Los tres puntos principales que se cubren en esta sesión son:

  • ¿Cómo podemos hablar sobre la fe con otras personas?
  • Hay maneras buenas y malas de compartir la buena nueva sobre Jesucristo. Nosotros podemos marcar la diferencia.

Materiales necesarios:

  • Papel, bolígrafos, revistas viejas, tijeras, cola de pegar, etc. para la actividad en grupos pequeños
  • Para los grupos pequeños fotocopias de instrucciones para cada uno de los 5 juegos de rol.
  • Velas para la actividad de cierre.

INTRODUCCIÓN

Da la bienvenida al grupo. Trataremos el tema de cómo hablar de nuestra fe con otras personas y ¿por qué y cómo debemos hablarles a otros?

CONOCIÉNDONOS MEJOR

Imagínate que eres la persona más importante de tu país en todas las esferas principales, como por ejemplo el mundo de los negocios, las finanzas, la educación, la política y los deportes. Te han pedido que piensen en maneras para hacer que Jesucristo sea famoso en tu país. ¿Cómo lo harías?

Los grupos tendrán algo de tiempo para pensar sobre esto y luego presentar sus ideas. Si es apropiado, puedes representar actuando los anuncios o comerciales que propones o crear tu propio material de publicidad. Proporciónales papel y varios rotuladores y si es posible revistas y periódicos viejos, tijeras y cola de pegar.

MATERIAL DE ENSEÑANZA

Hoy los grupos pequeños desarrollarán y practicarán una parodia corta, que se usará como ilustración o ejemplo en la sesión de enseñanza que viene a continuación. Hay cinco juegos de rol, si tienes cinco grupos, será coser y cantar. Si tienes menos de cinco, necesitarás que cada grupo haga más de uno. Y si tienes más de cinco podrás disfrutar de diferentes interpretaciones de cada uno. Los cinco se consideran a continuación.

Introducción

Deberás conducir un debate abierto sobre cuáles son las formas mejores y peores de hablar sobre nuestra fe con otras personas. Podemos hacerlo bien o podemos hacerlo mal, pero la realidad es que Jesucristo ha pedido a los cristianos que se lo cuenten a otros, todo el mundo necesita saber que nada en la vida puede hacerles realmente felices a menos que tengan una relación de amistad con Dios. (Mateo 28:16-20).

¿Cómo podemos hacerlo de la mejor manera posible cuando hablemos con otras personas sobre Jesucristo?

Las personas con las que tenemos una responsabilidad de hablarles de Jesucristo, son aquellas con las que tenemos una relación. Afortunadamente, hay muchas formas de hablar con otros sobre nuestra fe.

1. Vive el mensaje.

Juego de rol 1. Los hechos dicen más que las palabras. Cuando le decimos a otros lo que hacemos o cómo actuamos es a menudo más importante que lo que decimos.

Ideas. Muestra a una persona afectada de forma positiva por un acto de bondad, o por el comportamiento de alguien.

La forma en la que vivimos es más importante que las palabras que decimos. (Mateo 5:13-16).

2. Cuenten el mensaje.

Juego de rol 2. No necesitas tener todas las respuestas. Para contarle a otros las buenas noticias no es necesario ser un maestro magnífico que lo sabe todo. Se trata de ayudar a otros a encontrar las respuestas que les preocupan o que les impiden creer.

Ideas. Muestra un debate e intenta ilustrar cómo algunas preguntas son sólo para hacerse el importante y parecer inteligente, mientras que otras son realmente importantes y necesitan escucharse.

No todos los que nos hacen una pregunta sobre el cristianismo están realmente interesados en la respuesta. Puede que estén haciéndose los interesantes o buscando algo sobre lo que discutir. Si vemos que es importante para la persona que pregunta, debemos intentar responder en ese momento, o más tarde cuando hayamos tenido la oportunidad de hablar con otro cristiano sobre el tema o de haberlo consultado en un libro (2 Corintios 5:11). No te preocupes si no sabes la respuesta, pero pon interés en encontrarla después.

3. Presenta el mensaje.

Juego de rol 3. ¿Qué haces el viernes por la noche? A menudo es más fácil llevar a un amigo a escuchar una presentación sobre el cristianismo, que tratar de explicarlo todo nosotros mismos.

Ideas. Muestra a un cristiano intentando reunir valor para invitar a un amigo a un encuentro en la iglesia.

A veces tendremos la oportunidad de explicar todo sobre el cristianismo a algún amigo que esté o a algún pariente. A veces resultará más fácil invitarle a un encuentro especial donde alguien puede presentar noticias de una forma clara y fascinante (Juan 1:39-42).

4. Da el mensaje con poder.

Juego de rol 4. Lo que tengo te doy. Éste procede directamente del Nuevo Testamento. Muestra cómo los milagros y las demostraciones del poder de Dios pueden ayudar a la hora de hablar con otros sobre nuestra fe.

Ideas. Lee Hechos 3:1-10 y representa un “sketch” basado en esto. Puede desarrollarse centrado en la actualidad.

Éste está sacado directamente del libro de los Hechos en la Biblia. Dios usa a menudo milagros para respaldar el mensaje. Hace que sea más fácil convencer a la gente (Hechos 3). Dios sigue haciendo milagros hoy en día y no debemos temer pedirle que muestre su poder y que se dé a conocer a las personas.

5. Ora por el mensaje.

Juego de rol 5. No funciona a menos que tengas una fuente de energía. La oración es la fuente de energía para cualquier intento de hablar con la gente sobre Jesucristo. Si no hay oración no hay energía y nuestros intentos no tienen el impacto que deberían tener.

Ideas. Podrían inventar un “sketch” sobre algo a lo que se le agota la energía o la batería (una computadora o un automóvil, por ejemplo) y como reconectándolo con una fuente de energía, vuelve a funcionar.

  • Ora para que los ojos de las personas sean abiertos a la verdad de Dios (2 Corintios 4:4).
  • Ora para que Dios nos dé fuerza para hablarles de nuestra fe (Hechos 4:29-31).

CONCLUSIÓN

¿Qué preferirías tener: $10,000 todos los días durante 20 días o $1 que dobla su valor acumulativo todos los días durante 20 días? Los más listos escogerán $1 que al final les proporcionará $524.288.

Es fácil pensar que nunca voy a ser un buen predicador, así que no tiene sentido que haga ningún esfuerzo en hablar sobre Jesucristo con ninguno de mis amigos. ¿Qué puedo cambiar yo?

Esto es un error: del mismo modo que el $ que se iba doblando se hizo más grande que los $10,000 de cada día, así ocurrirá si todos traemos a Jesucristo un amigo al año, y les ayudamos a traer a uno de sus amigos al año siguiente. Veríamos un gran número de jóvenes que han llegado a conocer a Jesucristo.

¿Puedes comprometerte a hacer una de estas cosas la semana que viene?

  • Pídele a un amigo que te acompañe a un encuentro para jóvenes.
  • Ora por un amigo.
  • Haz un esfuerzo para hablar con alguien que se encuentre solo en la escuela.
  • Cuéntale a alguien la historia de cómo te convertiste en cristiano.

No te rindas nunca (Romanos 1:16). Puede que nunca conozcamos el efecto de algo que hayamos hecho o dicho, pero Dios usará nuestras vidas y nuestras palabras si confiamos en Él.

Debate en los grupos pequeños.

Antes de la actividad de cierre, dedica un poco de tiempo con el grupo pequeño para pensar sobre lo que se ha discutido. Puede que quieran hablar sobre amigos suyos que no conocen a Jesucristo, y sobre cuál sería una buena forma de hablarles sobre estas buenas noticias.

Cierre. La luz del mundo.

En un ambiente de silencio y reflexión entrega una vela a cada persona del grupo y apaga las luces o cierra las cortinas, para oscurecer la sala todo lo que puedas. Enciende una vela y úsala para encender las velas de las personas que están a ambos lados. A continuación, ellos encenderán la vela de la persona que tienen al lado y así sucesivamente, hasta que todo el grupo tenga las velas encendidas. Esto posiblemente tiene más fuerza si no se explica. Los jóvenes podrán hacer las deducciones adecuadas, pero puede ser buena idea concluir con una oración.

Extracto del Manual Alpha Para Jóvenes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here