Aquí tienes un listado de actividades variadas que puedes realizar en tus campamentos:

PROYECTOS FAMA

Algunas veces los proyectos de servicio parecen deberes abu­rridos sin conexión con una fe personal en Cristo. ¿Por qué conformarnos con meros proyectos de servicio cuando pode­mos ofrecer F.A.M.A.? F.A.M.A. significa Fe Actuando en Manos Adolescentes. Relacionemos cada proyecto directa­mente con la fe bíblica y con nuestra responsabilidad como representantes de Jesús para ayudar a otros. Con los proyectos F.A.M.A. los adolescentes encuentran un nuevo sentido de confianza en su compromiso con Cristo a medida que aprenden a ayudar a los demás. Limpiar casas, podar céspedes, o lavar autos, todas estas actividades cobran un nuevo valor cuando son vistas como disciplinas espirituales. El servicio en funciones sociales, ya sea para servir mesas, fregar platos, o limpiar pisos, se convierte en una actividad santa cuan­do los chicos comienzan a ver sus manos como extensiones de las manos de Jesús.

Las tareas que pueden generar temor, el trabajar con perso­nas mayores o con enfermos, por ejemplo, se vuelven más fáci­les cuando los jóvenes se dan cuenta de que no están solos fren­te al desafío, sino que Dios está trabajando junto con ellos. Asumir responsabilidades de adultos, como el cuidado de niños pequeños o la supervisión de niños mayores, se trasforma en una oportunidad para aprender paciencia bajo la influencia del Espíritu Santo. Estos también son actos de sacrificio como el de Cristo, que demuestran misericordia hacia los padres que que­dan libres de responsabilidades durante unas horas.

Si buscamos un sacrificio aun mayor, podemos emplear los fondos del grupo de jóvenes para enviar a esos mismos padres a una velada inolvidable, con una cena en un lindo restaurante y luego una noche y desayuno en un bonito hotel. Desafiemos a nuestro grupo a participar en proyectos FAMA de un modo regular. Es posible realizar uno cada dos meses.

Para aprovechar al máximo los proyectos F.A.M.A., reclute­mos líderes para este ministerio en lugar de pedir voluntarios. Algunos proyectos pueden estar dirigidos enteramente por jóve­nes. Otros necesitarán supervisión adulta. Invirtamos tiempo en nuestros líderes para ayudarlos a comprender el significado espiritual más amplio del proyecto; luego pidámosles que con­tacten personalmente a los adolescentes para invitarlos a servir. (Bryan Carpenter y Tommy Baker)

COMPROBANTES DE SERVICIO

Las copias de los comprobantes o pagarés que se encuentran en la página 83 podrán ser completadas por cada joven del grupo y presentadas a otros jóvenes para ser empleadas como se indica en ellos. Un mensaje sobre Marcos 10:42-45 constituirá una excelen­te presentación para esta idea. (Bobby Guffey)

RECORDATORIO DE CUMPLEAÑOS

Nuestro grupo puede solicitar la ayuda de toda la congregación para hacer sentir especiales a los miembros que estén lejos por razones de estudio o trabajo en el día de sus cumpleaños. Compremos un paquete de tarjetas blancas de 8 x 15 centí­metros y una cantidad de sellos postales. Peguemos los sellos en las tarjetas mojando solo una puntita, escribamos junto a ellos una nota original para distribuirlas en la congregación. (Laura Shockley)

PAQUETES DE DULCES POR CORREO

Este es un muy buen modo de ministrar a personas que se encuentran lejos de casa por distintos motivos. La idea es organizar una fiesta en la que se preparen paquetes para ser enviados a cada una de estas personas de parte del grupo de jóvenes o de la iglesia. La fiesta puede incluir actividades como hornear galletas y fabricar dulces. También podemos cobrar una barra de chocolate como entrada. De alguna manera divertida, empaquetemos los obsequios y preparé­moslos para enviarlos por correo al día siguiente. También podemos pedir a los chicos que escriban una carta para cada persona, simplemente con un párrafo escrito por cada joven tendremos una carta fabulosa. Incluyamos un par de fotogra­fías del grupo mientras preparaba las galletas o realizaba los juegos. Para envolver el surtido de dulces, coloquemos un trozo de papel transparente dentro de una lata grande, con las cuatro esquinas del papel hacia afuera. Luego llenemos la lata con galletas y chocolates, cerremos el papel transparente con un moño y retiremos el paquete de la lata. (Harold Antrim)

GALARDON ESPECIAL

Una forma significativa de agradecer a los miembros del grupo de jóvenes por realizar actos de servicio sin buscar reco­nocimiento consiste en otorgar un Galardón Especial. Puede ser un juego de toallas con las iniciales de su nombre borda­das. Este premio debe ser entregado como un alto honor y solamente a los que hayan llevado a cabo actos de servicio en forma reiterada sin que se les haya solicitado y sin llamar la atención. La toalla, un símbolo de servicio en Juan 13, les recordará a todos el verdadero significado de servir. (Rick Brown)

Extracto del libro Campamentos

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here