Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – PROGRAMAS: PROPÓSITO DE DISCIPULADO 3

Para Líderes - PROGRAMAS: PROPÓSITO DE DISCIPULADO 3

Continuemos.

Yo lo he hecho de ambas maneras. En este punto de mi ministe­rio, prefiero crear herramientas porque es más barato y porque los jóvenes parecen más receptivos a lo que yo hago que a lo que com­pro. Es fácil comprar un folleto de crecimiento o un diario, pero cuando usted hace uno, los jóvenes saben que es especialmente im­portante para usted. La mayoría de los obreros de jóvenes no tienen el tiempo, la ayu­da ni los recursos para crear sus propios materiales. Aun los que pueden crear los propios, no pueden competir con las ediciones ex­travagantes y las impresiones en colores de las casas de publicacio­nes. Pero usted tiene algo que un editor no puede expresar: su cora­zón. Cuando doy a mis jóvenes dedicados algo que he creado, lo aceptan como un regalo mío. (Nunca he tenido un joven que diga: «Ojalá que hubiera comprado algo mejor que esto.») El tiempo que me lleva crear algo útil les comunica que tengo interés en su jor­nada espiritual. Pero si no tiene tiempo para crear los recursos que quiere, no se sienta culpable. Cómprelos o haga que los jóvenes los compren.

D. Concéntrese en el ánimo.

Además de su papel de creador o descubridor de recursos, tam­bién tiene el papel de animador. Constantemente debe animar a los jóvenes para que estos desarrollen los hábitos que usted ha defi­nido. Mejor aún, aliente a los líderes de los grupos pequeños que guían a sus jóvenes en el desarrollo de estos hábitos.

Una de las maneras que uso para motivar a los jóvenes dedica­dos es una carta mensual (como la de la siguiente página) para los que usan nuestras herramientas de H.A.B.I.T.O. Debido a que los jóvenes tienen que inscribirse para cada curso que toman, tengo los registros exactos de nuestros jóvenes comprometidos. A estos jóvenes les mando cartas pastorales y de vez en cuando les hago una llamada por teléfono para saber cómo van las cosas.

 

Modelo de CARTA MENSUAL.

Mi querido amigo:

Espero que a la llegada de esta carta te encuentres bien. Estoy escribiéndote para animarte en tu estudio de la Pala­bra de Dios a través de «Trabajos de raíz». He recibido mu­chos comentarios de los que están haciendo este estudio.

  • «¡Es el mejor estudio de la Biblia que he hecho!»
  • «Bueno… lo hice… leí la primera página, pero la verdad es que está debajo de la jaula de mi rata.»
  • «No lo puedo creer, encontré tres errores de ortografía.»
  • «Voy a empezar pronto, te lo prometo.»

Estoy tan contento por el deseo de estudiar la Biblia que expresaste, que quería escribirte y decirte: «¡Bien hecho!» Te hago algunas sugerencias para ayudarte con esta disciplina:

1. ¡No te rindas! Hazme saber a mí o a tu líder de grupo pe­queño cómo te va.

2. Haz un poco cada vez. Un hábito se forma al hacer algo cada día por lo menos 21 días seguidos. Estudiar la Biblia puede llegar a ser un hábito.

3. Ora para que Dios te hable cada vez que estudies la Biblia.

4. Marca los errores que encuentres y dímelos para poder­los corregir.

5. Cuéntale cada cosa nueva a tu Compañero de Cinco.

6. Si no entiendes una pregunta o una respuesta, olvídala y sigue adelante. No dejes que eso te impida terminar una lección.

Sabes que te aprecio mucho y doy gracias a Dios por ti.

PD.: Si quieres más información acerca de algunas otras herramientas de discipulado que podemos poner en tus ma­nos (ejemplo: Diario del devocional, Banco de bendiciones, Te­soros escondidos), dímelo.

 

Modelo TARJETA H.A.B.I.T.O.

¡SÍ! Quiero desarrollar mis H.A.B.I.T.O. espirituales

Estoy firmando para:

Banco de bendiciones   o    Trabajos de raíz (no hagas ambos al mismo tiempo)

S.R. Cinco (o ayúdenme a encontrar un compañero)

Tesoros escondidos

Diario del devocional

Nombre:

Teléfono:

Edad:

Escuela:

Dirección:

Devuelve esta tarjeta en la mesa de información para recoger tus herramientas.

Además de recibir mi carta de ánimo, cada estudiante compro­metido tiene el apoyo de un grupo pequeño. El líder del grupo pe­queño es quien más ánimo imparte imparte y al supervisar, juega el papel de discipulador. Debido a que nos concentramos en el desa­rrollo de los jóvenes en los seis hábitos por sí mismos, ni el estudian­te dedicado ni el discipulador tienen que pasar otra noche de la se­mana asistiendo a un programa de discipulado. Las herramientas son nuestro programa de discipulado.

PROGRAMA Para Jóvenes Comprometidos: Modelo de la Iglesia Saddleback.

Nuestros programas principales para los jóvenes comprometidos: Herramientas de discipulado.

Antes de mirar lo específico de cada herramienta, note dos co­sas: Primero, ningún estudiante solicita todas las herramientas de inmediato. Alentamos a los jóvenes a tomar solo las herramientas que estén listas para usarse. Segundo, hay un costo para producir o comprar herramientas. Si su iglesia no puede afrontar el costo de las herramientas en su presupuesto, usted tendrá que encontrar otra manera de pagarlas. Quizá quiera alentar a los padres para que compren las herramientas, o puede encontrar patrocinadores finan­cieros en su iglesia que comprarán los materiales y orarán por los jó­venes que las usen.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes con Propósito”

Por Doug Fields

Lee Programas: Propósito de Discipulado 4

Lee Programas: Propósito de Discipulado 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner