Corintios 1:10 (estar perfectamente unidos).
  • 2º Corintios 9:5 (estar listos).
  • 2º Corintios 13:9 (ser completamente restaurado).
  • 2º Corintios 13:11 (experimentar restauración).
  • Gálatas 6:1 (restaurar).
  • 1º Tesalonicenses 3:10 (suplir lo que hace falta).
  • Hebreos 11:3 (formar).

Dado que Dios habla suave y personalmente a cada corazón, debes incluir un poco de quietud, algún espacio para que puedan estar a solas con Dios y con el pasaje. Esto les garantiza disponer de unos minutos sin tener que escucharte, oír a sus amigos, o cualquier otra cosa que suceda en ese momento. Eso también permite que Dios y su Palabra entren directa y poderosamente para que ellos experimenten el proceso de equipamiento. Después de unos minutos, pueden regresar todos al grupo para juntos procesar en comunidad la información que los jóvenes recibieron individualmente.

Como líder espiritualmente dotado, debes tomar las riendas para guiar el debate. Tienes que saber cuándo dar libertad, a medida que los jóvenes piensan en voz alta sobre el pasaje. Y también debes tener en claro cuándo los debes regresar al tema si se están desenfocando, para que nadie se pierda la aplicación que Dios mismo tiene para su Palabra.

Totalmente Preparado y Listo Para Actuar

No pierdas de vista lo que katartizo (equipamiento) logra: los hace completamente preparados, sin ninguna deficiencia. Mi forma favorita de usar esta palabra en la literatura griega es la imagen de preparar un barco para la batalla. No es solo que resulte seguro para navegar (léase imposible de hundir), sino equiparlo con todas las armas necesarias para atacar y defenderse. ¿Es eso lo que tú y yo estamos procurando hacer con nuestros jóvenes?

Es más que entrenar. Es más que un programa de discipulado. Hebreos, 2º Timoteo y Efesios nos sugieren que eso sucede en el ámbito espiritual … cuando los jóvenes experimentan personalmente a Dios y su Palabra bajo la dirección de líderes llamados por Dios y dotados divinamente. Al dar lugar a esta tríada de equipamiento en tu ministerio juvenil, empezarás a ver más de lo que Dios promete en esos pasajes. Sinceramente, ¿qué más queremos que lo que Dios nos ha garantizado? Contesta esta pregunta, y la vida de tus jóvenes nunca será la misma.

Extracto del libro Cómo Enseñar la Biblia Con Creatividad

Por Barry Shafer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here