Bienvenido a Nuestro Blog

Eventos – SI HOY FUERA EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA… QUÉ HARÍAS? 1

Eventos - SI HOY FUERA EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA… QUÉ HARÍAS? 1

Las 9 propuestas que te presento a continuación puedes trabajarlas en un solo taller o bien en dos.

Preparación Previa.

El taller consiste en 9 propuestas. Cada una de ellas es presentada con música y proponiéndole al grupo diferentes actividades. Sobre una de las paredes del salón está escrito muy en grande: “Si hoy fuera el último día de tu vida ¿qué harías?”. Debajo de esta frase hay 9 carteles colgados y tapados. Son las 9 propuestas que se irán descubriendo a lo largo del taller. Cada propuesta será ambientada con una melodía distintiva y con luces adecuadas. Si disponen de tecnología, en lugar de los carteles pueden utilizar una pantalla gigante para presentar las 9 propuestas.

Desarrollo.

El coordinador dice: “Si hoy fuera el último día de tu vida ¿qué harías?”. El primer cartel es destapado y lee:

1. “¿Confesarías Tus Pecados?”

Entrégale a cada integrante el relato “Los Dos Agricultores”. Una vez que todos lo reciben, léelo en voz alta.

Los Dos Agricultores

“Una vez había una pareja de agricultores que no se llevaban bien entre sí. Un

gran barranco separaba sus dos granjas, pero como señal de su mutuo odio,

cada uno construyó una cerca de su lado del barranco para dejar al otro afuera.

Sin embargo, con el tiempo, la hija de uno de ellos conoció al hijo del otro y se

enamoraron. Decididos a no dejarse separar por los odios de sus padres,

derribaron la cerca y usaron la madera para construir un puente sobre el barranco.

La confesión produce eso. Confesar nuestros pecados es construir puentes de

regreso a la presencia de Dios. Pero aquellos secretos que procuramos

esconder, aún de Dios mismo, levantan una cerca entre Él y nosotros.

¿Guardás algún secreto o escondés algún pecado que no querés que ni Dios lo

sepa? Si es así, tu corazón está lejos de Él. Los que guardan secretos se alejan

de Dios. Los que son sinceros se acercan y lo confiesan. Hoy podés construir un

puente que te acerque a Dios. Hoy podés confesar lo que hay en tu corazón.

Hoy, Él quiere y puede perdonarte”.

Luego de leerlo pídele a cada joven que escriba, a continuación del relato, sus pecados no confesados o sus secretos más escondidos que lo separan de Dios. Mientras ellos escriben se oye un tema musical adecuado a la situación. Cuando todos finalizan el coordinador los guía en una oración de confesión, explicando que no hay nada que la sangre de Jesús no pueda limpiar.

(Nota: Una variante es que el relatos esté pegado sobre una cruz. Otra variante es que luego de leer el relato le entregues a cada joven una lista de pecados y allí marquen los suyos propios y luego, en un acto simbólico de renuncia, los tiren).

El coordinador vuelve a decir: “Si hoy fuera el último día de tu vida ¿qué harías?”. El segundo cartel es destapado:

2. “¿Perdonarías a los que te Lastimaron?”

En un costado hay una gran cruz. En el otro costado hay un gran corazón. En el corazón hay colgados pequeños carteles con frases de resentimiento, odio, deseos de venganza, amargura y dolor. Por ejemplo: “Jamás voy a perdonarte”. “Nunca olvidaré lo que me hiciste”. Etc.

El coordinador hace una breve reflexión sobre el perdón y un llamado a renunciar a los rencores. Luego invita a cada joven a que pase, saque del corazón uno de los carteles y lo clave en la cruz. Mientras van pasando, se oye un tema musical. Finalmente el coordinador los guía en una oración de renuncia y de perdón.

Cuando todos los carteles son quitados del corazón, se puede leer: “Ahora Soy Libre”.

(Nota: Una variante es que los carteles del corazón estén en blanco y cada joven después de recoger uno escriba en él su propio dolor o resentimiento, y luego vaya y lo pegue sobre la cruz).

El coordinador repite: “Si hoy fuera el último día de tu vida ¿qué harías?” Se muestra el tercer cartel:

3. “¿Orarías por los que Sufren?”

Se forman grupos, se les entregan revistas, diarios, afiches y fibrones y se les da un plazo de 15 minutos para realizar un colage que exprese dolor o sufrimiento, con el propósito de hacerles tomar conciencia de aquellos que sufren por diferentes motivos. Mientras trabajan la música ambienta el lugar. Luego cada grupo explica brevemente el sentido de su collage, y se invita a los jóvenes a orar por aquellos que sufren.

El coordinador insiste: “Si hoy fuera el último día de tu vida ¿qué harías?” Se presenta el cuarto cartel:

(CONTINÚA…)

Por Edgardo Tosoni

Lee Si Hoy Fuera el Último Día de tu Vida… ¿Qué Harías? 2



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner