Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – PROGRAMAS: PROPÓSITO DE COMUNIÓN 3

Para Líderes - PROGRAMAS: PROPÓSITO DE COMUNIÓN 3

Continuemos.

En un grupo pequeño se desarrolla un sentir de comunidad a medida que los miembros aumentan una comprensión bíblica de amarse los unos a los otros. Somos llama­dos a

  • Servir el uno al otro (Gál.5:13)
  • Aceptarse el uno al otro (Ro.15:7)
  • Perdonarse el uno al otro (Col.3:13)
  • Saludarse el uno al otro (Ro.16:16)
  • Llevar las cargas el uno del otro (Gál.6:2)
  • Dedicarse el uno al otro (Ro.12:10)
  • Honrarse el uno al otro (Ro.12: 10)
  • Enseñarse el uno al otro (Ro.15:14)
  • Someterse el uno al otro (Ef.5:21)
  • Alentarse el uno al otro (1 Tes.5:11)

2. Constancia y beneficios de los grupos pequeños.

Cuanto más sólido es un grupo pequeño, mejores son los benefi­cios. Cada ministerio para jóvenes puede aplicar estos tres tipos diferentes de grupos para ayudar a los jóve­nes a relacionarse entre sí.

Nivel 1 Grupo pequeño.

Este es el grupo pequeño, espontáneo e informal. Los jóvenes se reúnen en grupo. Hay poca o ninguna constancia de reunión a reunión. Normalmente el propósito es que lleguen a conocerse unos a otros o que los jóvenes charlen sobre varias preguntas. El ni­vel l de grupo pequeño se considera como un componente de un programa, pero no es esencial para su fortaleza total. El grupo pe­queño espontáneo no necesita liderazgo. Se puede dirigir eficaz­mente desde el frente del salón, se hacen las preguntas a todos los grupos pequeños y entonces se les da un tiempo limitado para que las contesten.

Nivel 2 Grupo pequeño.

Este tipo de grupo expresa una constancia mediana, normal­mente tienen los mismos jóvenes todas las semanas, pero estos no tienen un compromiso formal de asistencia constante. El nivel 2 de grupo pequeño se ocupa más en el intercambio de ideas que en las relaciones interpersonales; su meta es considerar todas las preguntas y actuar recíprocamente con la enseñanza. A menudo, el líder actúa como maestro y mediador. Este formato de grupo pe­queño es una parte esencial de un programa.

Nivel 3 Grupo pequeño.

Este tipo de grupo pequeño se concentra más en los jóvenes que en la enseñanza. El contenido puede ser un punto de partida que motiva los intercambios de ideas entre el grupo, pero el enfoque está en la intimidad, la vida personal y la responsabilidad del uno hacia el otro. Este grupo pequeño es el programa y no parte de un programa. Los miembros del grupo pequeño son los mismos cada semana, y su asistencia es constante y esperada. El enfoque no es el crecimiento del grupo ni presentar a miembros nuevos; más bien es desarrollar la confianza y la amistad con los que ya están compro­metidos. El líder de este grupo pequeño juega el papel de pastor y de consejero.

3. Qué debe ofrecer su liderazgo para tener grupos pequeños saludables.

Los grupos pequeños, íntimos y sólidos no se originan de la nada. Como la vida, son un proceso y no un programa de una vez. Una estrategia de grupos pequeños saludables requiere mucho trabajo del liderazgo. Aplicar los siguientes principios, le ayudará a asegu­rar grupos pequeños saludables.

A. Determine los valores del grupo pequeño.

Es importante establecer qué valores de relación y de actitudes quiere que aparezcan en todos sus grupos pequeños. Mientras que los líderes de los grupo?” pequeños tienen personalidades y estilos di­ferentes, deben tratar a los miembros del grupo pequeño por igual. Es su responsabilidad determinar y definir los valores que usted es­pera ver. Aunque pueda hacer esto en acuerdo con todos sus líderes de grupos pequeños, al final debe creer en las cosas que son inmuta­bles, tomar la responsabilidad y ser firme en cuanto a estas. A conti­nuación verá algunos ejemplos de valores para grupos pequeños:

  • Autenticidad: Todos los líderes deben ser ejemplo de un andar genuino y transparente con Cristo. Deben ser sinceros, no fanfarro­nes.
  • Confidencialidad: Los grupos pequeños deben ser un lugar segu­ro para la sinceridad. Lo que se hable en el grupo debe permanecer en el grupo.
  • Cultivar la confianza: Los jóvenes deben sentir que tienen la se­guridad de confiar sus sentimientos y el derecho de hacer pregun­tas. Ninguna pregunta es tonta ni estúpida.
  • Amar a los otros: Este es un valor aprendido que comienza con el respeto del uno por el otro. Los jóvenes deben tener la oportunidad de exponer sus pensamientos sin ser interrumpidos.

Es responsabilidad suya dejar saber a todos los valores que usted y su liderazgo han escogido. No puede esperar que todos sus líderes conozcan los valores y entiendan cómo aplicarlos a los grupos pe­queños. Cuando cometí este error, encontré líderes que querían ser maestros y transformaron sus grupos en aulas de clase, mientras otros crearon un ambiente donde el desacuerdo no estaba permiti­do. Aprendí a no asumir jamás que todos tenemos los mismos valo­res. Sus valores deben ser claros, concisos y constantemente comu­nicados a todos los involucrados.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes con Propósito”

Por Doug Fields

Lee Programas: Propósito de Comunión 4

Lee Programas: Propósito de Comunión 5

Lee Programas: Propósito de Comunión 6



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner