Pasaje Clave: Nehemías 7:1-36.

UNA OBRA FINALIZADA
El día 25 del mes de Elul en el año 20 de Artajerjes I (septiembre del 444 A.C), 52 días después de haber comenzado la obra de reconstrucción y reparación, fueron finalizados los muros. ¡¡Imagínate la cara de los enemigos!! ¡¡No entendían nada de nada!! Sus mentiras no sirvieron para frenar a Nehemías. Sus amenazas no lo detuvieron. Sus intimidaciones y denuncias fueron completamente inútiles. Y ahora, delante de sus incrédulos y desorbitados ojos, se levantaban una vez más las impresionantes y enormes murallas que rodeaban la ciudad de Jerusalén. ¡¡Aplausos para Nehemías!! ¡¡Aplausos para los jefes y líderes que lo apoyaron!! ¡¡Aplausos para el pueblo que trabajó a full día y noche!! ¡¡Aplausos para las familias que se unieron en este monumental desafío!! ¡¡Aplausos para todos aquellos que con una mano sostenían la cuchara de albañil y con la otra la espada!! Trabajaban y se defendían, construían y militaban, edificaban muros y destruían oposiciones.

“Y los enemigos… ¿en dónde están?”
¡Desaparecidos como cucarachas! Los que intimidaban y metían miedo ahora están escondidos como ratas, confundidos y tratando de descifrar qué fue lo que sucedió. No pudieron en contra de un liderazgo espiritual y de un pueblo unido que salió a hacer lo que tenía que hacer: edificar y reconstruir hasta el final.

NEHEMÍAS EL LÍDER 2
Aun así, ¿qué precauciones extras toma Nehemías? (vs.1-3)
¿Y a quiénes le delega la importantísima tarea de supervisión? (vs.2)
Hanani es uno de los hermanos de Nehemías. Él fue quien, en el capítulo 1, viajó desde Jerusalén hacia Susa para contarle a Nehemías acerca del estado de la ciudad y sus muros. Un tipo comprometido con su nación.
Hananías. Un hombre de verdad y temeroso de Dios. Otras traducciones dicen que era fiel y recto.

Esta es la clase de personas con las que se relaciona Nehemías. Gente que tiene sus mismos valores, sus mismos principios espirituales y sus mismas convicciones. ¿Con quiénes te juntas? ¿Quiénes son tus amigos? ¿Con quiénes pasas la mayor parte de tu tiempo? ¿Tienen tu misma fe? Y si no la tienen, ¿tienen tus mismos valores de vida?

Los chicos y chicas correctos te impulsarán a más, te potenciarán, te ayudarán a crecer y a que seas mejor de lo que eres. En cambio, los incorrectos te desviarán, frenarán, confundirán o destruirán.

PUERTAS 2
Hananí, Hananías y guardas designados, vigilaban las puertas, las abrían y las cerraban y supervisaban quiénes ingresaban y salían.
Abrimos o cerramos puertas en diferentes áreas de nuestras vidas y lo hacemos constantemente. Necesitamos abrir y cerrar puertas. El problema es cuando abrimos nuevas puertas sin cerrar las “viejas”.
Abrir la puerta de tu corazón a nuevos sentimientos y afectos, cuando aún no has cerrado las puertas de relaciones pasadas, solo te traerá problemas.
Cierra primero lo anterior. Dale un punto final. Confiesa todo lo que tengas que confesar. Perdona todo lo que tengas que perdonar. Renuncia a todo lo que tengas que renunciar, y entonces podrás abrir una nueva puerta de amor, confianza, disfrute y compromiso con ese chico o chica nuevo.
Abrir la puerta a un nuevo proyecto, negocio o carrera universitaria sin haber cerrado primero las puertas de tus fracasos anteriores (suponiendo que te haya ido mal antes), solo aumentará tus dudas y miedos.
Cierra primero lo anterior. Piensa y evalúa en qué te equivocaste, qué errores cometiste, qué deberías hacer diferente, asesórate mejor, pide consejo, aprende de los exitosos, y entonces podrás abrir una nueva puerta de crecimiento, avance y expansión.
No abras nuevas puertas si aún te quedan “viejas” puertas por cerrar. Y lo que cierras es para que quede CERRADO definitivamente (a menos que Dios claramente te indique lo contrario). Nuevas oportunidades de bendición serán las nuevas puertas de Dios que Él pone delante tuyo para que abras.

RECONSTRUYENDO GENEALOGÍAS 1
¿Qué idea brillante pone Dios en Nehemías? (vs.5-36)
Reconstruir la genealogía de los que habían regresado a Israel tenía varios propósitos:
Saber cuántos israelitas actualmente habitaban en la nación.
Conocer cuántos habían regresado del exilio desde la época de Zorobabel.
Saber qué familias eran 100% israelitas y cuáles se habían mezclado con otros pueblos. Esto era importantísimo especialmente en relación a los sacerdotes y levitas encargados de la ministración a Dios.

Extracto del libro «Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías»

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS Serie Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías. AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here