Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – ¿MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO?

Para Líderes - ¿MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO?

¿De Qué se Trata?: Cómo ser un conferencista exitoso, para que tu audiencia no salga corriendo.

Todos alguna vez en nuestra vida hemos pasado por la situación de hablar en público. Algunos más que otros hemos experimentado esta sensación. Si no has vivido mucho de esto, prepárate porque un verdadero líder es una persona capaz de comunicarse con carisma y motivación frente a 10, cientos y miles de personas.
Todavía recuerdo mi primera vez que me paré enfrente de un público. Tenía 3 años de edad, y con una simple poesía de dos párrafos pude sacar una que otra risa a la audiencia. Ahí comenzó toda una aventura, en donde me fui preparando 14 años de mi vida, estudiando para llegar a ser maestro de oratoria. Tiempo después, puse en práctica lo que aprendí, dando 30 conferencias a miles de jóvenes en este año pasado.

Todos tenemos nuestra historia. Todos pasamos alguna vez por eso, pero nadie dijo que iba a ser fácil. La comunicación es algo esencial en la vida del ser humano, y para que exista una buena comunicación, necesita existir un buen oyente y un buen emisor, pero sobre todo un buen mensaje.
Si estás leyendo este artículo, es porque vas a dar una plática próximamente, o porque ya la has dado, o simplemente, te quieres ir preparando para lo que sigue.
Te quisiera hacer una serie de recomendaciones para dejar un mensaje que realmente cause impacto y que la gente entienda lo que tú tenías en tus objetivos.

1. Nadie da lo que no tiene.
Si tu vas a dar una plática sobre liderazgo tienes que estar perfectamente informado sobre el tema. No puedes ofrecer al público un tema del que desconoces, porque siempre hay alguien en el auditorio, que podría saber más que tú, y te podría desanimar en tu esfuerzo. Te recomiendo que preguntes exactamente cuál es el tema que quieren que abarques, y que hagas un pequeño esquema, con subtemas y que saques la mayor cantidad de recursos posibles: libros, revistas, artículos, etc.

2. Fichas con ideas.
Si eres de los que tienen un poco de miedo o de mala memoria, no hay mejor recurso que utilizar pequeñas fichas, para anotar la ideas más importantes. Estas las puedes hacer de ¼ de hoja carta. Con la idea de la introducción, tres ideas del desarrollo, y la conclusión. Las puedes leer durante tu preparación de la plática, una noche antes del día previsto, y ese mismo día en la mañana. A lo mejor las puedes tener a la mano, antes de dar la plática, por si se te llegara a olvidar alguna idea. Pero lo más conveniente, es que no utilices ningún papel. Sino que todo lo tengas en tu mente.

3. Introducción de impacto.
Si el público no te conoce, sobre todo, tienes que “ganártelo”. Para esto, utiliza una frase, una anécdota, una historia. Llega de una manera “chistosa”. O simplemente diles algo que los despierte un poco, para que se rompa el hielo. Hay veces en que puedes utilizar algo serio, para mantenerlos más interesados en el tema, sobre todo, cuando es un testimonio de vida.

4. Utiliza ejemplos prácticos.
No hay mejor forma de dejar algo que sirva a los jóvenes, dándoles ejemplos que pueden utilizar en su vida diaria. No te vayas mucho con la teoría, porque simplemente se puede tornar aburrido, si vas a hablar sobre liderazgo puedes utilizar una pequeña dinámica, en donde pidas pasar a alguno al frente, etc.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner