Texto: NÚMEROS 29 (leer con Biblia a mano)

Continuemos viendo las ofrendas para los restantes días festivos y recuerda que el propósito final era recordarles al pueblo la importancia de la santidad como estilo de vida, además del significado específico de cada una de las fiestas.
Lee más acerca de estas 7 principales Fiestas hebreas en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Levítico Edición Completa. Día 25”.
Las últimas tres fiestas tienen la particularidad de ser celebradas a lo largo del 7º mes. En un mes, tres fiestas importantísimas.

5º FIESTA.
¿Qué fiesta es y qué ofrecen en sacrificio? (vs.1-6)
La Fiesta de las Trompetas comenzaba el 1º día del séptimo mes haciendo sonar trompetas. ¡Wooooww! Te despertabas escuchando el poderoso sonido de las trompetas de plata. El pueblo ya sabía que era día de descanso y celebración. ¡Día de fiesta!
En esta fiesta se ofrecían un novillo, un carnero y siete corderos, más un macho cabrío como ofrenda por el pecado.

6º FIESTA.
¿Qué fiesta es y qué ofrecen en sacrificio? (vs.7-11)
La Fiesta del Día de la Expiación comenzaba el día 10 del séptimo mes y era día de ayuno y arrepentimiento por los pecados.
En esta fiesta ofrecían un novillo, un carnero y siete corderos, más un macho cabrío por el pecado. Y otro macho cabrío era presentado como sacrificio por el pecado para la expiación.
Lee más acerca del Día de la Expiación en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Levítico Edición Completa. Día 18”.

7º FIESTA.
¿Qué fiesta es y qué ofrecen en sacrificio? (vs.12-38)
La Fiesta de los Tabernáculos comenzaba el día 15 del séptimo mes y duraba ocho días. También se la llamaba fiesta de las Cabañas porque el pueblo pasaba los siete primeros días en cabañas o enramadas para recordar el cuidado de Dios a favor del pueblo durante los años en el desierto.

En esta fiesta se celebraba la vendimia, y cada día se presentaban una gran cantidad de sacrificios de corderos, novillos, carneros y machos cabrío como agradecimiento a Dios por sus grandes bendiciones.
La fiesta finaliza al 8º día con descanso para todos y una ofrenda de un novillo, un carnero y siete corderos, con el macho cabrío por el pecado.

¡YO TAMBIÉN QUIERO ENFIESTARME!
Nuestras fiestas modernas (no religiosas) suman varios elementos: música, baile, alcohol… y en los casos más extremos y zarpados: drogas, sexo y orgías. Entonces surgen las preguntas: Si soy un/a hijo/a de Dios, ¿qué hago para divertirme? ¿Está bien o está mal ir a un boliche a bailar y tomar algo después del culto de jóvenes?
Mmmmm… veamos algunos principios para ayudarte a pensar y decidir.

1º. No te vayas a los extremos. Ni te aísles completamente ni le digas sí a todo. Los extremos siempre son negativos. Ni aislarte te hace “más santo/a” ni decirle “sí a todo” te hace más “libre y divertido/a”.

2º. Tienes que aprender a discernir entre lo bueno y lo malo, entre lo que te edifica y lo que te destruye. Ni todo es satánico ni todo es de Dios. ¿Te conviene ir aunque “todos vayan”? ¿Es sano el ambiente en el que te metes? Cuando Dios te dice “No” lo hace por tu bien, para proteger tu vida. No te reprime ni te censura, Dios te ama y te protege. La decisión es tuya.

3º. No pongas en riesgo tu vida innecesariamente. Todos los días escuchamos noticias de chicos y chicas muertos, violados o golpeados por haber ido a un boliche. No se trata solo de tus conductas sino también de las conductas y reacciones de los demás: de los patoteros, de los violentos, de los que están pasados de alcohol y drogas y buscan agredir por pavadas, particularmente en ambientes de total descontrol. Tu vida vale mucho más que una “riesgosa noche de diversión”.

4. Aprende a escoger entre lo bueno y lo mejor para tu vida. No todo es malo, pero aún así no es lo mejor para tu vida. No es malo escuchar un tema romántico, pero no es lo mejor para tu vida si ese tema romántico habla de infidelidad, engaños y traición. Escoge siempre lo mejor.

5º. No te dejes dominar por nada ni nadie. Esa diversión, esa relación, esa amistad o actividad, ¿se han transformado en lo más importante de tu vida? ¿Puedes establecer límites o te cuesta mucho “desengancharte”? Piénsalo.

Extracto de “Serie Desafios Números” por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie: VOTOS (click en el enlace)

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN (click en el enlace)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here