Pasaje Clave: Ester 1:13-18.

LOS AMIGOTES DEL REY
¿Quiénes acompañaban a Asuero mientras se producía el escándalo de Vasti? (vs.14)
¡Claro! Los amigotes… Allí está el grupete de tipos a los que solo les interesa el dinero, el poder, el alcohol y las mujeres. Son tipos perversos, sádicos, psicópatas, sanguinarios a quienes solo les importa satisfacer sus propios deseos sin ningún respeto por los sentimientos de los demás. Al menor descuido, estos tipos te traicionarán. Imagínatelos en ese momento observando como hienas al rey Asuero y pensando para sí mismos: “Ahora te quiero ver… ¿qué vas a hacer con esta mujer que acaba de humillarte públicamente?” “¿Te quedarás callado o demostrarás quién manda?” “¿Eres débil o tienes lo que se necesita para actuar como hombre?” “Si una mujer te falta el respeto, ¿pretendes que nosotros te respetemos?”

Pensemos:
Para ti, ¿cómo debería actuar Asuero?
¿Cuál debería ser su actitud como hombre ante el rechazo de Vasti?
¿Aceptas que una chica te rechace o te diga “¡no!”?
Si fueras el rey Asuero, ¿qué harías tú en su lugar?
¿Cómo reaccionarías? ¿Por qué?
¿Tienes hermanas? ¿Cómo las tratas?
¿Tienes novia o esposa? ¿Cuáles son tus actitudes hacia ella?
En otras palabras, ¿cuánto respetas, cuidas y valoras a las mujeres?

La forma en las que tratas a una chica o a una mujer demuestra el tipo de hombre que eres.
Los tipos inseguros, con una baja estima, son los que actúan y reaccionan de las maneras más violentas. Se sienten tan poco hombres que son incapaces de aceptar un “NO” por respuesta. En muchos casos, estos tipos terminan siendo muy violentos con la chica que los rechazó. La persiguen, la acosan, la manipulan con la estúpida frase de “si me dejas, me mato”, la amenazan, y en el peor de los casos, son capaces de violarla, golpearla o incluso matarla.
Si eres mujer, y estás sufriendo algunas de estas situaciones, ¡aléjate lo más rápido posible! y no tengas miedo en denunciarlos. Recurre a la justicia, a la policía o a alguno de los servicios que haya en tu ciudad. ¡Cuídate!

LAS MANIPULACIONES DE UN ASESOR 1
Asuero siente las miradas perturbadoras de sus amigotes. Él es el “poderoso” Asuero, señor sobre 127 provincias, ¿acaso no puede “controlar” a una mujer? Asuero está furioso porque siente que su poder se desvanece ante las frías miradas de aquellos tipos sedientos de sangre. Entonces, ¿qué decisión toma? (vs.13 y15)
¡Woooww! ¡Qué “machote”! ¡¿Entiendes lo que hace Asuero?! Como no tiene las suficientes agallas para enfrentar a Vasti y hablar con ella, recurre a sus asesores políticos para preguntarles si existe alguna ley que lo avale y que condene la “mala” conducta de su mujer. ¡Asuero mete al Estado en su vida privada! Es como si dijera: “Como yo no soy suficientemente hombre para tratar con mi esposa en privado, que sea el Estado con sus leyes quien resuelva mi problema matrimonial y trate con ella”. “¡¿En serio Asuero?!”

¿Quién entra en escena para embarrar aún más la cancha? (vs.16-18)
Memucán, uno de los príncipes persas, manipulador y muy hábil con las palabras, hace una interpretación exageradísima del “problema” planteado por el rey. Presta atención a sus exageraciones:
1. Vasti pecó en contra del rey, en contra de los príncipes y en contra todos los pueblos de todas las provincias (vs.16). Esta es una tremenda y gigantesca mentira, una brutal exageración y distorsión de los hechos y de la realidad, sin embargo, sirve para los propósitos de Memucán.
2. Todas las mujeres de las 127 provincias se enterarán y comenzarán a despreciar a sus maridos (vs.17). Otra exageración mentirosa.
3. Finalmente, todas las mujeres actuarán igual que la reina Vasti y se producirá un gran caos (vs.18). Y sigan, sigan las exageraciones…

En todos los gobiernos o estados existen los “Memucán” que buscan embarrar la cancha, complicarla y multiplicar los problemas. Tienen apariencia de “solucionadores de problemas” sin embargo sus intenciones son peores que el problema mismo. Esto me recuerda a todos los grupos LGTBI pro-abortistas. La única “solución” que tienen para las adolescentes embarazadas, las mujeres en condición de pobreza o las niñas abusadas y violadas, es ¡hacerlas abortar! Y para lograr sus fines perversos, exageran las cifras anuales de muertes de mujeres por aborto, manipulan estadísticas y distorsionan la realidad con supuestos hechos científicos, negando completamente las problemáticas psicológicas que sufren las chicas y mujeres que abortan. Son tan o más perversos que Memucán.

Extracto del libro «Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Ester»

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS Serie Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Ester. AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here