¿LAS SERPIENTES TENÍAN EXTREMIDADES?

Dios el Señor dijo entonces a la serpiente: «Por causa de lo que has hecho, ¡maldita serás entre todos los animales, tanto domésticos como salvajes! Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida. Génesis 3:14 NVI

¿Por qué Dios maldeciría a la serpiente diciéndole que se arrastraría toda su vida? ¿No se da por hecho que la serpiente se arrastra? En realidad, no, no se arrastraban antes.

Es como si Dios le dijera al hombre, “caminarás y correrás el resto de tus días”. Como personas, obviamente hacemos eso y esa es la función de nuestras piernas. Parece innecesario que Dios le dijera algo lógico a la serpiente.

Pero no es innecesario, porque se da a entender que Dios le quitó extremidades o vaya a saber qué cosa (lo más probable, cuatro patas) para que se pase sus días comiendo polvo. Tal vez en ese tiempo, eran muy similares a las lagartijas, que también cuando caminan producen un leve zigzagueo.

MUCHAS PREGUNTAS, MUCHAS DUDAS

Job es un libro de muchas metáforas, monstruos épicos, descripciones del universo, charlas sobre charlas, y en especial, muchísimas preguntas.

En la versión de Reina Valera 1960 se cuentan 281 preguntas. Una media de 6 o 7 preguntas por capítulo. ¡Job parecía un chico de 6 años preguntando por todo!

¿LAS PRIMERAS PERSONAS ERAN NEGRAS?

Muchas veces vimos cuadros de Adán y Eva con tez blanca ¡muy blanca! Sin embargo, no tenían esa pigmentación.

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Génesis 2:7 RVR60

La palabra “formó”, traducido del hebreo yatsar, significa “moldear, o formar.” Evoca la imagen de un alfarero que forma su creación a partir de un puñado de tierra mojada, en otras palabras, barro. Sin embargo, no dice que es barro, sino polvo. Es lógico, pero mira que dice Job.

Acuérdate que como a barro me diste forma; ¿Y en polvo me has de volver? Job 10.9 RVR60

Heme aquí a mí en lugar de Dios, conforme a tu dicho; De barro fui yo también formado. Job 33.6 RVR60

Prueba suficiente de que el polvo de la tierra que tomó Dios, no es otra cosa que barro. Y a todo esto ¿es blanco el barro? Bueno, no exactamente. Por ende, ellos y sus futuros descendientes eran de una tonalidad oscura. Esto afirma lo que dice la ciencia respecto de los primeros humanos; que tales se originaron en África, donde el gran porcentaje de su población tenía y tiene esa pigmentación y es el lugar de origen de la raza negra.

LA HISTORIA DE SATANÁS

Estabas en el Edén, el jardín de Dios. Tenías la ropa adornada con toda clase de piedras preciosas —cornalina rojiza, peridoto verde pálido, adularia blanca, berilo azul y verde, ónice, jaspe verde, lapislázuli, turquesa y esmeralda—, todas talladas especialmente para ti e incrustadas en el oro más puro. Te las dieron el día en que fuiste creado.
Yo te ordené y te ungí como poderoso ángel guardián. Tenías acceso al monte santo de Dios y caminabas entre las piedras de fuego. Ezequiel 28.13-14 NTV

Para entender esto hay que partir de que antes de que Dios pusiera a los humanos sobre la tierra, ya se había creado a Satanás. Él creó a cada ángel antes del comienzo de la recreación del mundo.

¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular, Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios? Job 38:6-7 RVR60

En otra versión, como la NTV, habla de “todos los ángeles”. Ellos se alegraban de como Dios hacía su trabajo.

Ahora bien, la creación de Satanás (Lucifer o Lucero anteriormente) fue un gran espectáculo y algo exclusivo; se les reservaron las mejores cosas, fue puesto para guardar el Jardín y, por si fuera poco, tenía acceso al monte de Dios, o sea, a su misma presencia, para llevar su adoración. Un enorme privilegio, que a sus ojos no bastó.

Tu corazón se llenó de orgullo debido a tu gran belleza. Tu sabiduría se corrompió a causa de tu amor por el esplendor. Entonces te arrojé al suelo y te expuse a la mirada curiosa de los reyes. Ezequiel 28.17 NTV

¡Cómo has caído del cielo, oh estrella luciente, hijo de la mañana!
Has sido arrojado a la tierra, tú que destruías a las naciones del mundo. Isaías 14.12 NTV

Tras su pecado, Dios lo arrojó desde el Cielo; toda su belleza fue consumida, todo su esplendor apagado y ahí mismo se le declara su sentencia final.

Profanaste tus santuarios con tus muchos pecados y tu comercio deshonesto. Entonces hice brotar fuego de tu interior y te consumió. Te reduje a cenizas en el suelo a la vista de todos los que te miraban. Todos los que te conocían se horrorizaron por tu destino. Has llegado a un final terrible, y dejarás de existir. Ezequiel 28:18-19 NTV

Sin embargo, él seguiría teniendo acceso a su presencia. No fue desterrado completamente.

Un día los miembros de la corte celestial llegaron para presentarse delante del Señor, y el Acusador, Satanás, vino con ellos. El Señor le preguntó a Satanás:

—¿De dónde vienes?

Satanás contestó al Señor:

—He estado recorriendo la tierra, observando todo lo que ocurre. Job 1 NTV

Al parecer Dios los reunía para que rindieran cuentas y el diablo también se presentaba para hablar de sus cometidos.

Se pueden mencionar muchas otras historias, pero esto resume como opera el diablo. Desde que se vistió como serpiente y logró su cometido con Adán y Eva, no hace otra cosa que recorrer la tierra buscando someterla a su modo. Obviamente ya se conoce su destino y no es con victoria. Se puede concluir que su vida comienza de forma hermosa, llena de gloria, pero termina con un desastroso final por su ambición.


Si deseas ver la primera parte haz click en el enlace: PARTE 1


REDES SOCIALES

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFÍO JOVEN (haz click en el enlace)

Twitter de los administradores: @Estipi_ / @EdgardoTosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here