Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – PROGRAMAS: PROPÓSITO DE EVANGELIZACIÓN 1

Para Líderes - PROGRAMAS: PROPÓSITO DE EVANGELIZACIÓN 1

La Evangelización no es un Programa, es un Proceso.

Si quiere que su ministerio para la juventud alcance a jóvenes inconversos de la comunidad, debe hacer un fuerte compromiso para que se respire evangelización en su ministerio. Los ministe­rios para jóvenes que tienen éxito alcanzando a jóvenes inconver­sos ven la evangelización como algo esencial y no como solo una idea buena. Si planea darle prioridad a la evangelización, necesita una estrategia para asegurarse de que el propósito de la evangeliza­ción no esté reducido a un programa. La evangelización no es un programa; es un proceso; el proceso de una persona mostrando una vida transformada a alguien que necesita de la gracia transfor­madora de Dios.

No tenemos recursos paro crear programas lo suficientemente atractivos como para competir con el mundo. No creo que debemos preparar jóvenes para cumplir el propósi­to de la evangelización basándonos en programas extravagantes. Un programa sólido de evangelización no es fácil de hacer. Nuestra iglesia está a pocos minutos de Disneylandia y de otras cien centros de entretenimiento, y no tenemos recursos para crear programas tan atractivos como para competir con el mundo. Ni usted tampo­co. Pero sí tenemos el contenido que cambia vidas (la verdad de la Palabra de Dios) y relaciones de cuidado con las cuales el mundo no puede competir. Esta verdad es la que quiero que nuestros jóve­nes entiendan. Quiero que ellos tomen alguna responsabilidad per­sonal en la evangelización y vivan su vida con ojos que estén buscan­do y corazones latiendo con compasión por sus amigos perdidos.

Durante mis años en el ministerio con la juventud, he sido ben­decido al ver a cientos de jóvenes comunes alcanzando a sus amigos para llevarlos a Jesucristo. Ha sido una gloriosa combinación de nuestro ministerio y los jóvenes haciendo lo que es posible y a Dios hacer lo que es imposible. No puedo definir el trabajo imposible de Dios, pero puedo decirle lo que hemos hecho para ser fieles al pro­pósito de la evangelización en nuestro ministerio con la juventud.

La evangelización en nuestro ministerio para jóvenes abarca una comprensión y una expresión práctica de tres elementos:

1. El desarrollo de una actitud evangelística.

2. El desafío continuo para llegar a ser evangelística.

3. Un culto de adoración, del cual se enorgullecen los jóvenes al traer a sus amigos. (Léelo en Programas: Propósito de Adoración).

Un Ministerio Evangelístico para jóvenes expresa una Actitud Evangelística.

En Mateo 9:12-13, Jesús dijo: «Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos… Porque no he venido a llamar a jus­tos, sino a pecadores.» La traducción de El Mensaje se lee: «Estoy aquí para invitar a los que están afuera, no para mimar a los que es­tán adentro.» Muchos ministros para jóvenes hacen un trabajo ex­celente mimando a los de adentro y un pésimo trabajo para alcan­zar al perdido.

Los ministerios para jóvenes que cumplen el propósito de la evangelización generalmente son aquellos en los que el liderazgo del ministerio para jóvenes, el equipo de la iglesia y los jóvenes en­tienden la evangelización y sienten una misma pasión por expresar­la. Si el propósito de la evangelización no se comparte ni lo apoya todo su liderazgo en la iglesia, usted luchará una batalla constante. La tensión aumenta cuando los líderes de la juventud quieren alcan­zar al perdido y el liderazgo de la iglesia quiere mimar a los que es­tán adentro. He visto como este conflicto destruye a muchos obre­ros de la juventud.

La tensión aumento cuando los líderes de la juventud quieren alcanzar al perdido y el liderazgo de la iglesia quiere mimar a los que están adentro.

Expresar el propósito de la evangelización en el ministerio para jóvenes requiere una actitud evangelística unida en la cual los que están involucrados entiendan la dificultad de este y sin embargo prosigan hacia adelante motivados por la convicción bíblica de al­canzar al perdido. Esta actitud contagiosa invade la iglesia e invita a los líderes que aman a los jóvenes y sienten un propósito evangelísti­co dentro de sus propias vidas.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes Con Propósito”

Por Doug Field

Lee Programas: Propósito de Evangelización 2

Lee Programas: Propósito de Evangelización 3

Lee Programas: Propósito de Evangelización 4

Lee Programas: Propósito de Evangelización 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner