Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – 7 DISPARADORES DE ENCUENTROS CON DIOS EN EL SERVICIO

Para Líderes - 7 DISPARADORES DE ENCUENTROS CON DIOS EN EL SERVICIO

1. Un hospital es uno de los mejores lugares donde puedes llevar a tus jóvenes a comportarse como Jesús. Allí hay gente sola a quien nadie visita y el dolor puede respirarse en el aire. Si tus jóvenes se involucran en conversar con quienes están solos no solo le darán alegría a alguien, sino que su corazón será sensibilizado.

2. Establece un día de limpieza. Si tu iglesia está en una calle donde es común que haya basura y suciedad deja de culpar al gobierno. Tú tienes un ejército de jóvenes que puede dar un gran testimonio de que la Iglesia está para ayudar a los vecinos. Instantáneamente muchos se acercarán y allí los jóvenes podrán dar testimonio de por qué lo hacen.

3. Visita al menos anualmente un hogar de niños con tus jóvenes. Prepara con tus adolescentes canciones, títeres o coreografías que sean entretenidas para los niños. Tus jóvenes volverán de la experiencia más agradecidos de tener padres.

4. Hogar de ancianos. Prepara obras de teatro y cantos para los ancianos de algún geriátrico no cristiano. Usualmente las iglesias visitan centros cristianos, pero quién les va a hablar de Jesús a los no cristianos. Esa quizás sea la última oportunidad que tengan algunos de ellos y tus jóvenes pueden ser aquellos que lleven a cabo esta ‘importante misión. En estos centros realmente no pasa demasiado así que seguramente no será difícil conseguir el permiso.

5. Navidad debería tratarse de Jesús y no tanto de Santa Claus y de la sociedad [de consumo. Tú puedes refrescarle eso a tu barrio o comunidad de maneras positivas preparando con tus jóvenes villancicos para cantar desde algunas esquinas y por qué no un pesebre viviente en un parque.

6. Pintar una escuela pública en algún lugar necesitado. Todo sabemos que si es pública debería ocuparse el gobierno, pero por qué esperar sí sabemos que no lo ha [hecho en varios años. A tus jóvenes les encantará tomar este desafío para las vacaciones. Puedes pedir ayuda por el barrio para comprar la pintura (quizás algún negocio [ayude con materiales si pones su nombre en algún lado).

7. Organiza clases de apoyo escolar para adolescentes que necesitan ayuda con la escuela. Invita a padres y adultos de la congregación que pueden ayudar a ofrecer estas clases sin cargo o con precios muy bajos. Los padres de estos jóvenes estarán muy agradecidos si ayudas que a sus hijos les vaya mejor en la escuela o a no repetir el año. Esta es también una manera de usar el templo de manera más sabia que tenerlo cerrado toda la semana.

Tomado de Generación Líderes 2.0



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner