Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – RESEÑA DE ALGUNAS TRIBUS 1

Para Líderes - RESEÑA DE ALGUNAS TRIBUS 1

Como dice el título esta será una reseña breve, para tener una noción a grandes rasgos. Antes de continuar con la descripción teórica de lo que son las tribus urbanas, sus definiciones desde la ciencia y sus prescripciones, tendremos una pequeña dosis de contenidos prácticos. En esta sección intentaremos trazar, un panorama general de la “fauna” que puebla las grandes urbes. Lo haremos en forma desordenada y sin intentar clasificarlos o juntarlos por especie, pero sí describir su apariencia externa o trazar vagamente sus intereses. Señores, pasen y vean:

 Stones y rollingas: Se visten con zapatillas de lona, jeans ajustados, remera de su banda de rock (los stones solo la lengua de los Rolling Stones), los varones usan el pelo largo, y chicos y chicas se cortan el flequillo recto. Rollinga es un término más generalizado, que tiene que ver más con una “onda”, pero admiten todo tipo de rock barrial, mientras que los stones son fanáticos a morir de la banda original.

Punks: Hay varios tipos. Están los alternopunks, los ciberpunks, los anarcopunks, neopunkies, hardcores y ramoneros, entre otros. También hay toda una gama de punks homosexuales, entre los que se nombran punks-gays, homocores, queerpunks o como prefieran llamarse. Se visten de forma desaliñada. Usan zapatillas de lona All Stars o Vans, pantalones achupinados, alfileres de gancho, pins, tachas o pinchos, cinturones, mucho cuero, pelos erizados, se visten preferiblemente de negro. Tienen una predisposición a la violencia y al odio a todo lo instituido, las normas y la política, aunque hoy en día han bajado bastante los decibeles de violencia; declaran los mismos principios pero más relajados. Son enemigos acérrimos de los skinheads y de los darks. Sus grupos representativos son los Sex Pistols, The Ramonos, Blink 182, y otros.

Electrónicos o tecnos: (En España los llaman bakalaeros, porque el tipo de música se llama bacalao, y en otros lugares se los denomina maquineros o también industriales). Son extravagantes de aspecto y de ideas. Escuchan música techno, marcha y otros ritmos futuristas y asisten a las Raves o fiestas electrónicas organizadas por grandes marcas. Visten de manera psicodélica, estrafalaria y se ven muy asociados a las drogas sintéticas como el éxtasis, las cuales consumen en grandes cantidades para potenciar el efecto de su música.

Modernos y chetos: (como les decíamos antes): Son los jóvenes de clase alta, aristócratas. Los chetos (también llamados fresas en varios países centroamericanos, o pijos en España) son de presencia impecable; los más clásicos usan mocasines, bermudas y chomba (todo de buena marca) o pantalones pinzados, camisa polo y suéter escote V. Las chicas exhiben ropa de seda vaporosa, camisa masculina, jeans rectos, o trajecitos de pollera y blazer; todo acompañado de accesorios con cadenitas y anillos de oro. Complemento indispensable: lentes de sol de marca reconocida a la vista.

Los que están en la movida artística o del diseño—los modernos—, usan ropa retro que le sacaron a la abuela (o que la abuela vendió hace unos años a dos pesos y ellos compraron en una feria americana a cincuenta) o excéntrica, con combinaciones de colores antes prohibitivas. Asisten a fiestas privadas con invitación personal o deambulan por los pubs más exclusivos.

 Grunges: Nacen como una evolución del punk. Grunge significa “mugre”, en referencia a una estética desaliñada, harapienta y sucia tanto en las distorsiones, en las voces como en el look. Visten con ropa fuera de moda, camisas a rayas (rojas y negras, verdes y negras) o remeras ceñidas al cuerpo, pantalones rotos y hasta los tobillos y no les dan mucha importancia a su imagen exterior. La música que escuchan es el grunge y uno de sus grupos preferidos es Nirvana. No suelen ser violentos, aunque lo aparenten.

Heavy metal o metaleros: Usan jeans negros ajustados, cinturones de hebilla prominente, botas con tacos altos, melena larga, campera cazadora de cuero con tachas, muñequeras de cuero o pañuelos enroscados en la muñeca, muchos tatuajes, remeras estampadas con sus ídolos y símbolos de muerte (huesos, calaveras, cruces invertidas). Escuchan el heavy metal clásico de los años 70, Led Zeppelin y Iron Maiden entre otros, o sus equivalentes actuales. Se oponen a todas las subculturas blandas.

Skinheads y sharps: Cabezas rapadas, borceguíes aunque haga cincuenta grados de calor (preferiblemente Doc Martens, que es la marca original), musculosas, tiradores, camperas con insignias celtas, nazis o paramilitares. Son pulcros en su aspecto y en su estilo de vida: rechazan el uso alcohol y drogas en forma desmedida, y tienen un fuerte corte moralista y una ideología nacionalista pura con un toque de racismo. Los sharps, valga la salvedad, se pronuncian como anti-racistas y anti-xenófobos.

Neohippies: Entran en esta clasificación, tanto por su estilo de vestimenta como de vida, varias ramas de artistas callejeros, artesanos, músicos “pro paz” que sostienen muchos de los ideales de sus pares de los años 70 pero actualizados. Se visten con ropas excéntricas, hechas artesanalmente, ponchos, bandoleras de tela o tejidos en telar, sandalias, barba o pelo en estado salvaje, etc. Los ecológicos y vegetarianos podrían entrar en esta categoría también.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner