Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – LA VIDA EN LOS PASILLOS DEL SHOPPING

Para Líderes - LA VIDA EN LOS PASILLOS DEL SHOPPING

Esta vez el shopping es el marco perfecto para que cientos de teenagers de clase media-alta o alta deambulen por los pasillos durante horas sin rumbo fijo.

Sus pares de los sectores más bajos no sienten que ese espacio los represente, por eso no concurren. Varias son las causas: por empezar, los mall se encuentran emplazados en zonas más exclusivas. En segundo lugar, sus usuarios ostentan un estilo de vida y vestimenta al que ellos no pueden acceder. Además, la presencia de tantos guardias o personal de vigilancia los hace sentir incómodos, como sospechosos. Por estas y otras causas se sienten excluidos o ellos mismos se autoexcluyen.

¿Y qué hacen los jóvenes allí? De todo, menos comprar. Según un artículo de la revista Viva, de Clarín, un 57,4% de los concurrentes declara que va al shopping “a pasear”, mientras que solo un 23,16% afirma comprar algo.97 Aunque pasan muchas horas allí, su actividad se extiende más allá de lo estrictamente comercial. La rutina consiste más o menos en algo así: los chicos se encuentran en alguna de las puertas principales, pasean un rato, miran vidrieras y se ponen al tanto de lo último en materia de moda, hacen escala para tomar un helado o comer una hamburguesa en algún local de fast food que “les encanta” y, lo principal, miran. Miran mucho. ¿Y qué miran? Pues a los otros, cómo están vestidos, qué consumen, qué hábitos presentan. Y a la vez, como en una especie de espejo, se ven reflejados ellos mismos.

El centro comercial se convierte así en una especie de feria de diversiones: suben y bajan por las escaleras mecánicas (en sentido a favor o en contramano, da igual), se montan a los ascensores de vidrio, les hacen burla a los guardias; las chicas se prueban fragancias y cosméticos, entran a un negocio y le hacen sacar toda la ropa a las vendedoras, mientras ensayan con sus amigas distintas identidades dentro del probador. Por otro lado los padres, al percibirlo como un lugar seguro, los dejan solos y al rato los pasan a buscar.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner