Texto: NÚMEROS 7 y 8 (leer con Biblia a mano)

Nos encontramos con las últimas indicaciones para el Tabernáculo y los detalles finales antes de que el pueblo comience nuevamente su viaje hacia la tierra prometida, después de haber estado 12 meses acampando en el desierto de Sinaí. ¡Sí, ya pasaron 13 meses desde que el pueblo salió de Egipto! Un mes tardaron en viajar desde Egipto hasta el Sinaí y durante esos 12 meses en el desierto Dios les dio instrucciones sanitarias, sociales, espirituales y ministeriales, para que su pueblo sea santo y se diferenciara de todas las naciones de la Tierra. #SerDiferentesEsMejor

INSTRUCCIONES 57: SI ERES LÍDER, SÉ EJEMPLO
Una vez que el Tabernáculo y todos sus utensilios estuvieron listos, ¿qué hacen los príncipes de las 12 tribus de Israel? (7:2 y 10)
¡Exacto! Traen sus ofrendas. Cada príncipe, en representación de su tribu, trae una ofrenda abundante para presentar delante de Dios. Pero no es una ofrenda, sino dos por cada príncipe. Ofrendas dobles.

  • La 1º ofrenda de los príncipes, ¿para qué estaba destinada y en qué consistía? (7:3 al 9)
    Esta primera ofrenda de los príncipes tenía como propósito facilitarles a los levitas su servicio en el tabernáculo. Recuerda que las familias de los levitas tenían la responsabilidad del armado, desarmado y transporte del tabernáculo. Los carros y los bueyes ofrendados por los príncipes les facilitaría enormemente la tarea del traslado.
    Los hijos de Dios somos pueblo, somos familia. Y como pueblo y familia nos ayudamos unos a otros, nos bendecimos, nos protegemos, nos servimos mutuamente. Si necesitas algo, sabes que puedes contar conmigo.
  • La 2º ofrenda de los príncipes, ¿para qué estaba destinada y en qué consistía? (7:10 al 88) Sí, ya lo sé… es aburridísimo leer doce veces lo mismo, pero el propósito de repetirlo tantas veces es para dejarnos bien en claro que ningún príncipe se “borró” a la hora de ofrendar y que todos, sin excepción, ofrendaron exactamente lo mismo.
    Esta ofrenda abundante era para consagrar el altar y estaba destinada también al sustento de los levitas (recuerda que la función de ellos no les permitía dedicarse a otras actividades y dependían para su sustento de las ofrendas y diezmos de las demás tribus).

Mira la ofrenda de cada uno de los príncipes:

  • Un plato de plata de 1,482 kilo (casi un kilo y medio de peso) (130 siclos).
  • Un jarrón de plata que pesaba 798 gramos (70 siclos).
  • Ambos (plato y jarrón) llenos flor de harina.
  • Una cuchara de oro cuyo peso era de 114 gramos (10 siclos) llena de incienso.
  • Y una gran cantidad de animales para los sacrificios (7:15-17).

La decisión de Dios con respecto a los líderes del pueblo es significativa. Ellos, y no otros, debían hacer la ofrenda especial delante de todo el pueblo. Ellos eran el modelo a seguir por todos los demás.
¡Qué mal hubiera quedado delante de su propia tribu, del pueblo entero y de Dios mismo, aquel líder que se negara a ofrendar, que quisiera hacerlo de otra manera o que ofrendara menos que los demás!
Los que vamos delante de ti (tus padres, líderes, pastores, maestros) somos tu modelo (o deberíamos serlo). Deberíamos ser para ti un modelo de obediencia, de compromiso, de sujeción, de lealtad a Dios. Un modelo de santidad. Un modelo de vida.
Y digo, deberíamos serlo, porque no puedo hablar en nombre de todos los líderes (y menos de los tuyo porque no los conozco), sin embargo, y tristemente, la experiencia demuestra que en el liderazgo no todos son el modelo que tú necesitas para vivir y crecer en Cristo. Pero gracias a Dios por todos aquellos que influyen positivamente sobre tu vida, por aquellos que te desafían a vivir en santidad, por aquellos que están fuertemente comprometidos con Dios y contigo. Gracias por aquellos que tienen claro su llamado y trabajan con excelencia para que seas formado a la imagen y semejanza de Jesús. ¡Sí, muchas gracias a todos ellos!

INSTRUCCIONES 58: CONSAGRACIONES FINALES
¿Qué indicaciones recibe Moisés con respecto al candelero de oro? (8:1-4)
¿Y mediante qué ritual los levitas quedarían consagrados exclusivamente para el servicio a Dios? (8:5 al 14)
¿En lugar de quiénes fueron escogidos los levitas? (8:16 al 19)
¿A partir de qué edad comenzarían a servir y a qué edad dejarían de hacerlo? (8:20-26)
Santidad más servicio. La combinación ideal para que el nombre de Dios sea exaltado y tu vida sea reconocida y recompensada.

Extracto de «Serie Desafios Números» por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie, haz click: SÉ MI GUÍA

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here