Texto: NÚMEROS 4 (leer con Biblia a mano)

INSTRUCCIONES 51: EL SERVICIO DE LOS LEVITAS 2
Este capítulo menciona a 3 grupos familiares (todos levitas y parientes entre sí), que ya fueron mencionados en el capítulo 3, ¿quiénes son? (vs.2, 22 y 29)
¿Coat, Gersón y Merari? Si… Ellos fueron los 3 hijos que tuvo Leví (Números 3:17). Obvio… ya están remuertos, pero sus descendientes se identifican con el nombre de ellos. Entonces tenemos a la familia de Coat, a la familia de Gersón y a la familia de Merari. Moisés y Aarón son descendientes de Coat, nietos directos de Coat (1º Cr.6:2-3).

Dios les da instrucciones precisas a Moisés y Aarón para que hagan un censo de estas 3 familias sacerdotales y les describan con lujo de detalles el servicio que cada una de ellas debería realizar en el tabernáculo de reunión. En las cosas sagradas de Dios, nada podía ser dejado al azar ni a los criterios humanos, por lo tanto, Dios les describe las funciones específicas de cada familia.
¿A que se dedicaría la familia de Coat? (3:29-31 y 4:4-16)
El trabajo de la familia de Coat recibe la más detallada descripción porque ellos tienen la responsabilidad de ocuparse de las cosas más sagradas del tabernáculo.

¿A que se dedicaría la familia de Gersón? (3:25-26, 4:24-28)

¿A que se dedicaría la familia de Merari? (3:36-37, 4:29-33)

Eran familias sacerdotales. Toda la tribu de Leví estaba consagrada al servicio y cada grupo o clan familiar desempeñaba una función específica. Ellos servían a Dios en familia. ¿Tu familia sirve a Dios? ¿Y tú lo haces?
Ellos tomaban muy en serio las cosas santas y sagradas del tabernáculo. ¿Cuán importante es para ti el ministerio que realizas? ¿Valoras tu servicio?
Ellos servían sin rivalidades ni competencias. ¿Cómo es tu corazón y cómo son tus actitudes ministeriales? ¿Para qué haces lo que haces?
Ellos tenían claro que el centro era Dios y seguían al pie de la letra sus instrucciones. ¿Es Dios tu centro o lo es el ministerio que realizas?
Somos llamados a servir a Dios y a servir en el lugar que Él nos ha asignado.

INSTRUCCIONES 52: EL 2º CENSO DE LOS LEVITAS
Hasta el vs.33 vimos la descripción de las funciones de cada familia sacerdotal, el servicio que cada una de ellas desempeñaba en el tabernáculo. Ahora, a partir del vs.34, se publican los datos del 2º censo que incluye únicamente a los hombres adultos que pueden hacer el trabajo en el tabernáculo. Recuerda que para realizar este censo, Moisés y Aarón están siguiendo las instrucciones directas de Dios (vs.2-3, 22-23 y 29-30).

  • De la familia sacerdotal de Coat, ¿cuántos varones adultos hay? (vs.34-37)
  • De la familia sacerdotal de Gersón, ¿cuántos varones adultos hay? (vs.38-41)
  • De la familia sacerdotal de Merari, ¿cuántos varones adultos hay? (vs.42-45)

Sintetizando. ¿Cuál es el total de hombres levitas entre 30 y 50 años aptos para el servicio en el tabernáculo? (vs.46-48)
Y Moisés lo hizo todo exactamente como Dios se lo ordenó (vs.49). Tenía reclaro el principio de obediencia.

¡Y DALE CON LA EDAD!
Como ya vimos, este capitulo describe con todo detalle cómo tenían que desempeñar su tarea los levitas, pero hay un dato que sobresale.
¿Qué dice con respecto a la edad de los levitas que servían en el tabernáculo? (vs.3, 23, 30, 35, 46-47).
A partir de los 25 años podían servir en el tabernáculo de reunión, pero no podían servir en el ministerio. Para esto debían esperar hasta cumplir los 30 años. Y a partir de los 50 años se “jubilaban”.

Hoy no hay “una edad determinada” para comenzar a servir a Jesús o para dejar de hacerlo, pero sí es necesario que halla compromiso, dedicación, responsabilidad, santidad. Y que pases tiempo con Dios. No puedes “jugar” al ministerio. No puedes decir “si, cuenten conmigo” y después te borras, o te ofendes y desapareces. El servicio no es un juego y la iglesia no es un parque de diversiones. Tus decisiones afectan a todos. Somos un cuerpo.
Si asumes un compromiso y después largas, dejas un hueco que no siempre es fácil de llenar, por lo tanto tus decisiones requieren madurez. Y para esto no necesitas tener una edad determinada, necesitas tener bien en claro a quién estás sirviendo, a quiénes afectas con tu servicio y para qué lo haces.

Extracto de “Serie Desafios Números” por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie, haz click: ¿¿¿OTRA VEZ???

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here