Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – EL ESPACIO DEL ÉTER

Para Líderes - EL ESPACIO DEL ÉTER

Pero los últimos años trajeron de la mano de la tecnología un fenómeno antes desconocido: ahora los chicos no necesitan delimitar su territorio copando una esquina de la ciudad, si pueden hacerlo virtualmente desde su casa. Desde que en el año 1995 Internet estuvo disponible en la mayoría de los países, las cosas dieron un vuelco, especialmente entre los adolescentes.

La web, los foros, el chat, la tele, el blog, el fotolog, los videos en la red y los sms son un nuevo lugar en donde ellos pueden compartir códigos comunes fuera del alcance de los adultos. Y aun como lugar abstracto, se dan las mismas características que en los lugares físicos. El espacio etéreo es tan lugar como cualquier otro, y es allí donde los jóvenes saben que tienen el dominio.

—Internet es como otro barrio para mídijo Billordo, un músico independiente que subió sus videoclips a YouTube y desde esa plataforma consiguió invitaciones a tocar por todo el mundo.

Estos jóvenes son la primera “generación Internet pura” o los primeros “nativos digitales”; los que han nacido y crecido absolutamente bajo la influencia de la web. No tuvieron que aprender o modificar hábitos al irse desarrollando la tecnología; ya estaban ahí cuando ellos vinieron al mundo y se montaron naturalmente sobre los lomos de esta cibercultura.

¿Y qué actividades se desarrollan en este lugar virtual que es la red? Bueno, pues, variadas y para todos los gustos: desde jugar con otros chicos en partes remotas del mundo, escuchar música, ver videos, hacer las tareas, planificar las salidas, sacarse fotos, hasta chatear con alguien que está sentado a solo una computadora de distancia. Y todo a la vez: tienen una insólita capacidad de multitask [el término inglés para “hacer muchas cosas a la vez”].

Según la consultora Booz Allen: “a los veinte años los chicos de la generación tech habrán pasado unas diez mil horas jugando a videogames, habrán mandado y/o recibido unos doscientos mil mails y/o sms, y habrán usado diez mil horas más hablando o jugando con sus celulares. En tanto, a lo sumo habrán invertido cinco mil horas con un libro en la mano”.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner