Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – 47 RAZONES PARA ESPERAR 6

Sexo y Sexualidad - 47 RAZONES PARA ESPERAR 6

Continuemos.

27. El Sexo Premarital es un pecado contra tu cuerpo.

Yo creo que el sexo antes del matrimonio es no sólo “malo” sino que la Biblia dice, ¡que también es un peca­do contra el propio cuerpo! En 1º Co­rintios 6:16-20, tenemos un pasaje sobre la inmoralidad sexual. El vs.18 dice: “…hu­yan de los pecados sexuales. Ningún otro tipo de pecado afecta al cuerpo como éste. Cuando uno comete este pe­cado, peca contra su propio cuerpo”. ¡Este pecado es el único que se hace contra el propio cuerpo! Créanme, hay repercusiones dolorosas por una desobediencia volunta­ria. Yo pasé por mucho dolor y angustia de corazón innecesarios, cuando me separé del Señor.

28. El Sexo Prematrimonial puede llevar a la adicción sexual.

Ahora habla Crystal, una ex vendedora de drogas. El sexo prematrimonial es igual a las drogas. Tú siempre quieres más. De hecho, yo creo que me hizo desear más drogas también. Yo me ponía “en onda”, y entonces ha­cía algo extraño y raro. El sexo regular no era suficiente. Yo hacía cosas que ahora las veo horribles. Entonces to­maba más drogas para quitarme el dolor. Era un círculo vicioso.

29. No Ser la Causa de que un Hermano débil peque.

Los cristianos tienen que asegurarse de no hacer trope­zar a un hermano débil. Si se sabe que un cristiano prac­tica relaciones sexuales prematrimoniales, otro cristiano puede ser fácilmente influenciado a hacer lo mismo, y él, (o ella) practicará igualmente el sexo antes del matrimonio.

30. Es un Mal Testimonio.

Primero, como cristianos debemos dar buen testimo­nio ante los no cristianos toda nuestra vida. Debemos te­ner presente que nuestras acciones siempre hablarán más alto que nuestras palabras. Yo creo que el sexo antes del matrimonio “habla” bien alto. Por lo tanto, no sería nin­gún buen testimonio como cristiano.

31. Esperar Muestra al Compañero o compañera cuanto se le ama.

Hay una razón más, digo yo, para que una persona es­pere al matrimonio para tener relaciones sexuales. Dios me dio el más maravilloso hombre del mundo para que sea mi esposo. Yo pedí un Príncipe Azul, y Él me dio mucho más que eso. El me dio uno con quien puedo compartir mis más profundos sentimien­tos. Uno con quien puedo hablar de Dios. Uno que yo sé compartirá siempre mi amor y será fiel a mí. Y más que todo, uno de quien estoy feliz de haber esperado. Doy gracias a Dios por él. Y en nuestra noche de bodas, expe­rimenté mi primera vez (de sexo) con mi esposo. Yo no hubiera deseado compartir mi primera vez con ningún otro. Yo no tenía riquezas o joyas que ofrecer a mi esposo, pe­ro él no quería riquezas o joyas. Todo lo que él deseaba, era a mí. Y yo tenía eso para darle a él, toda yo, y mi cuerpo intocado, y suyo solamente. Para mí, ésta es una buena razón para esperar.

32. El Sexo Prematrimonial puede dar lugar a sentimientos engañosos.

Mirando atrás, pienso que comprenderás cómo tú pen­saste que estabas en control de tu vida por ver el cumpli­miento de lo que deseabas que pasara, esto es “vivir rá­pido y libre,” sin pensar en nadie más que en ti mismo. Esto parece más un egoísmo que un control propio, y co­mo resultado de tus acciones, te ha llevado al otro lado de la vida. Ahora lo único que tienes es depresión, y un sen­tido de vaciedad. A la edad de 15 años profesaste fe en la salvación de Jesucristo; y ahora a los 17 te sientes per­dido y vacío, y deseas morir.

33. Una Vez Involucrado en Sexo Prematrimonial, es fácil hacerlo otra vez.

Aun si una persona se ha dejado de toda relación que suponga contacto sexual, y ha tratado de librarse de la culpa y la ira, todavía quedan consecuencias. Cualquier peca­do tiene consecuencias, y el sexo prematrimonial tiene al­gunas de las consecuencias de más largo alcance. Hacer citas con alguien se hace dificultoso, porque uno tiene miedo de caer en sexo otra vez. El sexo premarital abre la caja de Pandora de una enorme área que nunca debió experimentarse antes del matrimonio. Siempre es más fácil hacer algo la segunda vez, y una vez que una persona ha estado sexualmente activa, simplemente no puede olvidar.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Lo Que Deseo Que Mis Padres Sepan Acerca de mi Sexualidad”

Por Josh McDowell

Lee 47 Razones Para Esperar 7

Lee 47 Razones Para Esperar 8

Lee 47 Razones Para Esperar 9



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner