Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – UN PLAN DE TRABAJO PARA TU MINISTERIO JUVENIL

Para Líderes - UN PLAN DE TRABAJO PARA TU MINISTERIO JUVENIL

¿De Qué se Trata?: Más ideas y sugerencias para tu ministerio juvenil.
Hablemos un poco de lo que harás en las reuniones juveniles. Un plan de trabajo necesita actividades y las actividades deben ser guiadas por el Espíritu Santo para que surtan efectos positivos.
Algunas ideas que nos han funcionado y que tu puedes adaptar para las actividades juveniles son:

1. Nunca avergüences a ningún joven en público.

Si alguien hizo algo incorrecto y necesitas llamarle la atención, hazlo siempre en privado.

2. En la reunión juvenil acomoda a los jóvenes en círculo, para que cada uno esté sentado “en primera fila”.

3. Trata que cada reunión sea distinta a las anteriores.

4. Titula tus actividades con nombres creativos y llamativos.

5. No invites a hermanos adultos que se encarguen de criticar las actitudes de los jóvenes.

Si has de invitarlos, asegúrate que sean personas adultas que apoyarán la actividad y que no harán sentir mal a los jóvenes.

6. Toma en cuenta a cada joven en la reunión y llámales por su nombre.

7. Haz publicidad.

Anuncia anticipadamente las reuniones juveniles en un cartel llamativo; y si es posible, haz una invitación personalizada con el nombre de cada uno para la reunión de jóvenes.

8. Sonríe siempre y no dejes que se noten tus problemas.

Toma un tiempo con Dios para relajarte y poner sobre Él tus cargas y luego ve a la reunión juvenil.

9. Conversa con todos los que puedas antes y después de la reunión juvenil.

10. Visita a quienes faltan.

11. Apóyate en un par de jóvenes que tengan deseos de colaborar contigo.

Compárteles el objetivo que Dios te ha dado.

12. Dirige tú la reunión.

No permitas que el grupo la dirija, sin previa planificación.

13. No permitas que tu reunión juvenil sea solo un sitio recreativo, sino además, conviértelo en un momento de reflexión y ministración.

No importa que tan novedosa sea tu reunión juvenil, nunca deben faltar la exposición de la Palabra del Señor y la adoración a Él.

Por Giovanni y Dinora Cabrera



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner