Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – INEFECTIVIDAD AL TRABAJAR CON JÓVENES 1

Para Líderes - INEFECTIVIDAD AL TRABAJAR CON JÓVENES 1

Los chavos se sorprenden cuando la iglesia (o sea nosotros) está emocionada, viva y feliz. A veces damos por hecho las cosas de Dios. Nos acostumbramos a ellas y dejamos pasar las cosas que hacen de la vida cristiana algo emocionante.

Cuando adoptamos a nuestra hija Rebeca, fue increíble verle la carita de sorpresa cuando la llevamos por primera vez en su vida a un centro comercial. Nuestra hija tenía casi tres años y no había salido a ningún lado en toda su vida. Así que todo lo aprendió con nosotros y verle la emoción cuando veía las luces y la gente. Escuchaba la música y bailaba sin cesar. Todo para ella era sorprendente. Cuando fuimos al supermercado se me hizo de lo más normal tratarla de meter al carrito. Sin embargo ella gritaba pues no sabía qué era eso. Literalmente la obligué a meterse ahí y empujé el carrito para que viera lo divertido que podía ser y así fue. ¡Estaba feliz!

Cualquier cosa cotidiana era toda una aventura para ella y el verle su carita llena de emoción era algo increíble para nosotros, queríamos enseñarle más y más cosas que ella aún no experimentaba solo para verle su cara de sorpresa y su sonrisa y hasta sus carcajadas llenas de expectativa e ilusión. Así deberíamos ver la vida Cristiana, estar emocionados por las cosas que a veces damos por hecho.

Si quieres ser INEFECTIVO para compartir tu fe con los jóvenes, he aquí tres pasos necesarios que debes tomar en cuenta.

1. Sé Aburrido.

Muchos cristianos son bien aburridos. Muchas iglesias son súper aburridas. Nuestro mandato es compartir a Cristo con personas que no lo conocen. No es que el mensaje haya perdido el poder sino el medio es quien pierde el poder y nosotros somos ese medio y si somos personas aburridas el mensaje será percibido de esa forma.

¿Qué hace que una persona sea interesante? Si una persona tiene un interés en la vida y otra tiene 10 intereses en la vida, la que tiene más intereses atraerá a más personas. Es bueno tener el interés en la Palabra, eso es muy bueno, pero también es verdad que tenemos otros intereses. A algunas personas les gusta mucho el ejercicio. Puedes correr con otros, o puedes ir a un gimnasio y ahí tendrás relación con otras personas. Ahí compartirás el interés de hacer ejercicio. Mientras más te relaciones con la gente podrás entonces compartir de tus “otros intereses”. Pero primero debes crear un puente entre tus oyentes y que esas personas vean que eres alguien normal.

¿Cuáles son tus intereses? Hay un animal en el mar que es una especie de pulpo marino. Su único propósito en la vida es encontrar un cierto tipo de roca. Cuando la encuentra se adhiere a esa roca y ahí se queda por el resto de su vida. Al encontrar lo que buscaba, ya no necesita su cerebro así que se lo come. Así son muchos cristianos, cuando encuentran con la Roca se olvidan de su cerebro. Se olvidan que hay otras cosas que les gusta y les llaman la atención. Se olvidan de pensar. Nos acostumbramos a vivir entre cristianos y felices de haber encontrado la roca que es Cristo y de ahí ya no queremos salir. Ya no sabemos de qué más hablar. Ya no participamos de nada porque todo nos parece inmundo y no edificante, pero ¿cómo entonces vamos a ganar a la gente para Cristo con esta mentalidad?

(CONTINÚA…)

Por Gloria Vázquez

Lee Inefectividad al Trabajar con Jóvenes 2

Lee Inefectividad al Trabajar con Jóvenes 3



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner