Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – TENGO MIEDO 2

Estudios Bíblicos - TENGO MIEDO 2

Continuemos.

¿Cómo puedes enfrentar tu miedo?

Mira lo qué dice David en el Salmo 34:4 y 6.

¿Cuándo nos libra el Señor? Cuando CLAMAMOS en forma específica. Por ejemplo: “Señor, tengo miedo de que vuelvan a tratarme mal. De sentirme un inútil cuando me piden que haga algo. Líbrame, Dios”.

Entonces, Dios nos libra por medio de su verdad. Nos da una palabra de verdad que nos libra del temor. Por ejemplo: “Señor, tu Palabra dice que todo lo puedo en Cristo que me fortalece y que vos me has dado capacidad y no me consideras un inútil. Creo esta palabra tuya”.

Otro ejemplo: “Señor, tengo miedo de que se me rían y me rechacen cuando les hable a mis compañeros de Jesús. Líbrame de este temor Señor, en el nombre de tu Hijo”.

Dios nos da, entonces una palabra que nos fortalece. Por ejemplo Jeremías 1:8-10.

Cuando David clamó, Dios le dio una palabra específica que David creyó, ¿cuál fue? (vs.7).

Cuando le creemos a Dios y rechazamos la mentira de Satanás, somos librados y nuestros temores desaparecen. Pero es necesario orar, pedirle al Señor una palabra específica sobre ese miedo que nos perturba, creerla y proclamarla en oración. Es muy bueno que memoricés y anotés versículos bíblicos que Dios te dé, para poder recordarlos, creerlos y repetirlos cada vez que Satanás intente producirte miedo con sus mentiras.

Lee Filipenses 4:6-9. En el vs.6 Pablo dice: “no se inquieten por nada”.

Y ahora lee Isaías 43:1-5. ¿Qué te dice el Señor? ¡No temas porque yo te redimí! ¡No temas porque yo estoy contigo!

Dile a Dios cuáles son tus miedos, háblale de tus preocupaciones, desahógate en él, y su paz, que está más allá de tu entendimiento, guardará tu corazón y tu mente. Esta promesa no significa que todo se resolverá inmediatamente, pero al poner tu fe en la Palabra de Dios dejarás de creer las mentiras del maligno. Y al pensar en lo que es correcto, verdadero, puro, amable y bueno, dejarás de pensar en tu miedo, y éste desaparecerá.

Dios te da paz (vs.7) porque Él es el Dios de paz (vs.9). Cada vez que sientas miedo enfócate en la Palabra de Dios y declárala. Rechaza en el nombre de Jesús las mentiras del maligno. Dios guardará tu corazón con su paz.

Piénsalo.

¿A qué le tienes miedo? ¿Es un temor natural o irreal?

¿En qué área específica de tu vida necesitas la paz de Dios hoy? Practica lo que has aprendido hoy.

Y para cuando sientas miedo: Nehemías 6:14. Salmo 23:4, 27:3, 46:1 al 3, 56:3-4, 11. Josué 1:9. Jeremías 1:8-10. Daniel 10:19. Isaías 8:12b, 43:1-3. Salmo 91, 112:7. Juan 14:27. Hechos 11:27, 18:9-10.

Extracto del libro “Verdades Que Sanan”

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner