Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – 5 CARACTERÍSTICAS DE UN PROGRAMA JUVENIL SALUDABLE 4

Para Líderes - 5 CARACTERÍSTICAS DE UN PROGRAMA JUVENIL SALUDABLE 4

Continuemos.

A. Biblioteca de ideas.

Desde 1969 Youth Specialties [Especialidades juveniles] publica libros llenos de ideas probadas en el ministerio. Estos libros extraor­dinarios están escritos por obreros creativos que quieren contar sus éxitos. Más de 3.500 ideas se clasifican bajo categorías tales como juegos, acontecimientos especiales, discusiones importantes, dra­mas, rompehielos, publicidad, adoración, campamentos, misio­nes, actividades para alcanzar a otros, juegos creativos de enseñan­za, recaudar dinero, búsquedas, padres, estudios bíblicos, comunicación creativa y liderazgo estudiantil.

Si no tiene un juego de libros Ideas, quizá este debe ser su próxi­ma inversión primaria. Cuando obtenga los libros, mírelos a través del filtro de los cinco propósitos. Por ejemplo, si una idea lo ayuda­rá a cumplir el propósito de la evangelización, valdrá la pena anotar­la. Cuando leo los volúmenes, marco el material que encuentro útil o interesante y hago una fotocopia. Después clasifico las ideas en uno de estos siete archivos: (1) evangelización, (2) adoración, (3) comunión, (4) discipulado, (5) ministerio, (6) padres/familia, o (7) liderazgo.

La esencia de programar creativamente es simplemente su habi­lidad de encontrar una idea y adaptarla a su situación. Hasta una idea mala puede provocar un nuevo pensamiento. No se sienta pre­sionado por usar solo conceptos originales. He conocido a muchos obreros de jóvenes que eran creativos pero no eran eficiente. Si tu­viera que colocar una prioridad entre la creatividad y la eficiencia, escogería la segunda.

B. Listas de correo del ministerio para jóvenes.

Coloque el nombre de su ministerio y la dirección (no su núme­ro de teléfono) en cada lista de correo de ministerios para jóvenes que pueda. Muy pronto recibirá tanta propaganda que, además de llenar su cesto de basura, tendrá algunos materiales buenos. Aun­que lo del correo no me dé una idea para mi programa, quizá me muestre un modelo de un diseño gráfico.

C. Navegue por internet.

Es sorprendente ver cuántas ideas para el ministerio de jóvenes flotan en el espacio cibernético, por ejemplo www.desafiojoven.com

Casi cada vez que tengo acceso a la Internet, encuentro sitios nuevos del ministerio para la juventud llenos de ideas magníficas. Usted puede ver mi página de internet (www.dougfields.com) donde mantengo una lista al día de direc­ciones para el ministerio de jóvenes.

3. Además de una Personalidad, los Programas Necesitan Poder.

Un ministerio saludable con la juventud además de la personali­dad de un líder, debe ser poderoso. Si un líder con personalidad carismática deja que el ministerio se construya sin una base fuerte de liderazgo adicional, pronto decaerá. Sus programas del ministerio para la juventud solo serán tan fuertes como su equipo de apoyo.

Todos hemos oído que los gerentes con éxito «trabajan lo sufi­ciente como para perder su trabajo». ¡Bueno, me gusta mi trabajo! Aunque no quiero trabajar lo suficiente como para perder mi traba­jo, quiero que los demás conozcan los aspectos importantes de mi trabajo para yo poder reforzar las partes débiles del ministerio o in­vertir tiempo donde soy más eficaz. Tres acciones que podemos to­mar para llegar a ser líderes más saludables son, distribuir la respon­sabilidad, planificar las ausencias y capacitar a los sucesores.

A. Distribuir la responsabilidad.

Me cansé de la palabra delegar porque se ha convertido en un si­nónimo de descargar. Delegar a menudo comunica: «No tengo tiempo de hacer algo yo mismo, así que te lo descargaré». A nadie le gusta que le descarguen. Un mejor concepto es integración, que co­munica: «Quiero ayudarlo a participar en la vida del ministerio. Hagamos esta tarea juntos, con la idea de que no necesitará mi ayu­da la próxima vez; será capaz de hacerlo solo.» Si no divide la carga del trabajo, dañará la base de su ministerio y apagará la posibilidad de tener obreros que expresen sus dones.

B. Planificar las ausencias.

Para averiguar si su ministerio se basa en su personalidad, planee una ausencia espontánea. Confíele a uno de sus líderes que us­ted no dirigirá o no estará en cierto programa. Guíele un poco, pero dígale que va a estar solo. Si el programa no funciona, puede ser que usted tenga mucho de su personalidad en el programa. Si el programa funciona como estaba planeado, felicítese por desarro­llar un equipo de líderes capaces que no dependen de usted, y feli­cite a sus líderes.

C. Prepare sucesores.

Siento una pesada responsabilidad y el privilegio de guiar a líde­res potenciales que podrían tomar mi lugar en Saddleback en caso de que el Señor «me llame a casa» o me ordene servir en otra parte. Una de las satisfacciones más profundas en mi ministerio es ver el desarrollo espiritual y de liderazgo de los ungidos para este ministe­rio a quienes he ayudado a capacitar. No ha vivido completamente hasta que vea este fruto de su trabajo y de la guía amorosa de Dios.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes con Propósito”

Por Doug Fields

Lee 5 Características de un Programa Juvenil Saludable 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner