Bienvenido a Nuestro Blog

Para Padres – UNA TENDENCIA HACIA EL LEGALISMO

Para Padres - UNA TENDENCIA HACIA EL LEGALISMO

El libro de Proverbios no nos da una enciclopedia de “haz” y “no hagas”, o de bien y mal. Lo que Proverbios nos da son dos cosmovisiones, la sabiduría y la necedad. Aquí encontramos dos maneras de vivir: la manera del sabio que obtiene su dirección de la verdad de Dios, y la manera del necio que obtiene su dirección de la perspectiva y deseo humano. Dios está buscando más que el comportamiento externo. Está obrando para que seamos nada menos que participantes de la naturaleza divina (2 Pedro 1:4) No podemos y no debemos reducir la vida piadosa a un conjunto de reglas. La piedad es adoración humilde y agradecida que nos causa que deseemos lo que Dios dice que es valioso y que hagamos lo que Dios dice que le traerá gloria.

Sin embargo, los adolescentes tienden a ser legalistas. Tienden a enfatizar la letra en vez del espíritu. Los adolescentes tienden a empujar la reja mientras te dicen que todavía están en el patio. Tienden a llevarte a discusiones acerca de los límites. Te meten en conversaciones del tipo “qué tan lejos puedo llegar” y luego tienden a responderte más adelante que hicieron “exactamente lo que me dijiste”.

Necesitamos ser habilidosos para hablar con nuestros adolescentes acerca del espíritu de la ley. Necesitamos hablar acerca de los asuntos de corazón que están detrás de los mandamientos. Necesitamos mostrarles la diferencia entre la pureza interna y el desempeño farisaico del deber. Necesitamos ver el legalismo de los adolescentes como una oportunidad para hablar acerca de lo que significa tener un corazón para Dios y un corazón para hacer lo que es recto.

Mi hijo tendía a ser brusco cuando jugaba físicamente con su hermano. Disfrutaba estar en ventaja por su tamaño y fuerza. Había muchas ocasiones en las que su hermano menor terminaba frustrado y llorando. Así que fui con mi hijo y le pedí que no juegue físicamente con su hermano menor. Al hacer esta petición, en realidad estaba resumiendo muchas cosas que estaban en la categoría de intimidación usando su tamaño para aprovecharse de su hermano menor. Unos días después escuché que su hermano lloraba otra vez en el cuarto familiar. Dije, “Pensé que pedí que no volvieras a hacer esto con tu hermano?” Su repuesta fue, “No lo toqué”. ¿Puedes ver que pasó? Técnicamente había guardado la letra de la ley porque no tocó o lastimo físicamente a su hermano. No obstante, desobedeció completamente el espíritu de la petición al intimidar físicamente a su hermano aun sin tocarle.

Al estar señalando este legalismo a nuestros adolescentes y recordándoles del espíritu verdadero de los requerimientos de Dios, ellos verán su inhabilidad y comenzarán a tener un hambre por Cristo. De otra manera, tendrán la tendencia a ser como los fariseos que reducían la ley de Dios a estándares humanos. Cristo les dijo a sus seguidores que a menos que su justicia excediera a la de los escribas y fariseos no entrarían en el reino de los cielos. Al señalarle a nuestros adolescentes la grandeza del espíritu de la ley, ellos dirán, “No puedo hacer eso. No puedo amar. No puedo dar. No puedo servir’. Comenzarán, entonces, a buscar la ayuda que sólo Cristo puede dar.

Lo que está en juego aquí es muy importante. El legalismo humano nos lleva a la autojusticia humana. La autojusticia humana niega la necesidad de la gracia habilitadora y salvífica de Cristo. La justicia humana adopta la mentirá más cruel de Satanás: que una persona puede ser justa por medio de guardar la ley. Si eso fuera verdad, no hubiera sido necesario que Cristo naciera, viviera, muriera y resucitara. Debemos ayudar a nuestros adolescentes a ver su legalismo, y no debemos caer en los debates interminables acerca de los límites, los cuáles disfrutan los legalistas. Debemos ayudar a nuestros hijos a ver su rebelión de corazón, y llevarlos a Cristo, quien es la justicia.

Extracto del libro “Edad de Oportunidad”.

Por Paul David Tripp.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner