Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – TRIBUS URBANAS: DEFINIENDO LOS TÉRMINOS

Para Líderes - TRIBUS URBANAS: DEFINIENDO LOS TÉRMINOS

A fin de acordar criterios a la hora de hablar de subculturas juveniles y tribus urbanas, es necesario hacer una presentación más formal de las dos expresiones para referirnos a estos grupos homogéneos. Como mencioné en la introducción, a raíz del episodio en la Convención Internacional de Arte Callejero, en donde desperté a la existencia de las distintas tribus urbanas, comencé a interiorizarme sobre las subculturas y toda su terminología, a fin de encontrar lo que pensaba que era la manera de Dios para relacionarnos con esos jóvenes.

De allí me surgieron interrogantes como: ¿las tribus urbanas son lo mismo que las subculturas juveniles?, ¿estamos hablando de un fenómeno nuevo propio de las grandes ciudades?, ¿a qué responde la formación de estos grupos?, ¿qué dicen los expertos en el tema?

En las páginas que siguen trataré de responder a todas esas preguntas de la forma más comprensible y sencilla posible. El tema que estamos explorando es bastante complejo, y los expertos—como ser sociólogos, antropólogos y psicólogos—lo estudian desde hace muchos años y han producido excelente material al respecto; no es mi intención trivializarlo simplificándolo excesivamente, pero tampoco dificultarlo todavía más.

La cultura y toda su familia

Si hemos de hablar de subculturas, se hace necesario desglosar el término cultura para obtener una mejor comprensión de su significado. Por lo tanto, comenzaremos viendo lo que significa la “madre” de todas estas palabras con las que vamos a familiarizarnosy que encontraremos a lo largo de todo el libro. Se necesita una dosis de conocimiento para no morir en el intento de descifrar el trabalenguas de la familia de palabras que surge del término cultura (uf!).

Bromas aparte, no podemos menos que empezar haciendo una breve referencia sobre el significado de la palabra cultura. Una definición sencilla dice: “Cultura es todo lo que el hombre hace”. En un sentido más amplio, hace alusión tanto a las creencias, valores, costumbres e instituciones que caracterizan a un grupo en particular. Analicemos una más compleja:

Sistema de significados, actitudes y valores compartidos, así como de formas simbólicas a través de las cuales se expresa o se encarna.

—Burke, Cultura popular en la Europa moderna.

Ahora bien, las culturas no son intrínsecamente malas ni buenas: son necesarias, ya que imponen leyes y valores que hacen posible la supervivencia del grupo. El Dr. Ed Murphy, en su Manual de Guerra Espiritual, afirma que enco las naciones existen componentes culturales que desde el punto de vista bíblico pueden clasificarse como compatibles con la fe cristiana, incompatibles con ella o simplemente neutrales.

Por ejemplo: la forma de vestirse, siempre que no sea ofensiva, es un componente neutral, como así también la comida típicay el lenguaje. Y otros aspectos son perfectamente compatibles, como los valores morales, el amor a la familia, la protección de los hijos, etc. Pero en el caso de inmoralidad sexual, odio y rivalidades hacia otros grupos sociales y algunas prácticas Definiendo los términos espirituales nocivas, son claramente incompatibles u opuestas al mensaje del evangelio. Es allí donde debemos saber cómo tratar eficazmente con esa cultura para llevarla a los pies del Señor. Debemos descubrir el mejor enfoque para alcanzarla con el evangelio.

Al respecto, el Dr. Peter Wagner comenta:

Las diferencias culturales, en su forma más pura, no son ni buenas ni malas. Desafortunadamente, todas las culturas han sido corrompidas en un grado u otro por el pecado de la raza humana y por fuerzas diabólicas que han entrado. Sin embargo, los patrones de comportamiento en sí mismos son simplemente reglas neutrales que sirven para traer orden a la sociedad. Los japoneses, por ejemplo, comen con palillos, se quitan los zapatos antes de entrar a la casa, compran y venden con yens, y manejan sus autos por la derecha del camino. ¿Cuál es la correcta? La cultura japonesa es correcta para los japoneses, la cultura americana es correcta para los americanos.

Podemos afirmar, entonces, que la cultura que nos atañe en el presente material es sin dudas la cultura juvenil. A continuación analizaremos qué abarca el término juventud.

Extracto del libro Tribus Urbanas.

Por María J. Hooft.

Lee Para Líderes – Cultura Juvenil



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner