Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – 12 PRINCIPIOS BÁSICOS PARA EL MINISTERIO JUVENIL

Para Líderes - 12 PRINCIPIOS BÁSICOS PARA EL MINISTERIO JUVENIL

¿De Qué se Trata?: No hay nada más desafiante que el trabajo con la gente joven. Muchas veces las personas tienen un sincero deseo de trabajar en el ministerio juvenil, pero sencillamente no saben por dónde comenzar.
Lo que sigue no pretende ser un análisis profundo sobre el trabajo con adolescentes, sino son sólo algunos de los principios básicos que te proveerán un punto de partida para el trabajo con los adolescentes y jóvenes.

1. Un Ministerio Fundamentado en el Corazón de Dios.
El ministerio juvenil no es un escalón hacia un ministerio mayor, es el más alto llamado de Dios para alcanzar a aquellos que son su mayor preocupación (Joel 2:28).
Los jóvenes son el centro del escenario social cada día.
Los medios reflejan la razón de por qué Dios está tan preocupado por los jóvenes:

Se involucran en crímenes, son usados en la delincuencia y los envían a las guerras. Una estadística dio cuenta que el 80% de las personas convertidas al día de hoy lo hicieron antes de los 21 años.

Si estudiamos algunos de los pasados avivamientos en el mundo, vemos que han sido iniciados por jóvenes, por eso esta es la edad en donde Satanás ha puesto toda su atención.

2. No necesitan un “compinche” sino un líder real.
Se necesita más que una guitarra y un programa para alcanzar a la juventud. Los jóvenes no están buscando un “compinche” de quien aferrarse, ellos están buscando un líder maduro, que sea sincero, honesto y ungido.
Ellos necesitan saber que vas a estar con ellos todo el tiempo, especialmente en sus momentos de mayores necesidades. Que no estás preocupado por encontrar la forma de trepar más alto en el ministerio.
Necesitan saber que genuinamente te interesas por ellos y sus sentimientos. Necesitan un amigo pero no al nivel de ellos. Evita el amiguismo y las frases gastadoras (burlonas).

3. Hay que aceptar a los jóvenes tal cual Dios los trajo.
No trates de cambiar a los chicos. Ese no es tu trabajo. Cambiarlos es la tarea del Espíritu Santo. Nuestra responsabilidad consiste en comunicarles el incondicional amor de Dios por ellos.
No tiene por qué gustarte la manera en que se visten, las cosas que hacen o incluso lo que dicen, pero sí debes estar deseoso de aceptarlos como son.
Mientras ven tu amor y aceptación incondicional por ellos, y mientras Dios comienza a moverse en sus corazones, comenzarás a notar verdaderos cambios en ellos.

4. Aprende a caminar con sabiduría con los no creyentes.

Colosenses 4:5-6. Muchos jóvenes, tanto dentro como fuera del grupo juvenil, aún no han entregado sus vidas a Cristo.
Evangelismo es algo que los líderes juveniles hacemos mientras caminamos. Nuestro estilo de vida debería ser de una calidad tal que la gente pueda distinguirnos de los de afuera.
Algunas características del estilo de vida de un creyente son: consistencia, sensibilidad, dispuesto a escuchar, amor, fe, paz, bondadoso, semejante a Cristo.

5. Mantente atento a la dignidad de cada persona en particular.
Probablemente, uno de los mayores problemas que es común a la mayoría de los adolescentes es la baja autoestima. Es nuestra oportunidad y privilegio poder ayudar a los jóvenes a experimentar qué significa “ser hecho a imagen de Dios”.
Podemos ayudarles a descubrir su valor como individuo, sus talentos especiales, dones y habilidades. Luego que hayan entregado sus vidas al Señor, podemos ayudarles a descubrir su herencia como hijos de Dios.

6. Habla naturalmente, en términos familiares a ellos.
Los chicos no desean que “vengan a predicarles”. Ellos desean que les compartas tus experiencias y tu fe como una persona madura.
Debes tener presente dónde ellos están en su caminar con Cristo, y hablarles en su nivel de experiencia. Usa ilustraciones con las cuales puedan identificarse.
Sin embargo, en tu deseo por identificarte, no caigas en el error de una adolescencia extendida. Los jóvenes necesitan un modelo adulto, un adulto que descubrió su capacidad y el deseo de trabajar con jóvenes, y no un adolescente que ocasionalmente comparte el mundo de los adultos.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner