Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – EN MI GRUPO DE JÓVENES HAY UN CHICO GAY

Para Líderes - EN MI GRUPO DE JÓVENES HAY UN CHICO GAY

 ¿De Qué se Trata?: En mi grupo de jóvenes tenemos un chico gay (homosexual) ¿Qué puedo hacer para ayudarle?

 

1. Quisiera decirte que es excelente el hecho que quieras ayudar a este chico.

Muchas personas en las iglesias han escogido ignorar este problema y no hacen nada al respecto. Definitivamente tu deseo de ayudar a este chico es muy importante.

2. Debemos estar seguros que entendemos quien es una persona gay.

Un homosexual no es un chico o una chica que actúan diferente a los demás o que tienen ciertos manerismos o hablan raro. Para que una persona sea gay u homosexual la persona tiene que estar involucrado (a) en una relación sexual consistente con una persona del mismo sexo. En muchos casos de abuso sexual, la victima puede llegar a creer que es homosexual solamente por el hecho que fue forzada a tener relaciones con una persona del mismo sexo. La verdad es que esta persona no es un homosexual porque no ha escogido continuar con este estilo de vida dañino y destructivo del orden y sistema moral que Dios no ha dado. Si este chico al que tu te refieres te ha confesado que tiene inclinaciones sexuales para con personas del mismo sexo es importante aclararle que esto no lo convierte en un homosexual. Esto nos lleva a la pregunta entonces ¿cómo puedes ayudarlo?

Para contestar a esta pregunta déjame mencionarte el tercer aspecto.

3. La mayoría de personas que han logrado controlar estos sentimientos homosexuales o han salido completamente del estilo de vida homosexual han confesado con toda certeza que la influencia más fuerte vino de parejas cristianas que realmente se aman. En otras palabras si eres un líder de jóvenes que tiene algún chico o alguna chica que este lidiando con sentimientos homosexuales reconoce que tu ayuda a esta persona será muy limitada. Es preferible involucrar alguna pareja ejemplar en tu iglesia que pueda ayudarte a alcanzar a esta persona.

De hecho quisiera sugerir que no es muy prudente involucrarse demasiado en ayudar a una persona con este tipo de problema si no tienes el apoyo de una pareja que esté dispuesta a guardar la confidencialidad, respeto y la dignidad de la persona afectada. La ayuda empieza cuando la pareja permite que la persona afectada construya una relación con ellos dentro del contexto de su hogar. La persona afectada tiene que poder ver un hogar funcionando adecuadamente.

En el 100% de casos de personas homosexuales que han dejado el estilo de vida homosexual el modelo de un hogar funcional sano influyó grandemente en su recuperación y restauración.

Jeffrey D. De Leon



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner