Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – PROGRAMAS: PROPÓSITO DE DISCIPULADO 5

Para Líderes - PROGRAMAS: PROPÓSITO DE DISCIPULADO 5

Continuemos.

Les damos una tar­jeta del tamaño de su bi­lletera para anotar el nú­mero telefónico de su so­cio, la cual sirve como un amable recordatorio del compromiso.

Modelo de TARJETA S.R. CINCO

S.R. Cinco.

Socio Responsable Cinco.

Pacto

“Yo…………………….. deseo desarrollar mi relación con Dios,

reconozco la necesidad de tener una responsabilidad personal en mi vida.

Me comprometo a reunirme una vez por semana con mi socio de oración

para orar y motivarnos mutuamente.

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados y oren unos por otros para que sean sanados (Stg.5:16)

Firma                                                  Nombre del Socio

Fecha                                                 Firma del Socio

 

Hábito 3: Tesoros escondidos. Memorizar versículos claves.

El título de este ele­mento viene de una com­binación de la Nueva Versión Internacional y la traducción al inglés NASB del Salmo 119:11: «En mi corazón he escondido tu Pa­labra, para no pecar contra ti», y «en mi corazón atesoro tu Palabra». Tesoros Escondidos es una sencilla tarjeta útil para memorizar la Biblia. Cuando los jóvenes dedicados se inscriben en Tesoros Escondidos, les damos un conjunto de tres a cinco versículos. Cada versículo está impreso en una tarjeta de bolsillo, laminada y con un agujero. Ponemos las tarjetas en una argolla grande plateada. Des­pués que los jóvenes han memorizado un conjunto de versículos, les damos el próximo conjunto. Incluimos una nota corta que expli­ca por qué escogimos esos versículos y los alentamos a no rendirse.

Hábito 4: Asistir a la iglesia.

Comprometerse con el cuerpo de la iglesia, no solamente con el ministerio para jóvenes. De los seis hábitos, este es el único para el cual no tenemos un re­curso específico que darle a los jóvenes. Constantemente le insisti­mos a nuestros jóvenes que asistan y se involucren en el cuerpo de la iglesia. Hablamos con un alto concepto de los programas de la Iglesia Saddleback, y damos el ejemplo involucrándonos y apoyan­do los programas de la iglesia. Las cartas periódicas que mandamos a nuestros jóvenes dedicados les recuerdan la importancia de parti­cipar en la iglesia además de pertenecer al ministerio para jóvenes.

Hábito 5: Banco de bendiciones. Practica la disciplina de ofrendar dinero.

De los otros elementos enumerados, este es el que más difícil se nos hace para animar a los jóvenes. Para generar una mejor com­prensión de la ofrenda, inventé un juego que se llama el Banco de Bendiciones. El juego incluye un mensaje grabado en CD en el cual hablo de la importancia de ofrendar, además de un estudio bí­blico de cuatro lecciones acerca del diezmo, un paquete de sobres de ofrenda, y una vasija decorada para que cada uno reúna su ofren­da.

De los cinco elementos, este es uno acerca del cual no hacemos muchas preguntas a los jóvenes. Sí queremos saber si los jóvenes entienden todo lo que estudiaron acerca del diezmo y queremos con­testar sus preguntas, pero no quere­mos presionarlos a ofrendar para agradar a sus líderes en lugar de ofrendar por amor a Dios.

Hábito 6: Trabajos de raíz. Saber cómo estudiar la Escritura.

Este elemento del estudio bíbli­co obtiene su nombre de Col 2:6-7: «Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, arraigados y edifica­dos en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de grati­tud». Tengo libros específicos escogidos de la Bi­blia y preguntas escritas que los jóvenes hicieron y contestaron des­pués de leer las Escrituras. Las preguntas los motivan a pensar en lo que están leyendo y a tomar un tiempo para procesar la Palabra de Dios. Igual que la meditación motiva la lectura devocional, Traba­jos de Raíz motiva a hacer un estudio más profundo de la Biblia.

Modelo de TRABAJOS DE RAÍZ

Preguntas de Filipenses 1:12-14.

1. ¿Qué sucedió como resultado del encarcelamiento de Pablo?

2. ¿Qué dice la experiencia de Pablo respecto a cómo Dios puede trabajar a través de las circunstancias difíciles?

3. ¿Cómo se relaciona la experiencia de Pablo con los si­guientes versículos? «Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido Mamados de acuerdo con su propósito» (Romanos 8:28).

4. ¿Alguna vez te sentiste confinado a la escuela o enca­denado a alguien?

5. ¿Cómo te ayudó tu «confinamiento» a hablar acerca de Dios?

Preguntas para Filipenses 1:15-18.

1. Pablo está hablando acerca de los dos tipos de predicación que se hacían mien­tras estaba preso. Un grupo tiene moti­vos sinceros mientras que el otro grupo tiene motivos codiciosos. Pablo reconoce la mezcla de los motivos, pero lo emocio­na saber que el mensaje de Cristo se está diseminando sin considerar los mo­tivos. ¿Qué ejemplo puedes dar de una iglesia con motivos codiciosos?

2. ¿Qué puede hacer uno cuando reconoce tener motivos impuros?

HÁGALO PERSONAL

1. ¿Cuál es su definición de discipulado?

2. ¿Cómo ha estado midiendo el crecimiento espiritual?

3. ¿Cuándo desarrolló sus disciplinas espirituales? Describa su patrón de crecimiento espiritual.

4. Cree un compuesto de un cristiano dedicado. ¿Qué ve como los hábitos de un cristiano dedicado?

5. ¿Qué recursos ayudarán a los jóvenes a desarrollar los hábi­tos para el crecimiento?

6. ¿Qué pasos específicos puede tomar para animar a sus jóve­nes con los hábitos espirituales?

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes con Propósito”

Por Doug Fields



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner