Texto: NÚMEROS 14 (leer con Biblia a mano)

LA REACCIÓN
¿Cómo reacciona el pueblo luego de escuchar el informe fatalista de los líderes incrédulos? (vs.1-4)
¿Te das cuenta? Diez príncipes (líderes) incrédulos y cobardes le presentan al pueblo un informe pesimista y los asustan: “No podemos, somos débiles, nos van a aplastar… ¡Somos langostas!, ¡Somos langostas! ¡Quiero ir con mi mamá!… ¡Buaaah!… mamáááááá… ¡Buaaaah!”.
Gritan…
Lloran…
Se quejan…
Abortan la promesa…
Se rebelan…
El pueblo no cree la Palabra de Dios pero escucha atentamente la palabra de los príncipes y se descontrolan: “Nos van a matar. Volvamos a Egipto. Nuestros hijos van a morir. Elijamos a un nuevo líder…”. ¡Incrédulos!
Se dejan arrastrar por la opinión de las personas.
Se dejan llevar por sus propias dudas, por sus propios sentimientos de inferioridad. Le creen más a sus propias emociones de miedo e inseguridad que a la Palabra que Dios les dio.
Y lo que comenzó bien… termina muy mal…

Somos muy parecidos a ellos. Estamos más pendientes de las opiniones y comentarios de nuestros amigos, familiares y hermanos/as de la igle, que de Dios y su Palabra. Nos dejamos influenciar más por los medios de comunicación (con su perversa manipulación de la información) que por la Palabra de Dios. Permitimos que ambientes de incredulidad, rebeldía, fatalismo, pesimismo o negativismo nos llenen la cabeza con toda clase de pensamientos de miedo, ansiedad y preocupación, en lugar de creer y declarar la poderosa Palabra que nos fue dada. Es más fácil y cómodo dejarnos llevar por nuestro entorno que creerle y obedecerle a Dios. Entonces… ¿en qué nos diferenciamos de los demás? ¿Qué diferencias marcamos? Es más fácil dejarse arrastrar por la corriente de las masas incrédulas y rebeldes que plantarse firme (como Caleb) contra la oposición. ¡Es más fácil! ¡Es más cómodo! Pero traicionas tu fe y abortas la Palabra… Y lo más triste… terminas perdiendo el propósito de Dios para tu vida.

¡NOSOTROS SÍ CREEMOS!
¿Quiénes tienen una actitud diferente y qué hacen? (vs.5-9)
¿Entiendes? La fe es una decisión. Decides creer o no creer. Eliges entre incredulidad o fe. La fe te abrirá todas las puertas, pero la incredulidad las cerrará completamente. Dios responde a la fe porque Dios habla fe. Y cuando tú hablas fe, hablas el mismo idioma de Dios.
Si Él te dice o te promete algo ¡créelo! Así de simple. No permitas que tus propias emociones te traicionen. ¡Créele a Dios! Cree su Palabra. Ora su Palabra. Habla su Palabra. Declara su palabra y se moverá la mano de Dios a tu favor. Aprende a depender de Dios y no de tus emociones. Dios no cambia. Él cumplirá y realizará en ti todo lo que prometio. ¡Créele!

UN PUEBLO DESUBICADO Y QUEJOSO 2
¿Cómo reacciona el pueblo ante la gente de fe? (vs.10)
No esperes que los incrédulos te aplaudan, te claven un “Like” o te sigan en las redes sociales. Cuando tú te plantas en fe, tienes actitud de fe y hablas fe, los incrédulos y rebeldes reaccionarán mal… ¡empeorarán! Pero tú… tranqui… no tengas miedo… algo sobrenatural está por suceder.

EL JUICIO
Dios es amor y su amor es incondicional, pero no soporta a los incrédulos. ¿Qué decide hacer Dios y cómo actúa Moisés? (vs.11-19)
Me emociona la actitud de Moisés. Él sí tiene las ideas claras. En medio de tanta locura, Moisés ora. Ora y ruega a favor de un pueblo rebelde.
Dios lo oye y perdona la incredulidad del pueblo, pero fue tan grave el pecado que los castiga severamente.
¿Qué juicio establece para el pueblo? (vs.20-35)
¿Y qué juicio cae sobre los líderes incrédulos? (vs.36-38)
Si le hubieran creído a Dios, en unos pocos meses más hubieran llegado a la tierra prometida, pero ahora estarán 40 años dando vueltas en el desierto hasta que todos los incrédulos mueran. Es injusto que Moisés, Josué, Caleb y todos los menores de 20 años tengan que comerse 40 años más de desierto por culpa de 10 líderes incrédulos y miles de rebeldes quejosos, pero ellos también son parte del pueblo.

BATALLAS 1
Aún así, ¿que intenta hacer el pueblo y qué sucede con ellos? (vs.39-45)
De mal en peor… así es el destino de los incrédulos y rebeldes… Pero tú créele a Dios y en todo te irá bien. Piénsalo.

Extracto de “Serie Desafios Números” por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie, haz click: OFRENDAS VEGETARIANAS

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here