Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – INTIMIDAD 2

Sexo y Sexualidad - INTIMIDAD 2

Continuemos.

Fase Cuatro: El Síndrome de la Cenicienta.

Más tarde el reloj da las 12, y Sofía se convierte en la hermanastra pobre. Le resulta humillante y triste, y siente que ha perdido algo que no puede recuperar. Está distraída (o increíblemente concentrada), no puede dormir (o no puede dejar de dormir), sube de peso (o pierde peso muy rápidamente). Por un momento, Sofía se pregunta si podrá con todo eso. Pero, después de algunas semanas, se da cuenta de que a ella nunca le gustó tener dos caras, ni pretender ser lo que no era. Guillermo es un cretino, después de todo. ¿Cómo no lo notó antes? Sofía se dice a sí misma que no se va a envolver emocionalmente de esa manera la próxima vez. S¡ es que existe una próxima vez. Un tiempo después, ya sin la depresión, Sofía se pregunta, una vez más, qué tipo de persona le interesa al tipo de persona que a ella le interesa. ¿Me sigues?

¡Con razón algunas personas tratan de dejar las emociones y los sentimientos fuera cuando tienen relaciones sexuales! Pero eso no funciona. Este es el tema de la mayor parte de las telenovelas, películas, comedias y libros, incluyendo la Biblia. Más allá que se hable de tener «relaciones sexuales casuales», en el fondo si trata de una cuestión muy personal. Ahora, aquí hay algo contradictorio. Por ser una cultura que quiere quitarle la intimidad al sexo, estamos terriblemente ocupados en sexualizar la intimidad en estos días. Mucha gente en nuestra sociedad cree que la intimidad lleva inevitablemente al sexo. «No puedes acercarte tanto a una persona sin ir más lejos», dicen ellos. Y el «ir más lejos» significa algo sexual. Esa intimidad es la del coqueteo, y resulta muy dañina para una amistad saludable. (¿Has notado que muchas personas se relacionan sexualmente con sus amigos cercanos, y que cuando su relación termina, la amistad llega a su fin?).

Esa mentalidad tira por la borda la amistad genuina entre un hombre y una mujer, y esto está muy mal. La Biblia nos describe, al menos a los cristianos, como hermanos y hermanas. Siento mucho decirte esto, pero hay cosas que dos hermanos que tienen una relación saludable no hacen.

Inclusive la intimidad entre personas del mismo género se ve amenazada por la presunción o el temor de que uno no puede acercarse tanto sin terminar envolviéndose con el otro. No todos creen esto, sin embargo, es un concepto que está allí. Pero es muy injusto y no tiene sentido. Es como un rumor que aísla a la gente y los hace sospechar y sentirse incómodos entre ellos, y termina separándolos. Una vez más, esto está muy mal. No se supone que sea de esta forma. Porque no es bueno que la gente esté sola. Dios así lo dijo.

1. Intimidad.

  • ¿De dónde crees que la gente saca sus ideas con respecto a la intimidad?
  • ¿A qué crees que se refiere la gente cuando usa el término intimidad?
  • ¿Cómo definirías el concepto de intimidad?
  • ¿Cómo llegaste a esa definición?
  • ¿Crees que mantener relaciones sexuales implica tener intimidad?

Desde luego que no porque…

Tal vez si, tal vez no, porque…

Desde luego que sí, porque…

2. Mejores Amigos.

El Punto de Vista de Dios.

Encontramos algo de trasfondo bíblico en 1 Samuel 20:1-42. David había sido ungido por Samuel para ser rey, aunque oficialmente Saúl aún era el dueño del poder. Saúl parecía tener una relación de amor-odio con David… ya que apoyaba sus campañas en la guerra, pero se mostraba celoso cuando él tenía éxito. Cualquier cosa que Saúl usaba para lastimar a David, se convertía en una ventaja para el futuro rey. Saúl seguía intentando matar a David arrojándole lanzas (1 Samuel 18 y 19), y la forma en la que David se libraba de cada uno de los ataques solo conseguía molestar más al rey. Saúl le entregó a David a su hija Mical como esposa, esperando atraparlo de esa manera. Pero en lugar de ello, Mical se enamoró de David y lo ayudó a escapar de las trampas mortales de su padre.

Lee el plan que David y Jonatán (el mejor amigo de David e hijo del rey Saúl) trazaron juntos en 1 Samuel 20:1-42. Si alguien te diera este pasaje y te pidiera que marcaras los versículos que demuestran la intimidad que existía entre David y Jonatán, ¿qué versículos marcarías?

  • ¿Crees que la amistad con alguien del mismo sexo tiene que ser diferente de la amistad con alguien del otro sexo?
  • ¿Crees que está bien tener solo amigos del mismo sexo? ¿Por qué?
  • ¿Crees que está bien tener solo amigos del otro sexo? ¿Por qué?
  • ¿Crees que se justifica que Jonatán engañara a su padre, dadas las circunstancias de 1º Samuel 20?
  • ¿Cuándo crees (si es que te parece que alguna vez debería ser así) que se debe poner primero a los amigos que a la familia? ¿Por qué?

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Lo Que Casi Nadie te Dirá Acerca del Sexo”

Por Jim Hancock y Kara Eckmann Powell

Lee Intimidad 3

Lee Intimidad 4



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner