Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – TRANSMITA SUS PROPÓSITOS Y SEA EJEMPLO 3

Para Líderes - TRANSMITA SUS PROPÓSITOS Y SEA EJEMPLO 3

Continuemos.

A. Monitorice la Declaración de Propósito.

Vigile la marcha su declaración de propósito evaluando ocasio­nalmente las palabras. Si Dios no le dio palabras específicas, no debe sorprenderse cuando las palabras se muestren falibles. Quizá tenga que cambiar su declaración de propósito para mejorar la clari­dad. Nuestra primera declaración de propósito tuvo cuatro pala­bras clave para comunicar los cinco propósitos. Tenía sentido para mí, pero advertí que los otros no hacían la conexión, así que cam­biamos la frase para aclarar el significado. Aquí hay otro ejemplo de cómo tuvimos que monitorizar una declaración de propósito existente después de haberla lanzado. Una declaración anterior de propósito se leía así:

Nuestro ministerio con la juventud existe para

ALCANZAR a jóve­nes inconversos,

RELACIONARLOS, hacerlos CRECER en su fe,

desafiarlos a DESCUBRIR su ministerio

y HONRAR a Dios con su vida.

Poco después de comunicar la declaración de propósito a nuestra iglesia, la madre de un joven vino a decirme: «Varios padres están realmente contentos de que usted tenga orientación en el mi­nisterio para jóvenes, pero estoy un poco desilusionada porque pienso que no está haciendo lo que su declaración dice que hará. No veo ningún crecimiento en la fe de mi hijo».

Estábamos alcanzando a su hijo. Él asistía a unos pocos progra­mas, pero no era cristiano (me lo dijo él mismo). Basada en la frase de arriba, la queja de la mamá era válida. Nuestra declaración de propósito le decía que si alcanzábamos a su hijo, lo relacionaríamos y lo haríamos crecer en su fe. Habíamos alcanzado a su hijo, pero él no crecía en su fe. ¿Por qué? Porque no tenía fe. Necesitábamos cambiar la frase porque es imposible ayudar a alguien a crecer en una fe que no tiene. Tuvimos que ser más específicos. Las palabras subrayadas son las que añadimos para hacer más específica nuestra declaración de propósito.

Nuestro ministerio juvenil existe para

ALCANZAR a jóvenes no creyentes,

RELACIONARLOS con otros cristianos para ayudarles a CRECER en su fe,

y desafiar a los que crecen a DESCUBRIR su ministerio

y HONRAR a Dios con su vida.

B. Administre el Tiempo de Acuerdo a los Propósitos.

Cuando todo tipo de correspondencia se encuentra sobre su es­critorio y usted encuentra una invitación a un programa de jóve­nes, deténgase y evalúe la oportunidad. Usted siempre tendrá doce­nas de oportunidades, pero necesita decidir si su tiempo será administrado por oportunidades o por prioridades. Sus priorida­des deben ser sus cinco propósitos. Examine sus oportunidades y pregúntese: «¿Esto nos ayudará a alcanzar mejor uno de nuestros propósitos? ¿Esta oportunidad está relacionada con nuestros propó­sitos? ¿Qué tipo de propósito ayudará a cumplir? y ¿Necesitamos de esta ayuda ahora mismo?» Si no lo va a ayudar a alcanzar su pro­pósito, agotará su tiempo.

Un líder aprende a determinar qué es im­portante, ya que no todo vale la pena. Si usted se permite a sí mis­mo y a su ministerio estar demasiado ocupado, su eficiencia disminuirá. Evite dejar que las oportunidades lo manejen y trate que sean los propósitos quienes lo hagan. El viejo dicho «Si apunta a la nada, siempre le pega» es verdad. También es verdad que si us­ted apunta a todo, rara vez dará en el blanco. Sus propósitos, sin em­bargo, lo mantendrán apuntando directo al blanco.

Cuando vea el tiempo que asigna a elementos diferentes de su ministerio, puede comenzar pensando: ¿Cuánto tiempo doy a cada uno de los cinco propósitos durante una semana o un mes? Esta evalua­ción comenzará a mostrarle no solo a dónde va su tiempo, sino tam­bién cuáles de los propósitos obtienen su mejor atención.

C. Sea Ejemplo de los Propósitos con su Vida.

Si es un líder que vive los propósitos, arrastrará a la gente en lu­gar de empujarla. Empujarlos para hacer lo que usted quiere es difí­cil, agotador y sin recompensa. El líder que trata de empujar a su gente en la dirección correcta halla resistencia. Usted tendrá mu­cho más éxito arrastrando a otros en la dirección correcta, si lo ob­servan en acción. Su ejemplo causará que ellos quieran emular sus acciones.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes Con Propósito”

Por Doug Fields

Lee Transmita Sus Propósitos y Sea Ejemplo 4



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner