RETIRO DE ORACIÓN

Esta es una idea para un retiro cuya temática principal sea la oración. Los cuatro ingredientes básicos de la oración son: adoración, confesión, acción de gracias y súplica. Cada día podemos enfocarnos en uno de los cuatro ingredientes. El cro­nograma diario debe incluir un estudio bíblico profundo acer­ca de la oración y, por supuesto, mucho tiempo para oracio­nes propiamente dichas. Este tipo de retiro puede dar muy buenos resultados. (Ron Elliot).

CAMPAMENTO CON EXPERTOS

Si el campamento es poco numeroso, podemos sacar benefi­cio de los servicios gratuitos que brindan algunos expertos en la naturaleza. Por ejemplo, un guardabosque o un explorador con gusto llevarán al grupo de excursión por el bosque, les mostrarán cómo identificar las distintas especies de árboles, les enseñarán cómo determinar la edad de un árbol, etc. Un aficionado a los pájaros tal vez pueda enseñarles a observar y a identificar distintas especies de la fauna local. Averigüemos previamente qué servicios gratuitos, relacionados con el cono­cimiento de la naturaleza, ofrece el gobierno o alguna organi­zación sin fines de lucro; también investiguemos qué especia­listas asisten a nuestra propia iglesia. (William C. Moore).

CAMPAMENTO «LOGOS»

Esta es una propuesta diferente para un campamento de vera­no. Este «Seminario de verano sobre vida cristiana» llamado «Logos» se enfoca más en fortalecer al cuerpo de Cristo que en la evangelización, temática común en la mayoría de los campamentos. Un extracto del folleto informativo sobre el campamento muestra esta idea: «El propósito del Seminario de verano es equipar a los miembros del grupo con las pautas necesarias para que brillen como verdaderos faros para Dios en un mundo oscuro y agonizante, a través de una relación diaria más vital y comprometida con él y con los otros miem­bros del cuerpo de Cristo». Cada día en este campamento debemos incluir tres secciones principales:

  • Hacia arriba: La relación del cristiano con Dios.
  • Hacia fuera: La relación del cristiano con el no creyente.
  • Hacia adentro: La relación del cristiano con el cuerpo de Cristo. (Bob Griffin).

¡CONCÉNTRENSE, AMIGOS!

Organicemos un retiro de estudio de fin de semana con un máximo de enseñanza, estudio bíblico, discusión y planifica­ción; y un mínimo de diversión o juegos. Invitemos a los ado­lescentes que en verdad deseen dedicarse a esto por un par de días. Este retiro es particularmente adecuado al comienzo del año escolar. ¡Y no olvidemos los tentempiés y bocadillos para animar el estudio! (Richard McPherson).

RETIRO A CIEGAS

Hay muchas experiencias que ayudan a movilizar a los jóvenes con las problemáticas de los demás. La propuesta que sigue es ideal para este propósito, pero requiere una planificación cuida­dosa y una preparación adecuada de los participantes. Los chi­cos, durante el retiro, tendrán los ojos vendados con gasa por un período de dieciocho horas. En ese tiempo, solo los líderes de cada grupo podrán ver, y deberán ayudar a los chicos a mane­jarse sin el sentido de la vista. Los adolescentes deben comer, dormir, jugar y comunicarse sin el uso de sus ojos durante todo ese período de tiempo.

Produce resultados asombrosos. Para algunos chicos, la experiencia es extremadamente desesperante y debemos permitirles retirarse los vendajes si ellos no pueden soportarlo más. Pero los chicos que resistan hasta el final serán capaces de com­prender mejor la situación y los sentimientos de las personas cie­gas; también valorarán la belleza del sentido de la vista. Los chi­cos, de hecho, mejoran su habilidad para manejarse a ciegas a medida que pasa el tiempo, pero sin duda aprenden lo que sig­nifica el depender de otros.

A continuación de la experiencia podemos organizar una charla, un estudio acerca de pasajes de las Escrituras relaciona­dos con la ceguera y un culto de adoración para agradecer a Dios por el sentido de la vista y por la belleza de su creación. Recordemos tomar todas las precauciones de seguridad necesarias para prevenir accidentes que podrían ocurrir si los chicos chocaran con cosas, tropezaran, o se cayeran.

CAMPAMENTO ESTILO CARAVANA

Una variante moderna de esta antigua costumbre puede gene­rar una experiencia diferente y divertida en cuanto a campa­mentos. Necesitaremos usar un campo abierto y disponer de varios camiones, remolques o casas rodantes. Estacionemos uno al lado del otro en forma de círculo. Encenderemos una fogata en el centro del círculo, con mucha comida, chocolate caliente, juegos, canciones y una reflexión espiritual. Es un excelente retiro para una noche. (Danny Dye).

CAMPAMENTO CON PUERTA GIRATORIA

Muchas veces cuando planeamos un campamento, descubrimos que algunas personas no pueden asistir una semana entera debi­do a sus trabajos o por cuestiones financieras, pero que quisie­ran venir por algunos días, o durante la mitad del campamento. Habitualmente eso solo genera problemas, ya que en la mayor parte de los programas de campamentos nos gusta tener algo de continuidad, y esto es difícil cuando las personas van y vienen.

¿Pero qué pasaría si directamente planificáramos un cam­pamento con esto en mente? Resultaría especialmente adecuado para los jóvenes mayores, como los estudiantes universitarios, que a menudo tienen compromisos laborales o de estudio. Organicemos un campamento al cual los jóvenes puedan llegar cuando quieran. Busquemos un lugar que quede cerca, cobre­mos por comida o por día (o noche), y planifiquemos programas y actividades que puedan ser realizados por cualquier número de personas y que no sigan un orden de correlatividad de nin­gún tipo.

Un grupo hizo esto, reservando un terreno para acampar en una playa local durante el verano. Levantaron una gran tienda de campaña para suministrar la comida y para que los chicos pudieran cambiarse de ropa. Los acampantes simplemente lle­vaban una bolsa de dormir y dormían afuera. Todos cocinaban sus comidas en fogatas o en pequeñas cocinas para campamen­to y, en forma global, la respuesta fue mejor que en cualquier otro campamento anterior de ese grupo. Uno o dos matrimonios permanecieron allí toda la semana, pero ellos fueron los únicos que acamparon a tiempo completo. Todos los demás llegaron cuando podían. Usemos toda nuestra creatividad. Un campa­mento de este tipo puede convertirse en un verdadero éxito para nuestro grupo también. (Wilber Griffith).

Extracto del libro Campamentos

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here