Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – LIDERANDO UN GRUPO PEQUEÑO O CÉLULA

Para Líderes - LIDERANDO UN GRUPO PEQUEÑO O CÉLULA

¿De Qué se Trata?: Estrategias, ideas y sugerencias para los líderes de grupos pequeños.

 

  1. ¿Qué es un grupo pequeño o célula?

Si bien las “definiciones” pueden diferir de iglesia en iglesia, y dado que no existe una definición “oficial”, ésta me parece muy apropiada y práctica: Es un grupo, entre 4 y 15 personas, que se reúnen semanalmente para tener compañerismo, ser discipulados y multiplicarse por medio del evangelismo y el servicio.

  1. El objetivo del líder de un grupo pequeño o célula.
  • Mantener la fidelidad a las relaciones.
  • Ayudar a los adolecentes y jóvenes a crecer en Cristo.
  • Alentarlos para que se expresen.
  • Ser un ejemplo práctico de lo que significa ser un cristiano.
  1. Elementos que puedes utilizar.

Juegos / Rompehielos. Canciones. Comida. Videos. Representaciones de obras cortas. Música. Afirmación y apoyo.

  1. Ten en cuenta las 4 secciones del encuentro de grupo pequeño o célula.

No significa que tengas que seguir rígidamente este orden, modifícalo como quieras, pero te servirá para organizar tus tiempos de reunión y mantener un correcto balance.

A. Bienvenida Y Rompehielo. Servir café, tomar mate, hacer preguntas informales, cantar el feliz cumpleaños de alguien, dar un regalo sorpresa, etc., para crear un ambiente de familiaridad.

 B. Adoración. Música de fondo, lectura de un Salmo, cantar 1 o 2 alabanzas, compartir bendiciones, etc.

 C. Tema Y Oración. Dar el tema estimulando la participación de todos. Que haya libertad para que las personas pregunten y expresen sus opiniones. Orar por la Palabra que fue dada y desafiar a vivir según ella.

 D. Difundir La Visión Y Suplir Necesidades.

Suplir necesidades.

  • Si hay alguien enfermo, orar por sanidad.
  • Si hay alguien deprimido o desalentado dar una palabra de bendición.
  • Si hay un endemoniado, liberarlo.
  • Si hay alguien sin amigos, ofrecerle amistad, etc.
  • Si hay alguien con carencia económica, bendecirlo con trabajo o alimentos.

Difundir la visión.

  • Orar por las futuras visitas.
  • Planificar salidas evangelísticas.
  • Establecer metas de crecimiento y multiplicación.
  • Hacer las listas de próximos contactos.
  • Evaluar si se están alcanzando las metas o no.
  • Tener sueños de crecimiento. ¡Soñar a lo grande!.

Duración total del encuentro de grupo pequeño o célula: Entre 60 y 80 minutos. ¡No más!.

  1. Mejora la enseñanza.

A. Establece una relación de amistad. Los adolescentes escuchan a las personas que les resultan agradables, y no a las que solamente respetan.

¿Estás haciendo algo para conocer más que sólo los nombres de los jóvenes?

B. Que la enseñanza sea aplicable. En esta área, los adolescentes no se diferencian tanto de los adultos. Ellos quieren saber qué cambio inmediato les producirá en sus vidas la enseñanza. Observa tus últimas reuniones, ¿marcaron alguna diferencia?

C. Arriésgate. Antes de comenzar, los adolescentes ya piensan de antemano que será otra aburrida reunión. ¿Qué cambios puedes realizar esta semana para sorprenderlos?

D. Actualízate. Asiste a un seminario sobre expresión o comunicación . ¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro o estudiaste algo sobre comunicación?

  1. Antes de comenzar el encuentro de grupo pequeño o célula.

Conoce a fondo tu punto de vista, para poder mantener la dirección de tu grupo.

Prepara el espacio físico del encuentro y minimiza las distracciones.

Escoge el método de ministerio y el horario para la reunión.

Ora y prepárate espiritualmente.

  1. Durante el encuentro de grupo pequeño o célula.

Comienza el encuentro vigorosamente y a horario.

Establece el curso que seguirás, dejando que los miembros del grupo sepan qué esperar.

Fomenta el diálogo a través de una discusión relevante y creativa.

Lidera la discusión, pero no hables todo el tiempo tú solo.

Anímalos para que hagan peticiones honestas en sus oraciones.

  1. Al finalizar el encuentro de grupo pequeño o célula.

Déjalos con ganas de más.

Llega al cierre contestando a todas las preguntas y problemas que no hayan sido resueltos.

Haz tiempo para el ministerio después del Encuentro: Suple necesidades y difunde la visión.

Editado por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner