Su dinero está en el banco. De allí gira cheques a otras personas y provisiona en su presupuesto para pagos futuros como: servicios mecánicos, vacaciones, inscripciones de colegio o universidad, gastos para celebraciones de cumpleaños y más… ¿Cuánto dinero tiene disponible en el banco? Y ¿Cuánto dinero verdaderamente puede utilizar? Son dos temas muy distintos. Usted podrá tener en el banco $1000 y feliz va y retira los mil. Ahora tendrá un pequeño problema, porque había girado dos cheques. Uno por $200 y otro por $300. Además, en su presupuesto usted tiene ya provisionado para pagos futuros un total de $300.

¿Puede entonces usted disponer libremente de los $1000 que tiene en su cuenta bancaria? No, porque de esos mil, ya tiene comprometidos en dos cheques que pronto cobrarán y en provisiones para pagos futuros un total de $800. Esto quiere decir que, aunque su saldo en su cuenta bancaria dice $1000, usted sólo dispone de $200 para cualquier otro gasto. Si usted retira los $1000 y luego llegan a cobrar los dos cheques que giró, no sólo no podrán cobrarlos por falta de fondos, sino que el banco le cobrará dinero por girar cheques sin fondos. Además, quedará mal con las personas a las que usted les giró los cheques, ya que incumplió en el pago prometido.
Por otro lado, si usted retira los $1000 para gastar en otra cosa y luego llega el día en que tiene que realizar los pagos anuales para los que estuvo provisionando – ahorrando mes a mes –, no tendrá el dinero para hacerle frente a sus compromisos. A este control de ver cuánto tengo en mi banco y restarle los cheques que he girado y a la vez el monto total del dinero que he provisionado en mi presupuesto para pagos futuros, se le llama, conciliar una cuenta.

Con la conciliación de cuenta, lo que usted busca averiguar, es cuál es su saldo real. Es cierto, hay un saldo contable en su estado de cuenta bancario, pero ese no es el saldo real. El saldo real será igual al saldo contable menos los cheques girados aún no cobrados y menos el total de las provisiones que tiene para el pago de gastos futuros. Con los avances tecnológicos, cada vez se utilizan menos cheques. Yo realizo sólo uno o dos pagos con cheque cada mes. Pero si usted utilizará cheques para realizar sus pagos, asegúrese de tomarlos en cuenta a la hora de conciliar su cuenta. Si no utilizará cheques, no olvide descontar de su saldo contable en su estado de cuenta bancario ya físico o en línea, el total de las provisiones para pagos futuros.

¿Cuál es el punto de todo esto? Que usted sepa con certeza dos cosas. La primera, cuánto dinero tiene en el banco. Y segundo, cuánto de ese dinero está disponible para que usted pueda utilizarlo en cualquier momento. Lo que quiero evitarle es que usted dude cuando se pregunte ¿Cuánto dinero tengo? Porque usted lleva su conciliación bancaria al día, en todo momento. Y no se come las provisiones, para gastos futuros.

Lección #18: Concilie su cuenta bancaria. El saldo en su estado de cuenta bancario, es el saldo contable, pero no el saldo real, del que puede disponer en cualquier momento. El saldo real es igual al saldo contable menos los cheques girados aún no cobrados y menos el total de las provisiones que tiene para el pago de gastos futuros. Usted no puede hacer uso de su saldo contable, sólo puede disponer de su saldo real.

Extracto del libro El Maestro del Dinero

Por Alex López

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí