MATERIAL: Un cinturón o un pañuelo por jugador.

PARTICIPANTES: Sin límite.

DESARROLLO: Se hacen parejas y estas parejas se tumban en el suelo juntos (uno al lado del otro) formando un circulo con las parejas bien separadas. Se elige a una persona que cuenta y a otra que debe ser descubierto. El que cuenta debe intentar golpear con el cinturón o el pañuelo al otro jugador y en el momento que lo consiga, se intercambian los papeles, el que contaba pasa ahora a correr para que no le atrapen y el que corría para que no le atrapen pasa a contar. Se sigue así con esta dinámica de juego, hasta que al que tienen que atrapar decide tumbarse al lado de una pareja que este tumbada, en ese momento la persona que esta tumbada justo al otro lado de donde se ha tumbado al quien tienen que atrapar pasa a ser este a quien tienen que agarrar (explicación gráfica, si hay una pareja tumbada formada por X e V [XV], si llega una persona B a la que tienen que atrapar y se coloca así: [XVB], será ahora X la persona por atrapar, se hubiese colocado así: [BXV], seria V la persona a la que tienen que agarrar.

OBSERVACIONES: Este juego conviene hacerlo en un lugar donde tirarse rápidamente al suelo no suponga apenas ningún riesgo, como podría ser en un prado con césped, la playa, un local cubierto con colchonetas. También conviene jugar con personas que más o menos se lleven muy bien entre si y que admitan que es un juego y que no se vayan a picar porque no se quien le ha dado muy fuerte con el cinturón. para suavizarlo un poco en vez de usar un cinturón se puede ir a tocar simplemente.

Artículo anteriorJuegos – EL JUEGO DE LOS NÚMEROS
Artículo siguienteJuegos – REBAJAS
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here