Bienvenido a Nuestro Blog

Para Padres – PREVENIR EMBARAZOS EN ADOLESCENTES 2

Para Padres - PREVENIR EMBARAZOS EN ADOLESCENTES 2

15 Consejos para la Prevención de Embarazos Juveniles:

1. Empezar a hablar sobre la sexualidad a temprana edad y de manera frecuente. Nunca es muy temprano, ¡y nunca es muy tarde!

2. Hablar sobre la sexualidad y la prevención de embarazos juveniles tanto con las chicas como con los varones.

3. Supervisar a los jóvenes, proveyéndoles suficiente autonomía y privacidad, pero minimizando las oportunidades de involucrarse en conductas arriesgadas.

4. Conocer las amistades de los adolescentes, y guiarles a elegir la compañía de jóvenes con valores y costumbres afines a los suyos.

5. Comunicar la importancia significativa de la educación y las metas ocupacionales como prioridad.

6. Sentar las miras en un futuro prometedor, lleno de posibilidades positivas para sus jóvenes.

7. Desayunar o cenar como familia lo más frecuentemente posible, ¡aprovechar la sobremesa para conversar!

8. ¡Escuchar a sus jóvenes!

9. Aprovechar toda oportunidad para enseñarles a los jóvenes a pensar y a tomar decisiones inteligentes y responsables.

10. Más que hablarles a los adolescentes, dialogar con ellos, preguntándoles lo que piensan, sienten, saben, han escuchado, etc.

11. Más que hablar sobre la tecnología del embarazo o la anticoncepción, conversar sobre el amor, el respeto, la responsabilidad, los valores, etc.

12. Comunicar clara y explícitamente sus principios, valores, y expectativas en cuanto a la actividad sexual en la adolescencia y los embarazos juveniles: “en nuestra familia, pensamos…” “en nuestra religión, creemos…”

13. Hablar tanto sobre lo positivo y constructivo de la actividad sexual y la paternidad, como sobre lo costoso y peligroso de la misma.

14. Al conversar, demostrar accesibilidad, apertura, apoyo, atención, cariño, comprensión, confianza, conocimientos, flexibilidad, honestidad, interés, y respeto.

15. Estimular el pensamiento crítico de sus adolescentes con preguntas como “¿Qué harías si…?” o “¿Qué harías para…?”

Por ejemplo:

¿Qué harías…

…para saber si estás verdaderamente enamorado(a) de alguien?

…si no sabes si lo que sientes es atracción física o algo más?

…para saber si alguien te quiere de verdad?

…para hacerte respetar y a valer entre tus compañeros?

si alguien te ofrece alcohol o drogas para seducirte?

…para resistir la presión a tener relaciones sexuales?

…para fortalecer la conexión con tu pareja en lugar de tener relaciones sexuales?

Por Marisol Muñoz-Kiehne (PhD)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner