Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – LÍMITES 4

Sexo y Sexualidad - LÍMITES 4

Continuemos.

El Punto de Vista de Dios.

La Biblia tiene muchas cosas que decir acerca del sexo… pero para ser sinceros, no da una respuesta clara a la antigua y tan repetida pregunta: «¿Hasta dónde puedo llegar?» En lugar de eso, nos proporciona algunas pautas para contestar esa pregunta. Lee en 1 Tesalonicenses 4:3-5, donde Pablo dice esto: “La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios”.

¿Qué significa aprender a controlar nuestro propio cuerpo de una manera santa?

Si fueras a hacer justo lo que has escrito, ¿hasta dónde llegarías sexualmente con alguien?

Cambiemos un poco el panorama. Imagínate que eres el padre de un adolescente de tu edad, que te pregunta hasta dónde puede llegar con su novio o novia. ¿Qué le dirías?

5. Mamá ¿Puedo?

Las siguientes personas quieren tener relaciones sexuales, y están buscando tu aprobación. Escribe sí a no, y explica tus razones.

  • Él se va a la guerra… y tal vez no vuelva con vida. ¿Puedo acostarme con él?    Sí    No     Porque…
  • Ella tiene cáncer, y posiblemente no se recupere. ¿Puedo acostarme con ella? Sí     No    Porque…
  • Vamos a casarnos en menos de un año. ¿Podemos tener relaciones sexuales? Sí     No     Porque…
  • Vamos a casarnos en menos de una semana. ¿Podemos hacer el amor?            Sí     No     Porque…
  • Pero… en realidad lo amo. Temo que no sea capaz de aguantar. ¿Podemos acostarnos?  Sí    No   Porque…

¿Te gustaría tener algún tipo de «permiso especial» cuando te sientes de esta forma? ¿Por qué?

¿Qué piensas hacer al respecto?

¿Quién te puede ayudar a superar este deseo?

¿Crees que Dios puede darte algún tipo de «permiso especial»? ¿Por qué?

Si no estás seguro, considera Proverbios 1:10, Proverbios 7:1-27, Romanos 6:12-14 y I Pedro 2:9.

6. ¿Cuál es la Diferencia?

Si crees que el esperar hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales hace una diferencia, dilo… y da una razón.

A. Ya lo he hecho todo, solo falta el acto en sí, pero este punto es solo un tecnicismo. ¿Cuál es la diferencia?

Creo que la diferencia es que…

B. Ya lo hice con las personas que salí antes de ser cristiano. ¿Cuál es la diferencia?

Creo que la diferencia es que…

C. Lo hemos estado haciendo desde que empezamos a salir. Es demasiado tarde para volver atrás. ¿Cuál es la diferencia?

Creo que la diferencia es que…

D. Mi madre lo hace con su novio. Y sé que a ella no le molesta que lo haga también porque dejó un paquete de condones sobre mi cama. Eso es lo que ella piensa de mí. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Creo que la diferencia es que…

E. Tengo miedo de que Jesús vuelva antes de que yo tenga relaciones sexuales y me lo pierda. Además, yo sé que Dios me va a perdonar; quiero decir, tiene que hacerlo, él es Dios. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Creo que la diferencia es que…

F. Fui violada por mi hermanastro, y me sentí una basura. Así que, ¿qué diferencia puede haber ahora que lo hago porque quiero?

Creo que la diferencia es que…

¿Crees que lo que haces a nivel sexual importa hoy? ¿Por qué?

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Lo Que Casi Nadie te Dirá Acerca del Sexo”

Por Jim Hancock y Kara Eckmann Powell

Lee Límites 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner