Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – 37 MANERAS DE DECIR ¡NO! 7

Sexo y Sexualidad - 37 MANERAS DE DECIR ¡NO! 7

Continuemos.

32. Haz que tus Palabras y Acciones Sean las Apropiadas, así la Persona que Desea Tener Relaciónes Sexuales Contigo, Sabrá tu Posición.

Si alguien desea contacto físico, que se busque una per­sona que ya sea promiscua sexualmente, con hechos y pa­labras. Por otro lado, una persona que es conocida por su respeto de los demás, y de su cuerpo, será ignorada por este individuo. El fondo de la cuestión es que todos somos juzgados en base a nuestras acciones y palabras. Si yo hablo clara y firmemente en contra del sexo pre­matrimonial, aquellos que buscan sólo eso, pronto se de­sentenderán de mí.

33. Sal Solamente con Personas que Tienen las Mismas Convicciones Cristianas que Tú.

Si un muchacho o una chica quieren empezar a ejercer presión sobre ti, entonces no salgas nunca más con él o ella. La Biblia dice en Eclesiastés 3:1, 3: “Para todo hay un tiempo oportuno: tiempo de des­truir; tiempo de reedificar”. Si él o ella tratan de destruir­te en vez de edificarte, sencillamente no lo veas nunca más.

Algunos chicos corren riesgos a causa de sus amigos. En el Libro de los Proverbios 17:17, di­ce la Biblia: “El amigo verdadero es siempre leal.” Si tus amigos te obligan a correr riesgos, o ejercen presión sobre ti, entonces no necesitas verlos nunca más. Debe­mos tener suficiente respeto y orgullo de nosotros mis­mos, para no arriesgarnos a cometer lo malo sólo para ser aceptados. La Biblia dice en Proverbios 18:24, “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y ami­go hay más unido que un hermano.” (RVR). Si nuestros amigos no pueden aceptarnos tal cual somos, entonces no son amigos, y no tenemos necesidad de ellos.

34. Nunca Cedas.

Mi consejo final para ti, Kelly, es nunca ceder. Si tú y Mike caen, recuerda que “el amor cubre multitud de pecados”. Perdona, olvida, y sigue adelante, pero no aban­dones la esperanza de un cambio. Patricia cometió un fa­tal error cuando ella decidió que no podía soportar más, y comenzó a racionalizar su pecado. Su corazón se endu­reció tan pronto que ya no deseaba ningún cambio. Por favor, no dejes que esto te suceda a ti.

35. Eviten Estar Solos los Dos.

Estar en un lugar oscuro, solos, o en un lugar donde saben que no serán vistos o interrumpidos por un largo tiempo, es algo que se debe evitar. El Libro de los Pro­verbios 6:27-28, dice: “¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan? ¿An­dará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen?”

36. Tengan el Mínimo de Contacto Físico.

Después que Dios sanó mi herido corazón, estuve sa­liendo con una persona realmente cristiana por dos años. Su vida irradiaba a Cristo, e hizo gran impacto en mí. Su amistad fue admirable, y tuvimos el mínimo de contacto físico.

37. Haz un Compromiso con Dios.

Te desafío a que le des a Dios una oportunidad en tu vida de relación. Haz un compromiso con Él en el senti­do de parar inmediatamente toda actividad sexual, y es­perar hasta el debido tiempo con la debida persona. Si tú y tu chica realmente se aman, entonces ese amor del uno por el otro los hará crecer más fuertes, y ese amor se pro­fundizará mientras edifican su relación con Dios, y re­servan el sexo hasta el matrimonio. Si sus relaciones no pueden sobrevivir sin el contacto físico, entonces no es lo mejor que Dios quiere para ambos. ¿Por qué conten­tarse con algo que es menos que lo mejor?

Extracto del libro “Lo Que Deseo Que Mis Padres Sepan Acerca de mi Sexualidad”

Por Josh McDowell



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner