Pasaje Clave: Nehemías 5.

NEHEMÍAS EL LÍDER 1
El pueblo ve en Nehemías a un líder comprometido, determinado y decidido a actuar de acuerdo a los valores de Dios. Para el pueblo, Nehemías es mucho más que el “emisario” del rey, es mucho más que un gran estratega y planificador de recursos. Para ellos, Nehemías se ha convertido en un líder que lucha por el pueblo, que ama a su nación y que anhela lo mejor para ellos. Nehemías tiene la capacidad de entender lo que el pueblo siente y lo que ellos necesitan. Tiene la cabeza fría para tomar decisiones pero su corazón conectado al pueblo. Y gracias a esta conexión con su gente es capaz de “oír” sus profundas necesidades y urgencias.

PECADOS INTERNOS 2
Por lo tanto, ¿cuáles son las “quejas” que el pueblo presenta delante de Nehemías? (vs.1-5)
¿Cuál es la urgente necesidad que ellos tienen? (vs.2)
¿Qué hicieron con sus propiedades para poder subsistir? (vs.3-4)
¿Y a qué extremo llegaron para no morir de hambre? (vs.5)
Estamos ante una extrema crisis económica. Hay hambre, frustración, desesperanza, desesperación y muchísima angustia. Hay deudas imposibles de pagar, impuestos altísimos y esclavitud. Y entonces ellos recurren al único capaz de escucharlos y de hacer algo por ellos.
“¿Y qué tiene que ver la crisis económica con los pecados internos?”
Tiene muchísimo que ver…

¿Cómo reacciona Nehemías ante las “quejas” del pueblo? (vs.6)
Sin embargo, ¿hacia quiénes en realidad está dirigido su gran enojo? ¿Y por qué?(vs.7-9)
¡Claro! ¡Exacto! Nehemías no se enoja con el pueblo ni con sus reclamos, él entiende la carga, la lucha y el dolor del pueblo. Nehemías se enoja mal contra la clase alta del pueblo: los gobernadores, funcionarios, nobles y oficiales, contra todos aquellos que estaban haciendo un mal uso de su poder y de su función, contra aquellos que pudiendo resolver los problemas de la gente no solo no lo hacían sino que se los agravaban aún más. Ellos se enriquecían a costa del pueblo, comían a costa del pueblo, compraban y vendían a costa del pueblo… Ellos pecaban en contra del pueblo, en contra de sus propios hermanos y hermanas. Y al hacerlo, abusaban de ellos y actuaban peor que las naciones paganas que no tenían temor de Dios.
Nehemías, sin pelos en la lengua, se las hace recorta:
“Nosotros rescatamos a nuestros hermanos, ¿y ustedes los venden?”
“Les exigen pago de intereses a sus propios hermanos. ¿Están locos?”
“No está bien lo que hacen porque no demuestran respeto por Dios. ¿En qué se diferencias ustedes de los incrédulos?”
El abuso del poder y el mal uso de las funciones de gobierno por parte del liderazgo político y económico desataron la bronca y la angustia del pueblo. Los dirigentes pecaron en contra de su propio pueblo y trajeron una profunda crisis sobre toda la nación. (Lee “Pecados Internos 1” en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Esdras. Día 14”).

MEDIDAS ECONÓMICAS URGENTES…
Ante esta crítica y extrema situación, ¿qué medidas toma Nehemías? (vs.11)
¿Cómo reaccionan los funcionarios y nobles? (vs.12)
¿Y qué les hace jurar Nehemías? (vs.12-13)
¡Wooowww! Devuelve lo que te robaste o serás sacudido por Dios y no te quedará nada de nada. Esta es una palabra que muchísimos de nuestros políticos y economistas corruptos deberían escuchar, especialmente aquellos soberbios que se sienten “intocables”. Si no se arrepienten permanecerán bajo el juicio de Dios y su final será peor que sus comienzos.

¿CON TEMOR DE DIOS O SIN TEMOR DE DIOS? ESA ES LA CUESTIÓN…
¿Cuál es la gran y determinante diferencia entre el liderazgo de Nehemías y el liderazgo de aquellos que gobernaron antes que él? (vs.14-18)
Puedes ejercer liderazgo y gobernar con el temor de Dios o sin él. Es tu decisión y según lo que escojas serán las consecuencias que tendrás.
Con el temor de Dios no transarás con los ricos y poderosos.
Con el temor de Dios no te prostituirás con las ideologías perversas, ni te someterás a las agendas internacionales que aborrecen la vida.
Con el temor de Dios tomarás decisiones justas y sanas para el pueblo.
Con el temor de Dios oirás las necesidades, las luchas y las cargas y serás un solucionador de problemas.
Con el temor de Dios no abusarás de tu poder ni manipularás.
Con el temor de Dios no te corromperás ni corromperás a tu gente.
¿Entiendes? Esa es la cuestión: ¿qué harás con el temor de Dios?

Extracto del libro «Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías»

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS Serie Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías. AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here