Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – VERDAD O COINCIDENCIA? 2

Estudios Bíblicos - VERDAD O COINCIDENCIA? 2

Continuemos.

Aun el conocimiento casual de las profecías concernientes al Mesías debe convencer al más prejuiciado lector de la verdad bíblica. Pero alguna gente imaginativa cree que el cumplimiento de las profecías bíblicas se debe a la coincidencia.

«Tú puedes encontrar algunas de esas profecías cumplidas en el presidente Kennedy o en Martin Luther King», han dicho algunos. Sí, pero ¿podrías encontrar las 48 profecías principales concernientes al Mesías cumplidas en un solo hombre? Para contestar con una sola palabra: «No».

Las probabilidades de que esto hubiera sucedido por coincidencia, dice Peter Stoner en Science Speaks (La ciencia habla), es de una en 10 a la potencia de 157, o el número 10 seguido por 157 ceros. No puedes imaginarte un número tan grande o una probabilidad tan pequeña. La astronómica probabilidad de que esto sucediera hace claro que las profecías de la Biblia no son adivinanzas afortunadas. «Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo», como dijo Pedro (2º Pedro 1.21).

Ejercicio.

Desarrolla tu capacidad para enfrentar el mito de la coincidencia analizando cuántas de las siguientes profecías puedes asignar con precisión al profeta o al libro en el que se encuentran:

A. Génesis.               C. Isaías.                   E. Miqueas

B. Salmos.                D. Jeremías.               F. Zacarías

Las preguntas son:

1. Jesús nacería de una virgen (Mateo 1.18-25).

2. De la tribu de Judá (Lucas 3.23-33).

3. Descendiente de Isaí (Lucas 3.32).

4. De la casa de David (Lucas 3.32).

5. Nacido en Belén (Mateo 2.1).

6. Precedido por un mensajero (Mateo 3.1-2).

7. Entró a Jerusalén en un asno (Lucas 19 35-37).

8. Traicionado por un amigo (Mateo 26.48-50).

9. Traicionado por 30 piezas de plata (Mateo 26.15).

10. Calló ante sus acusadores (Mateo 27.12).

11. Sus manos y pies perforados (Lucas 23.33; Juan 20.25).

12. Crucificado con ladrones (Mateo 27.38).

13. Intercedió por Sus perseguidores (Lucas 23.34).

14. Sus vestiduras fueron repartidas (Juan 19.23).

15. Echaron suertes sobres Sus vestiduras (Juan 19.24).

16. Le ofrecieron vinagre mezclado con hiel (Mateo 27.34).

17. Sus huesos no fueron rotos (Juan 19-33).

18. Su costado fue abierto con una lanza (Juan 19.34).

19. Fue enterrado con los ricos (Mateo 27.57-60).

20. Su resurrección (Hechos 2.31).

Respuestas:

1. C (Isaías 7.14).                   2. A (Génesis 4910)                3. C (Isaías 11.1)

4. D (Jeremías 23-5)              5. E (Miqueas 5.2)                   6. C (Isaías 40.3)

7. F (Zacarías 9.9)                  8. B (Salmo 41.9)                     9. F (Zacarías 11.12)

10. C (Isaías 53-7)                11. B (Salmo 22.16)                  12. C (Isaías 53-12)

13. C (Isaías 5312)                14. B (Salmo 22.18)                 15. B (Salmo 22.18)

16. B (Salmo 69:2)                 17. B (Salmo 34.20)                 18. F (Zacarías 12.10)

19. C (Isaías 53:9)                 20. B (Salmo 16.10).

Extracto del libro “No Dejes Tu Cerebro en la Puerta”

Por Josh McDowell y B. Hostetler



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner